La pereza del móvil

Hace ya unos meses cree un blog para $LaQueIntentaSaberDeEsto para que los días en la mayor empresa de España se le pasaran algo más amenos, y en un futuro pudiera tener una carta de presentación 2.0 (Eso que tanto gusta a los de recursos pseudo-humanos). Ya que estaba también, le dije que abriera algunos perfiles en redes sociales para darle un poco de bombo a lo que escribiese y que la gente fuera conociéndolo.

Lo malo de esto, es que $LaQueIntentaSaberDeEsto parece que no entiende lo que le digo del todo, ya que justamente lo está haciendo al revés: En vez de escribir mucho en el blog y publicarlo por redes sociales, se dedica a publicar multitud de cosas en redes sociales, pero a escribir nada en el blog, con la consecuencia de que el wordpress lleva cogiendo polvo desde hace meses sin ninguna entrada nueva, mientras que en postureogram, no hace más que colgar fotos día si y día también sin relación alguna con el blog.

Y… ¿Qué tiene que ver todo esto con el título del post? Os preguntareis. Viene a que el problema de todo esto, es el maldito móvil. Está tan enganchada a él, que lo de encender el PC y ponerse a escribir algo, es como si tuviera que hacer tres iron man seguidos, y justo después escalar el Everest marcha atrás, con los ojos vendados y cantando el lalala.

Lo malo es que no es solo a ella a la que se le ha soldado con adamantium el móvil a la mano, la gran mayoría de gente está igual. Esto no sería malo si se usase con un poco más de cabeza, peeeeeero, la gente, en general, no usa la cabeza (Esto es un hecho). Se han convertido en simples zombies de Internet. Y esto viniendo de alguien que se pasa muuuuuchas horas pegado a una pantalla por su trabajo y por afición, ya es mucho decir.

iZombie

El scroll infinito del postureogram viendo fotos, pulsando en me gusta (Nunca he entendido lo del me gusta ¿Pagan por la cantidad de me gusta recibidos? Como programador entiendo el sentido, recopilar datos de personas en plan Gran Hermano para luego bombardearle con publicidad hasta la saturación, pero como usuario, los me gusta sirven para… yo que se!) sin sentido alguno, es exactamente como ponerse delante de la tele con programas del corazón y vaciar la cabeza de cualquier pensamiento que puedas tener, hasta que estés enganchado.

Por eso mismo ahora usar cualquier otro aparato que no sea el adorado móvil está descartado, lo que implica que si necesitas hacer algo con el PC, no lo harás porque te da pereza no poder hacerlo con el móvil. Vale, que si, que se puede escribir un post en wordpress desde el móvil con la aplicación, pero intenta tu darle un poco de formato al post desde un móvil para que tenga sentido, y luego me cuentas cuantas neuronas has perdido por el camino, antes de desistir en tu empeño. La cosa es que antes, como no había móviles-más-inteligentes-que-tu no te quedaba más remedio que ponerte delante de un PC, y ya estando ahí, la pereza se reducía para poder crear algo más elaborado. Pero como todo, los tiempos cambian.

¿Qué consecuencia tiene esta pereza móvil? Que al final el contenido que se genera, es un contenido insulso, temporal, que una vez visto, nunca jamás te acordarás de ello, y que como intentes buscarlo de nuevo, te costará más que levantarte un día de invierno de debajo de la manta; mientras que si escribes un post con contenido organizado, con sentido, la gente podrá volver a el para ver la información mucho más rápido, por no decir que, con un blog puedes llegar prácticamente al 100% de la gente que use Internet, mientras que con las redes sociales, no podrías tener el mismo alcance, ya que (aunque parezca que no es así ahora mismo) no todo el mundo usa las redes sociales.

Así que queridos iZombies ¡SOLTAD DE UNA PUÑETERA VEZ EL MÓVIL! ¡Que lo usáis ya hasta para bañaros! Dadle un poco más a las neuronas, y en vez de consumir ciber-cotilleos cread algo con un poco de más de sustancia que un Me gusta y un comentario de «xD».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.