Ya llegó el Pebble time

Después de mucho esperar (gracias a los señores de correos y su gran habilidad para perder paquetes) por fin tengo en mi poder el nuevo Pebble Time, y hace tiempo que quería poder escribir sobre este tipo de relojes.

Pebble Time

Para el que no lo conozca es la segunda versión del smart-watch (Que mal me ha sonado esta palabra siempre…) Pebble, lanzado hace unos años en la plataforma de crowdfunding Kickstarter, y que en esta última versión ha batido todos los records de financiación, llegando al millón de dolares recaudados en tan solo 40 minutos. Ahí es nada.

En este momento ya se puede comprar por el público general por 250€ en España (Que mal le ha sentado el cambio de dolares a euros). El mio lo conseguí a través de la campaña de kickstarter, lo cual lo hace una versión exclusiva que incluye en la parte de atrás una serigrafía de “Kickstarter backer”.

Parte trasera Pebble Time

Desde hace ya unos cuantos meses parece que hay una fiebre por los wearables (llevables/ponibles. No hay una traducción digna para este palabro), que se ha desatado con la llegada del Apple Watch, aunque ya con los relojes que llevan incorporados Android Wear se la ha dado un buen empujón a todo el mercado.

Tanto el reloj de Apple, como todos los que llevan el sistema de Google, llevan una pantalla tactil del mismo tipo que los moviles, lo que hace que el consumo en estos aparatos sea excesivo, y en menos de un dia, tengas que ponerlo a cargar como si fuera tu movil. Y aquí es donde entran las ventajas del Pebble en juego: Este reloj lleva una pantalla e-paper (Que no es tinta electrónica ojo, sino una LCD de ultra-bajo consumo), y además no es tactil. ¿Que se consigue con ello? Que la autonomía del dispositivo se alargue enormemente hasta los 7 días según la gente de Pebble. En la versión inicial del reloj, la pantalla era en blanco y negro, pero en el Pebble Time, han cambiado a una pantalla en color, pero sin disminuir la autonomia, lo que es un gran paso adelante. Eso si, la resolución de la pantalla sigue siendo la misma para poder tener completa compatibilidad con las aplicaciones del Pebble original. Además todo el interface se mueve con 4 botones más que suficientes para realizar todas las acciones necesarias en el reloj, y que influyen a la hora de una autonomía enorme.

Pebbles

El nuevo Pebble Time tiene un cuerpo más delgado, y se siente más ligero que su predecesor, a parte de que su diseño parece menos de jueguete, aunque muchos lo sigan tachando de ello. Por otra parte, su software ha pegado un cambio radical, incluyendo multitud de animaciones entre pantallas, y sobre todo, la inclusión de lo que llaman “Timeline”. Este timeline, no es más que una agenda de eventos futuros (Que se ven pulsando el botón lateral inferior), y eventos pasados (Pulsando el botón lateral superior). A no ser que seas un obseso del control del tiempo, no le sacarás mucho jugo.

Sin embargo lo que si destaca es su forma de manejar las aplicaciones en el reloj. En la versión anterior, tenias la posibilidad de almacenar hasta 8 aplicaciones (Entre aplicaciones y watchfaces) y punto. En el nuevo Pebble puedes tener aplicaciones teoricamente infinitas, ya que las que más se usen, estarán constantemente en la cache del reloj, pero cuando ejecutes una que no lo esté se cargara en el mismo momento desde tu móvil. Tengo que decir que no tenía mucha fe en este sistema, pero al probarlo, simple y llanamente funciona de maravilla.

El cargador de este reloj, sigue siendo magnetico al igual que su predecesor, pero en este caso se encuentra debajo del propio reloj, y no en un lateral como el Pebble original, lo que hace que sea más propenso a poder crear docks que integren facilmente el cargador.

Como podéis ver en la siguiente imagen, mi Pebble original en su dock, no es que tenga una integración muy buena con el cargador.

Pebble Original en el dock

Si esto no es suficiente para que os entren ganas de comprar uno, deciros que Pebble ha dado la opción a la gente, de fabricar smartband, o dicho de otra manera, correas que hagan algo más que la simple función de sujetarlo a la muñeca. Gracias a su conector trasero de carga, se podran crear correas con bateria extra, pulsometro, GPS, o cualquier otra función que se os pueda ocurrir.

Como broche final, deciros que de este reloj no se puede esperar que tenga aplicaciones muy llamativas como Android Wear o Apple Watch, ya que está limitado mucho por su hardware y su interfaz, pero dado la cantidad de desarrolladores interesados en el, hay una cantidad de aplicaciones inmensa dentro de su store. Así que si esperais que haga maravillas el reloj, os equivocais de producto. Con el Pebble tendras todas las notificaciones de tu móvil en la muñeca sin ningún problema y otras opciones muy interesantes, pero no tendrás toda la potencia de un móvil, como parecen querer incluir todos los demás smartwatches, cosa que para mi por ahora, me es más que suficiente, ya que su utilidad real siempre ha sido el mostrar las notificaciones de forma rápida.

Por último, os dejo un pequeño vídeo de “análisis” que he realizado comparando el Pebble Time, con su antecesor, el Pebble original, para que podáis ver más de cerca todo lo que aquí os cuento.