Camino al trabajo

Aquí va mi personal camino para encontrar un trabajo en condiciones después de estar un tiempo en el paro.

Después de haber estado en una empresa pequeña en la que prácticamente era como estar con tu familia, estaba claro que lo de pasar por otra cárnica (En el post gente comprometida con el proyecto os enseño como identificar una cárnica en tres simples pasos), era algo que ni me planteé.

Lo que si me plantee, es usar a alguna cárnica para encontrar a algún cliente en el que trabajar directamente contratado con el cliente, y que la cárnica no fuera más que un intermediario para llegar a donde quería. Por eso eché curriculums en algunas ofertas no demasiado buenas, pero que literalmente ponía “posibilidad de incorporación en cliente” Cojonudo! exactamente lo que buscaba.

Así que me presenté en el cliente (Un banco bastante grande), junto con la persona de la cárnica correspondiente (A la cual conocí 5 minutos antes de entrar en la entrevista y no volví a verle). La entrevista no iba del todo mal, hasta que les dije que tenia un proyecto propio que ya estaba terminado. En ese momento me hicieron la pregunta que hizo que cualquier tipo de esperanza que tuviera puesta en la entrevista, se desvaneciera: ¿Este proyecto tuyo será un impedimento para trabajar aquí? 

¿En serio? ¿He venido a una entrevista, porque voy a dedicar mi tiempo a trabajar en un proyecto por el cual no me vais a pagar? Un sinsentido completo, además, ¿El tener un proyecto propio no implica iniciativa propia, y debería ser considerado como algo positivo? ¡Empresa descartada!

Aun así parece que les caí en gracia al cliente, y me ofrecieron el trabajo. Lo malo es que tenía que ser a través de la cárnica. Se lo dije bien clarito: Estoy buscando trabajar en cliente, con contrato con cliente, y eso mismo ofrecíais en la oferta. Por supuesto lo de “posibilidad” de incorporación en cliente, “era posibilidad con el tiempo”. Ya decía yo que una cárnica diera esa oportunidad. Aun así me ofrecieron un sueldo ridículo, y les dije que por menos de chopocientos mil euros, ni lo consideraría.

Imaginaos mi sorpresa, cuando a los pocos días me vuelven a llamar, diciéndome que no podían alcanzar la cifra que pedía, pero que ellos habían decidido rebajar su tarifa con el cliente para que yo cobrase más, pero aun así no llegaban a lo que pedí. Una cárnica se estaba bajando los pantalones delante de mi!!! Eso si que no me lo esperaba… aunque no cambió nada. Me habían demostrado que no querían trabajar conmigo, ya que el cliente se negaba a contratarme directamente desde el principio (Es algo que no entenderé, si necesitas alguien a largo plazo, es más fácil contratar directamente a alguien, que pagar un sobre coste por esa persona), les dije que visto lo visto eran mi última opción, literalmente. Me dijeron que como les iban a decir eso al cliente, que ellos no iban a esperar a que buscase yo otras opciones. Así que pasó lo que tenia que pasar: Lo rechacé sin ni siquiera pestañear.

Tuve otras entrevistas, donde me hicieron pasar tests de pensamiento abstracto, y preguntas de recursos pseudo-humanos absurdas. Y una de esas empresas, que era una cárnica de las que se va dando de guay, me ofrecieron lo que pedí. Pero les dije que aun no podía aceptar la oferta, ya que estaba en “otros procesos de selección” y no quería descartar nada desde el principio ¡¡Y me dijeron que esperarían!! Señoras y señores, otra empresa más que se baja los pantalones!! Definitivamente están desesperados por encontrar a alguien con experiencia.

Por supuesto esta última oferta tenía una utilidad práctica: Hacia unos meses había hecho una entrevista en una empresa relativamente pequeña donde buscaban gente para renovar la arquitectura propia que tenían, y que era del paleolítico. Tenia muy pinta, pero yo aun estaba acabando mi proyecto, y les dije que si podían esperar un par de meses, y parece que no tenían mucha prisa, ya que me dijeron que no había problema. Al cabo de esos dos meses, me volvieron a llamar para una entrevista casi definitiva, y lo bueno, es que ya tenia esta otra oferta sobre la mesa (Con pre-contrato en mi e-mail y todo) y les dije lo que había, y que si podían superar esa oferta, no me lo pensaría dos veces. En realidad si me hubieran ofrecido exactamente lo mismo o un poco menos, habría aceptado igualmente, ya que el trabajo era en cliente final y tenia muy buena pinta.

