Informáticos en pareja

Hace tiempo, cuando aun estaba con $LaQueIntentabaSaberDeEsto, no hacia más que revisarle el móvil todas las semanas.

¡Espera! Antes de empezar a llamarme machista, maltratador, controlador, y todas las demás cosas que se te están pasando por la cabeza, lee este post hasta el final.

Como os podéis imaginar, $LaQueIntentabaSaberDeEsto era una luser reconocida, y cualquier cosa que fuera sacarla de Instagram y Whatsapp en su móvil era una odisea, y algo escrito en sánscrito. Por lo cual ya sabreis quien era el que le configuraba, reiniciaba, y mantenía todos los cachivaches electrónicos que ella tenía. Por supuesto no se preocupaba ni lo mas mínimo del estado de los mismos hasta que explotaban por algún lado, porque como todo el mundo sabe, todos los móviles/pcs/filostros electrónicos no necesitan mantenimiento hasta que deciden suicidarse por falta de atención.

Harto de tener que hacer mantenimiento exhaustivo cuando solo reventaba el móvil, decidí hacerle mantenimientos preventivos. Para eso, como os podéis imaginar, necesitaba cacharrear con su móvil por mi cuenta.

Al principio de los tiempos, cada vez que tocaba su móvil para ello, se ponía detrás mio, viendo todo lo que hacía, y que no viese nada personal. La cosa es que al poco tiempo, se aburrió de ver siempre lo mismo, y terminaba lanzándome el teléfono y pasando de mi, al grito de «toma, haz lo que haces, que esto va lento«.

Esto que voy a decir, se aplica únicamente a mi, aunque probablemente sea extrapolable a muchos informáticos: A la gente como yo, no le interesa las conversaciones que tienes con otras personas, ni las fotos que haces, ni tus llamadas. Tu móvil es un aparato que requiere de nuestra atención para que funcione de forma óptima, y hacer que funcione, es lo que realmente nos interesa.

Se que la mayoría de gente en nuestra situación, en cuanto tuviese el móvil sin supervisión, se liaría a abrir todas las conversaciones de Whatsapp, y saciar sus ansias de cotillear. A los informáticos no nos interesa: Las conversaciones, se tienen con gente, y la gente es aburrida, no tiene configuraciones ni especificaciones técnicas que comprobar, por lo cual pasaaaaaaaaando del tema. Y las fotos 3/4 de lo mismo: Solo son datos que como mucho se deben tener en cuenta a la hora de un backup.

Este curro de pareja que tenía llevaba asociado tareas, que requerían de revisión del móvil semanalmente.

Actualizaciones

Esta tarea debía hacer demasiadas veces me temo. Cada vez que agarraba el susodicho cacharro, abría el listado de actualizaciones de aplicaciones pendientes, y ZAS!!!! 40 actualizaciones disponibles.

De verdad, no soy capaz de explicarme como se pueden acumular tantísimas actualizaciones sin hacerle caso cuando te saltan. La capacidad de ignorar mensajes de algunos lusers me sorprende, sobre todo porque yo no soy capaz de tener una sola notificación molestando en el móvil.

A este mantenimiento básico, se le añadía las actualizaciones de sistema, que cuando saltaban, era el apocalipsis, porque le dejaba 15 minutos sin poder comprobar cuantos me gustas de Instagram nuevos tenía, y sin ver los memes de gatetes que le mandaban por Whatsapp.

Memoria

  • Oye, que esto me dice que se ha quedado sin memoria. ¡¡Vaya mierda de movil me elegiste!!

Esto creo que nunca llegue a entender como se podia hacer. El último móvil suyo que paso por mis manos tenia 64 GB de memoria interna, y una tarjeta micro SD de otros 64 GB, vamos una capacidad más que aceptable para cualquier persona a día de hoy. Pues en 3 meses se había fundido toda la capacidad de almacenaje de la memoria interna y la SD.

ME LOXPLIQUEN PARFAVÓ!!!!!

¡¡¡Como te puedes fundir 128 GB en 3 meses!!! ¿Cada vez que te despiertas, tienes un widget en el escritorio que te descarga todo Internet en el movil?

Lo que pasaba es que tenía tantas fotos y videos como un paparazzi en Ibiza en verano. Y encima los videos a calidad ultra-mega-4k-hd-galáctico.

