Adiós ventanitas

Gracias a uno de mis familiares lusers, he tomado una decisión, que tendría que haber tomado hace mucho tiempo atrás.

Un día mi luser-cangrejo, me vino diciendo que el portátil de la luser-cangreja no funciona, le habían instalado Linux (Elementary OS para ser más específico) y no arrancaba. Visto el panorama, dejarle a un luser una versión de Linux tan relativamente poco estable no me pareció la mejor alternativa que pudieron darle.

Cuando lo tuve en mis manos, vi que las X (El entorno gráfico paentendernos) decidieron morir sin más explicaciones. Así que vi la oportunidad de poder aplicar la resucitación de portátiles estándar que suelo hacer en estos casos: Lubuntu al canto y va que se chuta. El portátil quedó impoluto, funcionando a las mil maravillas y con todo lo necesario instalado. Por supuesto no necesité más de 45 minutos. Ventajas de un Linux ligero. Lo devolví a su dueño, y a olvidarse de otra tarea más de pringao en mi historial.

A los pocos días, mi luser-cagrejo me escribe y me dice, que el Linux este es una mierda, que se pierde con el, que no funciona y mil historias más. Por supuesto le respondí, que si no le dedica 5 minutos a ver como son las cosas, a estas alturas no sabría ni como se maneja un ratón. Y lo de que se queda bloqueado, ni por asomo me lo creía después de haber trasteado con el lo necesario para ver que iba como un tiro. ¿Su respuesta? Que quiere que le instale Windows porque le va mal.

Esto ya me empezó a oler mal. A base de adoctrinamiento por las malas y poniendo en evidencia una y otra vez, que lo que quería hacer, se podía hacer, y perfectamente, consigo ver sus intenciones iniciales: No quiero Linux porque es una mierda. Instálame Windows. 

Aaaaaaaaacabaramos. Visto que eres tan lerdo que no sabes aprender algo que es casi un calco de Windows, quieres volver a la mierda antigua PORQUE SI. Por supuesto siguió con lo de que se le queda pillado y que se lía blablabla… Más excusas para no querer aprender nada de nada como siempre.

En este momento se me encendió una luz, que yo sabía que andaba por ahí, pero que aun no sabía donde estaba su interruptor para encenderla de una vez por todas. Pero por fin lo había encontrado.

-¿Quieres Windows? Perfecto, tráeme el portátil, que yo te instalo win8.1 con un montón de cosas, y a ver cuanto te dura el PC sin querer suicidarse. Que no sea por no avisar…

En cuanto volví a tenerlo entre manos, ni me lo pensé. No quería ni ver donde “fallaba” ni nada por el estilo. Le enchufé una imagen de Windows 8.1 con un montón de cosas ya preinstaladas, y arreando. Al entregárselo, se lo dije bien claro: Esto va a explotar de aquí a menos y na. Por supuesto, le importó tanto como si una mota de polvo saliera volando por la ventana del salón, tarareando una canción de Camilo Sexto.

Dada la advertencia final, decidí revelar ya mis verdaderas intenciones: NO VOY A VOLVER A  INSTALAR WINDOWS SIN BILLETES DE POR MEDIO, JAMÁS.  ¿Su reacción? La misma que al decirle, que el PC implosionaría cuando menos se lo esperara.

Después de años haciendo de servicio técnico gratuito de mocosof, he llegado a mi límite. Si la gente quiere mierda gratuita que se la busque en otro sitio, aquí se han dejado de aceptar esos encargos. Si quieres algo bueno de verdad, bienvenido, yo te enseñaré el camino de la luz. Pero si quieres volver a las defecaciones mal olientes, quiero ver dinero de por medio. A partir de ahora si me tengo que ensuciar, lo haré con pasta por delante.

Por desgracia para mi, voy a tener que usar Windows a veces. La administración electrónica de España nos lo pone complicado a los que usamos Linux (Y decir complicado es un eufemismo). Y por desgracia, para tunear móviles, también la mayoría de veces hay que pasar por el aro queramos o no. Obviamente si me tengo que ensuciar las manos por mi mismo, no me queda más remedio, pero para los demás, se acabó.

Así que señoras y señores, El Que Sabe De Esto, se retira del mundo de las ventanitas, quitándose un peso de encima, que llevaba muchos años aguantando. Hasta nunca Windows.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.