Adiós ventanitas

Gracias a uno de mis familiares lusers, he tomado una decisión, que tendría que haber tomado hace mucho tiempo atrás.

Un día mi luser-cangrejo, me vino diciendo que el portátil de la luser-cangreja no funciona, le habían instalado Linux (Elementary OS para ser más específico) y no arrancaba. Visto el panorama, dejarle a un luser una versión de Linux tan relativamente poco estable no me pareció la mejor alternativa que pudieron darle.

Cuando lo tuve en mis manos, vi que las X (El entorno gráfico paentendernos) decidieron morir sin más explicaciones. Así que vi la oportunidad de poder aplicar la resucitación de portátiles estándar que suelo hacer en estos casos: Lubuntu al canto y va que se chuta. El portátil quedó impoluto, funcionando a las mil maravillas y con todo lo necesario instalado. Por supuesto no necesité más de 45 minutos. Ventajas de un Linux ligero. Lo devolví a su dueño, y a olvidarse de otra tarea más de pringao en mi historial.

A los pocos días, mi luser-cagrejo me escribe y me dice, que el Linux este es una mierda, que se pierde con el, que no funciona y mil historias más. Por supuesto le respondí, que si no le dedica 5 minutos a ver como son las cosas, a estas alturas no sabría ni como se maneja un ratón. Y lo de que se queda bloqueado, ni por asomo me lo creía después de haber trasteado con el lo necesario para ver que iba como un tiro. ¿Su respuesta? Que quiere que le instale Windows porque le va mal.

Esto ya me empezó a oler mal. A base de adoctrinamiento por las malas y poniendo en evidencia una y otra vez, que lo que quería hacer, se podía hacer, y perfectamente, consigo ver sus intenciones iniciales: No quiero Linux porque es una mierda. Instálame Windows. 

Aaaaaaaaacabaramos. Visto que eres tan lerdo que no sabes aprender algo que es casi un calco de Windows, quieres volver a la mierda antigua PORQUE SI. Por supuesto siguió con lo de que se le queda pillado y que se lía blablabla… Más excusas para no querer aprender nada de nada como siempre.

En este momento se me encendió una luz, que yo sabía que andaba por ahí, pero que aun no sabía donde estaba su interruptor para encenderla de una vez por todas. Pero por fin lo había encontrado.

-¿Quieres Windows? Perfecto, tráeme el portátil, que yo te instalo win8.1 con un montón de cosas, y a ver cuanto te dura el PC sin querer suicidarse. Que no sea por no avisar…

En cuanto volví a tenerlo entre manos, ni me lo pensé. No quería ni ver donde “fallaba” ni nada por el estilo. Le enchufé una imagen de Windows 8.1 con un montón de cosas ya preinstaladas, y arreando. Al entregárselo, se lo dije bien claro: Esto va a explotar de aquí a menos y na. Por supuesto, le importó tanto como si una mota de polvo saliera volando por la ventana del salón, tarareando una canción de Camilo Sexto.

Dada la advertencia final, decidí revelar ya mis verdaderas intenciones: NO VOY A VOLVER A  INSTALAR WINDOWS SIN BILLETES DE POR MEDIO, JAMÁS.  ¿Su reacción? La misma que al decirle, que el PC implosionaría cuando menos se lo esperara.

Después de años haciendo de servicio técnico gratuito de mocosof, he llegado a mi límite. Si la gente quiere mierda gratuita que se la busque en otro sitio, aquí se han dejado de aceptar esos encargos. Si quieres algo bueno de verdad, bienvenido, yo te enseñaré el camino de la luz. Pero si quieres volver a las defecaciones mal olientes, quiero ver dinero de por medio. A partir de ahora si me tengo que ensuciar, lo haré con pasta por delante.

Por desgracia para mi, voy a tener que usar Windows a veces. La administración electrónica de España nos lo pone complicado a los que usamos Linux (Y decir complicado es un eufemismo). Y por desgracia, para tunear móviles, también la mayoría de veces hay que pasar por el aro queramos o no. Obviamente si me tengo que ensuciar las manos por mi mismo, no me queda más remedio, pero para los demás, se acabó.