Al principio tiraba de borrar caché para aligerar un poco, porque eso de enchufar el móvil al PC y hacer backup, significaba dejarle sin móvil un buen rato y nonononono, ya se hará otro día. Al final con el señor Google y su servicio de backup de fotos, se arregló un poco el asunto, automatizándolo siempre que estuviera enchufado a una red Wifi, y eliminando del dispositivo todo lo guardado. En ese punto antes de darle a eliminar, me repetía una y otra vez lo mismo: «¿Pero seguro que se ha guardado? ¿Y si no se ha guardado? ¿Y si pierdo el vídeo de la pelusa rodante en la plaza del pueblo que no conoce ni la gente que vive allí?» Aysh…

Configuración

Este apartado es probablemente el que más os haga gritar, diciendo que no se debería hacer algo así bajo ninguna circunstancia, pero recordemos que hablamos de lusers por mucho que tengas una relación ellos.

Cuando el aparatito decidía que hasta ahí había llegado, y que su existencia ya no tenia un propósito en la vida, tocaba meterle un reseteo, o en su defecto cambiar a uno nuevo, que aun no hubiese perdido las ganas de vivir.

Por supuesto la configuración inicial de este cacharro, me tocaba a mi hacerla si o si. Lo que implica tener que meter contraseña de cuenta de correo, pin, contraseña de nuevo, reinicio de móvil y pin otra vez, reset de fabrica de nuevo porque la cuenta que ha metido no era la que usa a diario, contraseña de la nueva cuenta, pin al reiniciar el móvil, contraseña de confirmación de nuevo… Y mismo procedimiento para configuración de todas las aplicaciones básicas que se tenían instaladas anteriormente.

¿Problema de esto? Cada vez que necesitaba el pin, contraseña, o cualquier otro dato de autenticación:

  • Mete el pin
  • ¿Otra vez? ufff vaaaale.
  • Ahora la contraseña de la cuenta.
  • ¿Pero no la había metido ya? Joe que pesado.
  • Vuelve a meter el pin
  • ¡¡¡Vale ya!!!! ¡Toma, mi PIN, el patrón de desbloqueo, mi contraseña del correo, la de facebook, la de xiaomi, mi tarjeta de crédito, mi talla de pie, y el número de DNI de mi tío abuelo por si acaso!

¿Veis a donde quería llegar? Resulta que con los años, terminó usando un gestor de contraseñas infalible: Mi cerebro.

  • ¿Oye, cual era mi PIN de la tarjeta virtual del banco de calasparra donde abrí cuenta para que me regalasen el ambientador con olor a esparrago para el coche?
  • Era 1111, mira que es difícil de recordar eh?
  • Es que no puedo acordarme de toooodo. ¿Y la del DNI electrónico? Que tengo que ver el borrador de la declaración de la renta.

Os juro por el Monstruo del espagueti volador, y por Piccolo, que yo no quería saber sus contraseñas, es más insistía en que no me las dijera porque eso es algo absolutamente personal. Pero nada, era como intentar meter un coche a través de un macarrón.

Epílogo

Como veis, al final controlaba su móvil prácticamente como si fuera mio, pero dado mi nulo interés en cualquier cosa personal que contenga ese aparato, ni se preocupaba de que trastease con el.

Por desgracia, como veis, los informáticos muchas veces tenemos acceso a demasiados datos personales, y no precisamente por voluntad propia.

Eso si:

Si eres de los que coges el móvil para hacer mantenimiento, como excusa para poder controlar a tu pareja y cotillear todo lo que hace o deja de hacer, eres un ser despreciable, al que deberían robarle todas las cuentas, y anunciar tu teléfono, en páginas de sado duro gratuito a domicilio.

The cells of my life (Mis móviles)

¿A ninguno os ha pasado que desde hace años, parece que vuestro tiempo se mide por la cantidad de móviles que habéis tenido? En mi caso, dado que ya empiezo a tener unos cuantos encima, no empecé tan temprano a tener un teléfono móvil como podría suponerse, ya que cuando era más joven, eso de los móviles era algo que prácticamente la gente ni sabía que existía.

Pero desde hace tiempo, parece que la canción Time of My Life de, debería ser Cells of My Life.

Todo esto viene a que me ha tocado llevar a cambiar la batería a mi móvil actual, ya que como no tiene batería extraible, y estaba en garantía, no me la iba a jugar yo a cambiarla por mi cuenta. Antes de llevarlo a reparar me plantee cambiarlo, pero por ahora va bien, y aunque ya le tenga echado el ojo a un Z5 Compact, el dinero que cuesta no se encuentra demasiado a mano. Y de repente me dio por hacer memoria de todos los móviles que han pasado por mis manos, así que aquí tenéis mi Cells of my life.

