Gadgeto-adicto

Como buen friki que soy, cualquier cacharrito electrónico siempre me ha llamado la atención desde pequeño. Por lo visto con 3 años, era ponerme en el asiento del conductor de un coche, y yo estaba encantado, por supuesto por esa epoca un coche era lo mas cercano a algo electrónico que había en mi familia a parte de la tele, así que yo era feliz. Lo que pasa es que con los años uno se hace mayor, y con ello mas exigente.

Después de eso, lo siguiente fue un Spectrum ZX+2 con sus cintas para juegos, y su típico ruidito de cargando (Aun me acuerdo del load «» + enter), para después pasar a la primera gameboy, y de ahí ir subiendo gradualmente hasta hoy.

Casio con mando a distanciaLa primera vez que me compré un cacharro realmente friki, fue cuando tenia 12 o 13 años aproximadamente. Me dejé todos mis ahorros de varios años en el trasto mas chulo que habia visto en mi vida. Un reloj con mando a distancia. Probablemente muchos aun lo recordéis, era el Casio CMD-40, y el chico que tenia uno en esos años, simplemente era el amo y señor de la clase. Si, como muchos imagináis, lo use sin compasión cuando los profesores nos ponían algún vídeo en clase, y las risas eran mayúsculas viendo como un profesor, ya entrado en años, intentaba ver porque demonios la tele se cambiaba sola. Todo un show digno de ver.

Si realmente os acordáis de este reloj, habréis oído el rumor de que era capaz de abrir coches ¿Verdad? Bien, pues NO ERA UN RUMOR. Aquí, el que escribe y canta, pudo abrir el Renault 19 de su tío, con su genial relojito. Por supuesto este mando a distancia iba por infrarrojos (Método de cierre por mando que ya ningún coche usa), y dado que el reloj era capaz de copiar cualquier señal de infrarrojos, y almacenarla en su memoria, para después emitirla como si fuera la señal real, tenia que poder abrir el coche.

Este reloj aun lo tengo guardado a buen recaudo porque es una autentica joya para cualquier friki que se precie. Hasta hace relativamente poco, dejé de usar reloj, ya que llevando móvil, era una tontería usarlo. Ahora mismo llevo un Pebble, que para el que no lo sepa, es probablemente hasta la fecha, el smartwatch mas vendido, y que puede resultar muy útil, sobretodo porque la batería dura una semana, y es relativamente barato.

Este sin duda fue el gadget/cacharro mas friki que tuve en mi infancia, junto a el autentico tamagochi, y mi primer reproductor mp3 Samsung Yepp con tarjetas de memoria Smartmedia de 32 megas que tuve, cuando la palabra mp3 para la gente, era como hablarle en esperanto.

Esto respecto a gadgets, porque respecto a juguetes, tener pistolas Lock On, simple y llanamente, fue el sumum de mi infancia friki. Me juego el cuello a que nadie ha oído hablar de esto, porque para la época era algo bastante caro, y no se publicitó mucho. Era un laser tag casero, pero que sin duda solo por su forma de visualizar las vidas que te quedaban, se podía ser el niño mas feliz del mundo. Imaginaos que lleváis una cinta atada a la cabeza, que llevaba un visor como el de los saiyan (Si,habéis leído bien), que era de verdad y donde se veían las vidas. Que baje Dios y lo vea, si todo niño no ha deseado alguna vez tener uno de esos durante su infancia. Era simple y llanamente el mejor juguete que he tenido en mi vida. Eso si,el pack con las dos pistolas, y los dos visores, comía pilas que daba gusto. Pero mis padres lo pagaban encantados con total de verme todo el día con el visor de Vegeta puesto.

Pistolas Lock-ON

Pistolas Lock-ON

Ahora que ya tengo mis ingresos propios desde hace años, mis friki-adquisiciones adquirieron un ritmo muy superior, pero no son tan dignos de nombrar como los anteriores, los cuales guardo todavía con muchísimo cariño, y que a estas alturas aun funciona perfectamente.

Y vosotros, ¿Cual ha sido el gadget/aparato que mas ilusión os hizo? Dejad vuestros comentarios, a ver si entre todos conseguimos hacer una recopilación digna de estar en una vitrina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.