Así que señoras y señores, El Que Sabe De Esto, se retira del mundo de las ventanitas, quitándose un peso de encima, que llevaba muchos años aguantando. Hasta nunca Windows.

¿Qué compro, un PC o un tablet?

Tablet-vs-PC

Últimamente cada vez que empieza de nuevo el colegio, me preguntan ¿Que compro, un PC o un tablet? El nuevo curso es la excusa perfecta (Excusa, porque casi le viene mejor a los padres que a los niños) para hacer actualización de tus equipos informáticos de casa.

Esta duda surge básicamente, porque ahora la gente tiende a pensar que con un smartphone se puede hacer de todo, y al fin y al cabo ¿Qué es un tablet sino un smartphone con más pantalla? Por eso se tiende a pensar que un tablet puede ser la solución idónea para hacer todo tipo de tareas. Lo malo es que, un tablet y un pc, poco tienen que ver hoy en día.

Aquí tenéis una lista de pros a favor de cada uno:

Tablet:

  • Prácticamente es una extensión de tu móvil.
  • Si lleva el mismo sistema operativo que tu smartphone, probablemente tengas los datos sincronizados entre los dos dispositivos.
  • Fácil de transportar.
  • Una buena forma de leer libros si no tienes un e-reader.

PC:

  • Puedes elegir que sistema operativo ponerle (En la mayoría de los casos).
  • Si es un PC de sobremesa, podrás tenerlo al día solamente con ir sustituyendo componentes. En un portátil también se puede, pero no es tan sencillo.
  • Los juegos en PC pueden llegar a ser asombrosos.
  • Versatilidad para poder hacer cualquier cosa que necesites.

Os podría también una lista de los contras de cada uno, pero intentaré que lo veáis por vosotros mismos mientras os explico cual es mi respuesta cuando me consultan que deberían comprar.

Para mi la respuesta es bastante fácil: Un PC

Si te haces esa pregunta, y el objetivo es para usarlo como equipo principal, simplemente no puede haber duda, tiene que ser un PC, sí o sí. Intenta escribir cualquier documento, o rellenar una hoja de cálculo con fórmulas incluidas desde un tablet. Y eso solo respecto a la hora de ofimática, porque si hablamos de edición de fotos, vídeo, o incluso programar, el que siga teniendo dudas es que está ciego.

Un tablet es casi exclusivamente para consumir contenido, pero a la hora de generar tú, el contenido… ufff solo de pensar en escribir documentación desde un tablet con su teclado táctil, me da un infarto cerebral. Muchas veces me cuesta escribir un correo desde un tablet como para tener que escribir cualquier documentación.

Así que si realmente queréis comprarle a vuestros hijos un aparato con el que realmente pueda ser eficiente a la hora de estudiar, o hacer trabajos, no os lo penséis siquiera -> PC

El tablet puede ser un buen complemento para cuando necesitas mostrar contenido, leer el periódico online, un libro, o incluso algún juego chorra, pero nunca podrá sustituir a un ordenador en lo que a versatilidad se refiere. Y si la portabilidad es un problema, porque también puede necesitarse para llevarlo por ejemplo a la universidad, lo mejor es optar por un portátil, que aunque te pueda durar menos años que un sobremesa, ya que no puedes mejorar componentes a la ligera (Imagínate que necesitas una pantalla un poco más grande ¿Como consigues eso con un portátil? He ahí lo que te tienes que plantear), siempre podrás tener toda la potencia vayas a donde vayas.

Dentro de un tiempo puede que las futuras generaciones no sepan ni manejar un ratón, ya que están creciendo con las pantallas táctiles hasta en la sopa, y lo de ponerse con un teclado a escribir les cuesta una barbaridad, la cosa es que antes o después tendrán que darse cuenta por ellos mismos, que con un móvil/tablet no se puede hacer todo, tan bien como con un buen PC.