Nokia 5110

nokia-5110Antes casi de empezar, tengo que decir que yo antes era lo que se podía llamar un nokiero acérrimo, me encantaban tanto como su diseño, software y sobre todo que eran más duros que una piedra, así que como no podía ser de otra forma, mi primero móvil fue un Nokia.

El Nokia 5110 probablemente fue uno de los dispositivos que más empezaron a difundir la telefonía móvil entre el pueblo llano. Su botón central fue un gran acierto, que Nokia implemento en todos sus grandes móviles.

Para mi fue el primer móvil, pero fue compartido, ya que era el teléfono de empresa de mi madre, pero que terminábamos usando todos en la familia, por lo cual no fui yo el único propietario exclusivo de este terminal, y no estuvo mucho tiempo entre nosotros.

Nokia 3210

Nokia_3210

De este móvil si que puedo decir que fue mi primer móvil de uso exclusivo por mi. Lo conseguí al dar de alta un nuevo número en vomistar y del cual guardo un recuerdo increíble, a parte de guardarlo a día de hoy físicamente también.

Tengo que añadir, que extrañamente, este móvil era libre, cosa que nos vino bien más de una vez a mi familia para poder usarlo cuando los suyos decidían morir.

Sus carcasas intercambiables hicieron de este móvil un pelotazo de ventas enorme, a parte de que, si no recuerdo mal, fue el primero teléfono móvil sin antena externa, lo que le daba un acabado absolutamente genial.

Y si esto sabe a poco, este móvil, es probablemente el más duro de todos los que he tenido, ya se podía caer al suelo todas las veces que quisieras, que solo acababa con un pequeño arañazo y funcionando perfectamente.

Nokia 8210

Nokia_8210Señoras y señores, con todos ustedes, ¡El Nokia 8210!

Para este móvil no cabe una presentación de otro tipo. Sin ninguna duda este ha sido (Y es) mi móvil favorito. Tanto es así, que a día de hoy, aun lo tengo guardado, y LO USO cuando mi móvil principal decide morir, o tengo que llevarlo a reparar. El único problema que me dio este móvil, fue que la batería se hinchó y tuve que comprar una nueva, y de eso ya hace muchos años.

Me lo compré el año que entré en la universidad, en un viaje que hice a Andorra. La gente no hacia más que decirme que ya estaba obsoleto, que iban a salir al mercado móviles mejores, etc… pero yo ya me había enamorado, y salí de la tienda con el debajo del brazo. más feliz que una perdiz. Además este fue mi inicio con los móviles libres, ya que no fue a través de ningún operador por puntos ni renovación ni nada por el estilo.

Su minúsculo tamaño se me hizo perfecto, ya que yo no suelo llevar bolso/mochila/maleta/loquesea, y en el bolsillo casi ni notaba que lo llevaba (Tan poco lo notaba, que más de una vez me pegué un susto gigante al pensar que no lo llevaba en el bolsillo y lo había perdido). Además, sus carcasas intercambiables hicieron que fuera un pelotazo de ventas enorme, y con razón. Para mi, sin ninguna duda, el mejor trabajo que he visto de Nokia hasta la fecha.

Nokia 6610i

nokia-6610iResulta extraño que no cambiase de móvil hasta este, ya que pasó muuuuuucho tiempo entre uno y otro, pero como dije, el 8210 fue algo que me marcó.

Con este terminal volví al redil de renovar el móvil con el operador que yo tenia con los puntos acumulados. No tengo un recuerdo muy especial de el, ya que no destacaba especialmente en nada (La cámara era una porquería, el software seguía exactamente igual, el sonido no era muy bueno…), pero comparado con las funciones de mi querido 8210 que tenia tonos de llamada bastante pobres, pues fue todo un avance.

Este móvil, pasó a manos de mi luser cangrejo cuando yo me compré uno nuevo, y a la semana, el muy manazas rompió la pantalla de una caída. Manazas que tiene uno por familiares…

Nokia 6126

Nokia_6126Cuando me renové mi móvil por punto de nuevo, la gente se extrañó que tirase por una de tapa. La cosa es que me llamo la atención, y tenia muy buena pinta, cosa que luego confirmé.