La cosa es que funcionó, superaron la oferta que tenia de la otra empresa, y pude conseguir un trabajo bastante decente sin tener que volver a pasar por el trago de otra cárnica, y espero que siga siendo así durante mucho tiempo.

Al final el poner empeño en negarse a ser simple carnaza que puedan vender al peso tuvo sus frutos. Y si vosotros estáis en algún momento en una situación parecida, no aceptéis lo primero que os ofrezcan, ya que por suerte en el mundo de la programación, los trabajos no faltan.

Si pagas con plátanos…

Hacia tiempo que quería escribir sobre un tema bastante peliagudo, a la vez que actual desde hace unos años, que no solo se puede aplicar al mundo de los desarrolladores, sino a toda la gente en general.

Hace unas semanas $LaQueIntentaSaberDeEsto empezó a trabajar de nuevo después de un tiempo sin encontrar nada. Al principio todo eran buenas expectativas, ya que aunque no fuera el trabajo de su vida, si parecía que podía haber buen ambiente, un horario que le encajaba con su forma de ser, y además ya había hecho algo parecido.

En su entrevista con el de recursos pseudo-humanos le dijo que les costaba encontrar gente para trabajar, y que los que entraban, terminaban saliendo a los pocos meses. Tanto era así, que de la plantilla de unas 60 personas, 50 eran nuevos. En ese momento yo pensé pero que cojo***, tal y como están las cosas que no encuentren a gente para trabajar y que encima quieran quedarse es muy muy raro. Pero todo esto se destapó a los pocos días de estar trabajando allí.

Las condiciones de trabajo son un autentico desperdicio fecal. De hecho lo voy a poner en una lista, para que podáis ver bien porqué la gente les dura un santiamén y les cuesta encontrar más personas:

  • El encargado es un inútil que trata a todos (Empleados y clientes) como si fueran basura, y por supuesto, no sabe ni la mitad de las cosas que tendría que saber (Algo tan básico como manejar el ordenador de caja)
  • Los horarios son siempre de tarde entre semana, y los fines de semana se cierra a las 12 de la noche. Ahí es nada.
  • El sistema informático que tienen montado es del paleolítico y los procedimientos parecen escritos en tablillas con cincel y martillo.
  • No dan las suficientes horas a todo el mundo para poder tener un sueldo en condiciones.
  • El sueldo es de 5 Euros netos la hora!! Hasta de mendigo se ganaría más.
  • Lo único bueno es que las horas extras se pagan muy bien.

Si después de esto los pseudo-humanos no encuentran razones para que la gente no dure nada allí y les cueste encontrar personas que quieran trabajar es que no ven más allá de sus narices, y mira que la solución es sencilla para este caso: Despedir al inútil del encargado y contratar a alguien válido, renovar el sistema informático, y ya que pagan tan bien las horas extras, podrían bajar un poco estas, y subir el sueldo por hora de los empleados. Con estos cambios tan obvios, la gente probablemente se mataría por trabajar allí, porque además, clientes no les faltan, los fines de semana se forman colas enormes.

Como podéis ver, es el problema que está teniendo España desde hace años: Pagan unos sueldos de miseria aprovechándose de la crisis para poder así llenarse los bolsillos los de arriba. Pero… ¿Que pasa con esta política de pagar poco? Que al final la gente se harta, y se busca algo mejor al poco de estar trabajando allí, dejando tirada a la empresa, y con razón además. Por supuesto las empresas se sorprenden de que la gente no quiera trabajar con ellos aun con esta crisis y que además la gente deje el trabajo, o que los trabajadores estén a disgusto en su puesto y no rindan como deben.

Los desarrolladores hemos sido de los primeros en sufrir este tema, ya que casi sin ninguna duda, somos los trabajadores que más cambian de empresa durante su vida, porqué que en la propia empresa poder ascender y poder ganar más dinero, es algo que solo existe en las descripciones de ofertas de empleo donde te auguran que son “lideres en su sector”. Las cárnicas nos contratan como si fuéramos ganado, nos venden al cliente al peso, nos pagan una miseria y luego ellos se embolsan una cantidad generosa solo por llevarte hasta el cliente. Siento decirlo, pero nos han obligado a ser los más mercenarios del entorno laboral, ya que parece que una empresa no entiende que si tratase bien a sus empleados y les pagase en condiciones, tendría una productividad enorme, pero noooooo, eso no es rentable, tratar a los empleados como personas es algo que no se debe hacer -Nótese el sarcasmo bien acentuado-.

Todo este post viene a resumirse en una frase que todo empresario debería grabarse a fuego en la cabeza: Si pagas en plátanos, lo que consigues son monos. Y me temo que el 99% de las empresas no son zoológicos reales, así que ahí os dejo eso.