Por supuesto esto no solo se aplica para vuestros hijos, tener un PC en vuestra casa es una enorme ventaja para toda la familia, dado que puede, que no solo se necesite para estudiar, sino también para trabajar, o incluso ocio, con lo que tendréis a vuestra disposición un elemento altamente versátil.

Para acabar, una recomendación: Si compráis el PC, “solo para estudiar”, no os lo penséis dos veces, olvidaos de lo que lleve preinstalado y metedle una buena dosis de pingüino y os evitareis que el ordenador se os degrade a la velocidad del rayo. Además no hay tantos juegos disponibles para el (Aunque steam está empezando a despegar en esta plataforma), que puedan distraer si realmente se necesita exclusivamente para el estudio. En serio, si lo hacéis, no os arrepentiréis, la gente que lo prueba sin haberlo visto en su vida, queda siempre encantada cuando se lo instalo, así que dadle una oportunidad.

La Tarjeta Gráfica Asada

Hace ya un tiempo me tocó hacer de pringao técnico informático (otra vez), pero en esta ocasión hasta cobré un par de billetitos de 20 por el apaño, que me hicieron el fin de semana más llevadero.

El problema era que el susodicho portátil, se encendía, pero al poco, la pantalla, empezaba con unas lineas grises extrañas y después se apagaba dando un error de memoria justo antes. Más claro imposible que el problema estaba en la tarjeta gráfica. Por supuesto mi primera idea era buscar otra para reemplazarla, pero resulta que era un modelo un poco extraño con un slot MXM-II, y una nueva valía un autentico pastón. Así que navegando un poco, vi como podría hacerse un apaño.

Lo primero que pensé al ver la solución fue “ya, claaaaaaro, seguuuuuuro”. La solución era hornear la tarjeta gráfica (Si, como suena). Yo no tenia nada que perder, si no funcionaba, el portátil se quedaría igual, y sino me llevaba dinerito fresco.

Así que seguí estos pasos:

  1. Quitar toda la pasta térmica que tuviese la tarjeta gráfica
  2. Pre-calentar a 200 grados el horno
  3. Poner la tarjeta gráfica en un trozo de papel de aluminio con forma de cenicero, y esta ponerla encima de la bandeja del horno. Resultado:Tarjeta gráfica
  4. Meter en el horno durante 5 minutos.
  5. Apagar el horno, y dejar la tarjeta otros 5 minutos más
  6. Sacar con cuidado la tarjeta sin moverla demasiado, y dejar que se enfríe durante 2 o 3 horas
  7. Colocar la tarjeta en su sitio y probar.

Por supuesto yo tenia esperanza nula de que esto funcionase. Ya me diréis vosotros si el meter un cacharro en el horno iba a hacer que funcionase. Pero mi cara al meter la tarjeta en el portátil y encenderlo fue esta

No jodas, en serio?

El ataque de risa que me dio al ver que el ordenador se encendía perfectamente fue épico. Acababa de hornear una tarjeta gráfica y había arreglado un PC. Si me lo llegan a decir dos semanas antes, me habría escojonado vivo con el chiste.

La cosa es que investigando luego un poco más, esto tenia su razón de ser. A este proceso se le llama reballing y es un método, para que las soldaduras que están mal hechas, o defectuosas, se fundan, y vuelvan a estar como deberían. Lo malo, es que tiene un tiempo de vida limitado a unos meses, ya que al hacer este proceso casero, no es tan efectivo como debería, pero si que le da una segunda oportunidad a tu aparato. Con el tiempo se degrada, y hay que rehacer otra vez el proceso, pero esto no se puede hacer de forma infinita, dado que las soldaduras se terminan degradando tanto, que se hace ineficaz, con la consecuente muerte del aparato de forma irremediable.

Lo bueno, es que yo me llevé mis 40 euros, mi luser se llevo un portátil funcionando que ya daba por perdido, y además aprendí que algunas cosas, por absurdas que parezcan, pueden ser tan efectivas como el cambiar un componente por otro.