La pantalla que tenia en la tapa, lo hacia perfecto para ver que estabas escuchando de música, quien te llamaba o incluso para hacerse una autofoto (Eso que ahora les ha dado por llamar selfie a la gente, pero que se lleva haciendo desde que existen las cámaras de fotos).

Los móviles en esta época, ya estaban creciendo de tamaño poco a poco debido a sus pantallas, pero al ser de tapa, se hacía lo suficientemente pequeño como para entrar perfectamente en el bolsillo (En este punto creo que ya habréis notado mi obsesión con los móviles pequeños. Pues es solo el principio…).

Lo heredó también un familiar mio, y a la semana ya estaba rota la tapa de la batería. Vamos, siguiendo en su linea…

Nokia 5800 XpressMusic

Nokia_5800Con este móvil empezó mi transición definitiva.

El Iphone ya había salido y estaba siendo un pelotazo enorme, pero a mi no me terminaba de convencer, yo seguía siendo un nokiero hasta la médula, y este Nokia 5800 me atraía como un imán de neodinio. Así que me fui a la tienda de mi operador, con mis puntos en la cuenta, y a renovarlo se ha dicho. Peeeeeero, los muy cabro*** me querían endosar una tarifa de datos de 15 euros que yo no quería ver ni en pintura. Así que volví a mi casa echando humo por las orejas, me metí en Internet, lo compré libre en la tienda de Nokia, y justamente después, me metí en la web de una de las nuevas operadoras virtuales que estaban saliendo, a darme de alta. Se acabó el robo con tarifas abusivas que me estaban metiendo por el mero hecho de darme móviles «gratis».

Era mi primer Nokia con el sistema operativo S60, y aunque al principio era un poco soso, con las actualizaciones mejoro muchísimo, y quedé encantado. Lo único malo que se le puede achacar a este móvil es que la pantalla táctil era resistiva, y que al final de su vida, el software iba un poco a tirones (Tampoco se le podía pedir más al pobre).

Lo volvió a heredar mi luser cangrejo, que perdió el lápiz y la funda que venia con el (Aunque extrañamente no lo rompió), y después lo heredó pichón desinteresado, que a los 10 minutos de tenerlo y salir de casa, se le cayó al suelo, y se cargó la pantalla. Creo que soy el único no-manazas de la familia.

HTC Desire

HTC_DesireSintiéndolo mucho, tuve que divorciarme de Nokia, Google me estaba llamando a grito pelado, y no pude resistirme.

En el MWC de 2010, anunciaron el HTC Desire con esa capa llamada sense, que me hipnotizó sin remedio. Ya había visto móviles con Android (El HTC Magic era una preciosidad), y me quedé encandilado con las posibilidades que ofrecía, así que tuve que decir definitivamente adiós a mis queridos Nokia.

Fue un teléfono que me metió de lleno en el mundo de Android tanto, que incluso antes de comprarlo, ya había programado alguna pequeña aplicación para Android.

Su pantalla AMOLED, el botón central de desplazamiento y su grosor, era algo genial comparado con lo que había en ese momento.

Por desgracia Android empezó a crecer muyyyyy rápido, y la escasa memoria de este móvil, hizo que me metiera en el mundo de las roms, acabando en una que me encantó: MIUI, que fue un paso decisivo para cambiar de terminal.

Este móvil volvió a pasar por manos de mi luser cangrejo, y luego de pichón desinteresado, pero extrañamente, no murió, volvió a mi (Con algún rasguño de más) aun funcionando, y lo tengo todavía en casa.

MiOne+

MI-ONE_plusSi con el 8210 tuve un flechazo, con este fue algo parecido.

Al haber trasteado con la rom MIUI en el HTC Desire, entre en el mundo de la genial rom china, y vi casi en directo el anuncio de este móvil.

Flechazo instantáneo se le podría llamar. ¿Un móvil con prestaciones punteras, y por ese precio? Tenia que ser mio. Y así fue. Me costó un poco más de que lo debería, ya que por entonces Xiaomi no era el gigante que es ahora mismo, y ninguna tienda online lo vendía tan fácilmente, así que tuve que tirar de eBay y pagar un poco más. ¡Pero vaya que si mereció la pena!

La gente cuando les decía que tenia un móvil chino, se quedaban mirándome con cara rara, como pensando que demonios hacia yo con una patata de una empresa que no conocía ni el tato, sabiendo como era yo de exigente con los móviles.

El tiempo me ha dado la razón, y al final mucha gente de mi alrededor, gracias a que se enteraron de que yo tenia un «miaumiau»/»mimimi» han acabado ellos, con teléfono de Xiaomi de generaciones posteriores.

Este móvil, fue sacrificado en pos del siguiente que compré: Lo vendí para sacarme un poco de dinero y poder comprar más barato el que quería.

Sony Xperia Z1 Compact

sony_xperia_z1_compact_limaY llegamos al día de hoy.

Como os dije anteriormente, me obsesiona el tamaño del móvil. Necesito llevar el móvil en el bolsillo sin que se salga de el, y dada la tendencia actual del mercado a hacer pizarras de colegio con posibilidad de hacer llamadas, me costó encontrar una nueva opción viable. De esto ya os hablé largo y tendido en el post sobre mini móviles, así que no me extenderé mucho sobre ello.

Este Z1 Compact era un móvil de gama alta, en un tamaño reducido, con posibilidad de microSD: Justo lo que buscaba. El único inconveniente es que no tiene batería extraible. Es una tendencia del mercado que no me gusta demasiado, pero pasé por el aro (Y ahora he sufrido las consecuencias: La batería después de año y medio se degradó tanto, que se me podía apagar en cualquier momento, y he tenido que llevarlo a cambiar. Por suerte el cambio de batería estaba incluido en la garantía, y ha sido más el perjuicio de tener que llevar y traerlo al servicio técnico, que otra cosa), y ha sido una excelente elección. Tan buena elección, que el próximo año, lo renovaré (Ya que SONY ha dejado de darle soporte oficial a las nuevas versiones de Android a partir de la 6.0), y compraré un Z5 Compact.

Y con esto acaba mi Cells Of My Life. Espero que os haya sido entretenido, y como postre para los que eran nokieros como yo, os dejo una imagen de todos (O casi todos) los Nokia clásicos ordenados cronológicamente (Pulsad en la imagen para poder verla bien).

Si alguien se anima a comentar por aquí su Cells Of My Life podremos ver como ha ido creciendo la gente poco a poco.

moviles-nokia

 

Eso es cosa de frikis

Sí, probablemente si estas leyendo esto, en algún momento u otro de tu vida te han llamado friki. Ya sea porque te encanta todo lo relacionado con la tecnología, tengas un sable láser en tu casa, o las bolas de dragón (O todo a la vez), te habrán etiquetado como friki irremediablemente, más de una vez en tu vida.

Cosa de frikisSegun la RAE la definición de friki es

friki.

(Del ingl. freaky).

1. adj. coloq. Extravagante, raro o excéntrico.

2. com. coloq. Persona pintoresca y extravagante.

3. com. coloq. Persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición.

Creo que puedo encajar en alguna definición de esas, pero me temo que esas personas que me llaman friki a mi, también lo suelen ser. «¡Menudo friki eres!» es una frase que normalmente suelen decirme, los que se pasan el fin de semana pegado a la tele viendo partidos de fútbol, con la camiseta de su equipo puesta, gritándole a la televisión que toquen más la bola, o berreando como desesperados cuando se marca un gol. Por no hablar de la tontería de salir a la calle como auténticos animales, metiéndose en fuentes porque un equipo ha ganado algún torneo y colapsando toda una ciudad.

Si estas personas no encajan en la tercera definición, que baje el monstruo del espagueti volador y lo vea. Son unos auténticos frikis del fútbol. Al decirles que son unos frikis del fútbol, suelen decir «pero eso es algo normal, no lo tuyo». Ah no sabia yo que tuvieras el poder de decidir lo que es normal o no.

Lo malo de estos frikis, es que parece que no usan la cabeza, y os explico el por que. Para ellos, el ser de un equipo de fútbol es lo más normal, y si de repente alguien decide cambiar a otro, es un chaquetero despreciado por todo el mundo. Esto no tiene lógica ninguna. Para ello hagamos una analogía: Fútbol Vs Teléfonos móviles.

Una persona al que le gusta el fútbol, es de un equipo, y dentro de ese equipo, seguramente haya algún jugador que le gusta más que los demás. Eso para alguien a quien le apasionan los móviles, podría ser similar, a que te guste una marca de móviles, y dentro de esa marca, te guste algún modelo en concreto. Ahora… ¿Qué pasa si la marca de móviles que tanto te gusta, deja de fabricar móviles en condiciones y hay unas alternativas mucho mejores? Siguiendo la lógica de los futboleros, si te pasas a otra marca de móvil, serás un paria, un renegado, y tendrás que aguantar burlas durante toda tu vida. ¿A alguien le ha pasado esto por cambiar un Samsung por un Sony por ej.? Por supuesto que no, y dudo mucho que a nadie le vaya a pasar. Yo desde que tengo teléfono móvil, me encantaban los Nokia, eran duros de pelar, funcionaban de lujo, y estaban bien diseñados. Pero desde hace unos años, Nokia se fue al traste, se quedó atrás en la guerra de los smart-phones, y dudé segundo y medio en cambiarlo por un Android (HTC Desire) que funcionaba de maravilla. Creo que ya empezáis a ver por donde voy. Si un equipo de fútbol empieza a ir fatal, a perder todos los partidos, sus jugadores no saben ni correr, o incluso bajan a segunda división, está claro, que lo lógico, sería buscarse un equipo que juegue mejor, y que pueda cubrir tus expectativas. Pero noooo, si haces eso prepárate para que te lluevan hostias de toda la gente de tu alrededor por chaquetero. ¿EN SERIO? ¡En que puñetera cabeza entra que aún te guste un equipo que no sabe ni atarse los cordones de las botas, y te aburre y decepciona cada vez que ves un partido!

También nos echan en cara la cantidad de dinero que nos gastamos en nuestras aficiones, ya sean cómics, merchandising, gadgets o cualquier otra cosa, mientras que ellos año tras año se compran una camiseta que vale un pastizal, pagan una suscripción mensual para ver todos los partidos de la liga, y ya mejor ni hablar de lo que puede valer, ir al estadio en un partido importante.

Por eso mismo, discutir con esta gente que te llama friki, es como darse de cabezazos contra una pared, porque la única neurona que tienen, la usan para gritar, cuando están viendo a 22 tíos en pantalón corto pegar patadas a una pelota para meterla dentro de una red.

Por eso, cada vez que os llamen friki, la contestación debería ser: ¡Y a mucha honra! Aunque no tanto como tú. Y acabar ahí la conversación, que discutir contra una pared, solo hace que acabes con dolor de cabeza.

 

Las aplicaciones nunca son gratis

En el mundo Android hay la sensación de que todo es gratis, y lo que no es gratis, debería serlo. Sólo hace falta entrar en el Play Store y ver la cantidad de aplicaciones gratuitas que hay para descargar. Por eso cuando ven una aplicación que cuesta dinero, el botón de atrás, se pulsa casi sin tener que tocarlo.

El otro día, una persona que contactó conmigo por Internet, me pregunto que si podría ayudarle con una aplicación que quería hacer. Le contesté que podría darle clases de programación, que al fin y al cabo, también doy clases particulares. La excusa que me puso, es que le costaría mucho tiempo aprender, y que no se le daban bien esas cosas, así que me pregunto que si costaría mucho hacerla. Me contó lo que tenia en mente, y al decirle que no llevaría menos de dos meses, que como poco le cobrarían 3000 euros, y eso solo si al final no tiraba de ningún servicio web, que entonces se podría casi duplicar, creo que se acojonó y me dijo que no sabía que pudiera costar tanto tiempo y dinero. Claro amigo, una aplicación complicada que tiene trabajo para dos meses de un ingeniero, vale lo mismo que dos cafés.

Esta parece ser la realidad que impera hoy día: Lo que no puedes tocar, no debería costar dinero alguno.

Y me temo que esto en España, está demasiado extendido. La gente se gasta una pasta en móviles de gama alta como si le sobrase el dinero, pero cuando tienen que pagar menos de un euro por una aplicación… ¡Menuda estafa, yo no voy a pagar un euro por una aplicación! Y lo peor de todo, es que esto, no es solo de la gente que no se dedica a la informática, sino que muchos de nuestro gremio, piensan igual, aun a sabiendas de todo el trabajo que hay. Cuando tienen que pagar por una aplicación que van a usar a todas horas, primero van a Internet, a ver si pueden encontrarla pirata, y si no la encuentran, no la bajan.

A ver, pensemos un poco, si necesitas pintar la casa, y no tienes ni idea de pintar, lo que primero que se te pasa es llamar a un pintor. Y en ese momento se da por hecho, que el pintor te cobrará por el trabajo, y no hay ningún problema con ello, porque al fin y al cabo es un trabajo. Pero luego el resultado es que simplemente tus paredes tendrán color, no será algo que realmente vayas a poder tocar y usar, simplemente es un color. Y aun así le pagarás al pintor por su trabajo.

Pues lo mismo se aplica a los programadores. Hacemos un trabajo, y cobramos por ello. Es más, en el Play Store la mayoría de las aplicaciones de pago tienen precios ridículos, muchas ni siquiera llegan a un euro. Así que ¿Porque demonios no pagarlo? Sobre todo si es algo útil que vas a usar en todo momento.

La única alternativa para los desarrolladores, es incluir publicidad en sus aplicaciones, y así ganar dinero por otros métodos. Pero claro, si te bajas una aplicación con publicidad ya estarás quejándote, porque menuda pesadilla el tener que aguantar esos anuncios. ¿No quieres pagar? Pues entonces tendrás que comerte la publicidad, no hay otra ¿O es que acaso en la televisión que no es de pago te indigna que haya anuncios? Pues eso.

Yo en su día pagué la aplicación Locale a casi 10 euros. Y lo pagué con gusto, porque era una aplicación, que me automatizaba todo el proceso de cambiar volúmenes, conectar y desconectar datos, y otras tareas que hacía a diario. Una aplicación que merece la pena, que luego sustituí por Tasker, que vale todavía más la pena, y por la cual, por supuesto, pagué lo que correspondía. No tuve ningún problema en pagarlo, porque sabía que era un dinero bien invertido, y que el producto me sería útil las 24 horas del día.

Es la misma situación que los que se niegan a pagar por Whatsapp, porque debería ser gratis. Amigos míos, por Whatsapp no se debería pagar por multitud de razones, pero no por el hecho de que tendría que ser gratis. Whatsapp es una chapuza con todas las de la ley, no es la primera vez que lo digo, y yo no pago por chapuzas. Sin embargo, si fuera un buen producto, estaría encantado, porque un servicio que me ahorra dinero cada día, es algo que merece la pena. Yo uso alternativas gratuitas como Telegram o Hangouts, pero si fueran de pago no me importaría, ya que si que me parecen buenos productos. Pero el no pagar algo por la simple razón de que la gente cree que tiene que ser gratis, lo siento pero eso es de hombres prehistóricos.

Si realmente tienes esta mentalidad, piensa en si te indignarías porque en un bar, pides un café, y encima tuvieran la cara dura de cobrártelo ¿Que panda de ladrones no?.

Así que la próxima vez que queráis una aplicación de pago, y penséis que tu no vas a pagar por algo así, piensa en esto: ¿Querrías que te pagasen por el trabajo que haces tu? Ahí lo dejo.

AReGo MP3 Downloader

AReGo MP3 Downloader ha llegado a su fín. Aquí tenéis la razón:

Me temo que AReGo MP3 Downloader ha llegado a su fin. El gobierno de España, ha bloqueado la web http://www.goear.com, que era la fuente que usaba la aplicación para funcionar, por lo cual no me queda mas remedio que dar por finalizado el proyecto.

Siento mucho tener que hacerlo, pero no me queda alternativa. Puede que en un futuro reviva de alguna forma, pero por ahora AReGo queda clausurado definitivamente.

Gracias a todos por haber usado esta aplicación que nació como un experimento personal, y al final muchos de vosotros le habéis podido sacar partido.

Por lo cual AReGo deja de estar disponible para su descarga. Ha sido un largo recorrido de la aplicación, pero ha llegado a su fín. Gracias a todos por haber confiado en AReGo para escuchar vuestra música


Versión actual: 2.09

Tengo el placer de poder alojar de forma oficial la aplicación para Android AReGo MP3 Downloader.

AReGo MP3 Downloader, es una aplicación para poder descargar música, en vuestros móviles Android instantáneamente. Solamente tenéis que seleccionar en las preferencias (Pulsad en el icono de AReGo en la esquina superior izquierda para ver las opciones) la carpeta del móvil en la cual queréis descargar las canciones, y estaréis listos para la descarga. También desde el menú lateral podréis acceder a la información de la aplicación, y llegar a esta web para ver si hay alguna versión nueva de la aplicación.

Para cualquier problema, dejad vuestro comentario en este post y se irán solucionando a medida que vayan saliendo

DESCARGA / DOWNLOAD

1

2

3

4

5

6