Camino al trabajo

Aquí va mi personal camino para encontrar un trabajo en condiciones después de estar un tiempo en el paro.

Después de haber estado en una empresa pequeña en la que prácticamente era como estar con tu familia, estaba claro que lo de pasar por otra cárnica (En el post gente comprometida con el proyecto os enseño como identificar una cárnica en tres simples pasos), era algo que ni me planteé.

Lo que si me plantee, es usar a alguna cárnica para encontrar a algún cliente en el que trabajar directamente contratado con el cliente, y que la cárnica no fuera más que un intermediario para llegar a donde quería. Por eso eché curriculums en algunas ofertas no demasiado buenas, pero que literalmente ponía “posibilidad de incorporación en cliente” Cojonudo! exactamente lo que buscaba.

Así que me presenté en el cliente (Un banco bastante grande), junto con la persona de la cárnica correspondiente (A la cual conocí 5 minutos antes de entrar en la entrevista y no volví a verle). La entrevista no iba del todo mal, hasta que les dije que tenia un proyecto propio que ya estaba terminado. En ese momento me hicieron la pregunta que hizo que cualquier tipo de esperanza que tuviera puesta en la entrevista, se desvaneciera: ¿Este proyecto tuyo será un impedimento para trabajar aquí? 

¿En serio? ¿He venido a una entrevista, porque voy a dedicar mi tiempo a trabajar en un proyecto por el cual no me vais a pagar? Un sinsentido completo, además, ¿El tener un proyecto propio no implica iniciativa propia, y debería ser considerado como algo positivo? ¡Empresa descartada!

Aun así parece que les caí en gracia al cliente, y me ofrecieron el trabajo. Lo malo es que tenía que ser a través de la cárnica. Se lo dije bien clarito: Estoy buscando trabajar en cliente, con contrato con cliente, y eso mismo ofrecíais en la oferta. Por supuesto lo de “posibilidad” de incorporación en cliente, “era posibilidad con el tiempo”. Ya decía yo que una cárnica diera esa oportunidad. Aun así me ofrecieron un sueldo ridículo, y les dije que por menos de chopocientos mil euros, ni lo consideraría.

Imaginaos mi sorpresa, cuando a los pocos días me vuelven a llamar, diciéndome que no podían alcanzar la cifra que pedía, pero que ellos habían decidido rebajar su tarifa con el cliente para que yo cobrase más, pero aun así no llegaban a lo que pedí. Una cárnica se estaba bajando los pantalones delante de mi!!! Eso si que no me lo esperaba… aunque no cambió nada. Me habían demostrado que no querían trabajar conmigo, ya que el cliente se negaba a contratarme directamente desde el principio (Es algo que no entenderé, si necesitas alguien a largo plazo, es más fácil contratar directamente a alguien, que pagar un sobre coste por esa persona), les dije que visto lo visto eran mi última opción, literalmente. Me dijeron que como les iban a decir eso al cliente, que ellos no iban a esperar a que buscase yo otras opciones. Así que pasó lo que tenia que pasar: Lo rechacé sin ni siquiera pestañear.

Tuve otras entrevistas, donde me hicieron pasar tests de pensamiento abstracto, y preguntas de recursos pseudo-humanos absurdas. Y una de esas empresas, que era una cárnica de las que se va dando de guay, me ofrecieron lo que pedí. Pero les dije que aun no podía aceptar la oferta, ya que estaba en “otros procesos de selección” y no quería descartar nada desde el principio ¡¡Y me dijeron que esperarían!! Señoras y señores, otra empresa más que se baja los pantalones!! Definitivamente están desesperados por encontrar a alguien con experiencia.

Por supuesto esta última oferta tenía una utilidad práctica: Hacia unos meses había hecho una entrevista en una empresa relativamente pequeña donde buscaban gente para renovar la arquitectura propia que tenían, y que era del paleolítico. Tenia muy pinta, pero yo aun estaba acabando mi proyecto, y les dije que si podían esperar un par de meses, y parece que no tenían mucha prisa, ya que me dijeron que no había problema. Al cabo de esos dos meses, me volvieron a llamar para una entrevista casi definitiva, y lo bueno, es que ya tenia esta otra oferta sobre la mesa (Con pre-contrato en mi e-mail y todo) y les dije lo que había, y que si podían superar esa oferta, no me lo pensaría dos veces. En realidad si me hubieran ofrecido exactamente lo mismo o un poco menos, habría aceptado igualmente, ya que el trabajo era en cliente final y tenia muy buena pinta.

La cosa es que funcionó, superaron la oferta que tenia de la otra empresa, y pude conseguir un trabajo bastante decente sin tener que volver a pasar por el trago de otra cárnica, y espero que siga siendo así durante mucho tiempo.

Al final el poner empeño en negarse a ser simple carnaza que puedan vender al peso tuvo sus frutos. Y si vosotros estáis en algún momento en una situación parecida, no aceptéis lo primero que os ofrezcan, ya que por suerte en el mundo de la programación, los trabajos no faltan.

Ya llegó el Pebble time

Después de mucho esperar (gracias a los señores de correos y su gran habilidad para perder paquetes) por fin tengo en mi poder el nuevo Pebble Time, y hace tiempo que quería poder escribir sobre este tipo de relojes.

Pebble Time

Para el que no lo conozca es la segunda versión del smart-watch (Que mal me ha sonado esta palabra siempre…) Pebble, lanzado hace unos años en la plataforma de crowdfunding Kickstarter, y que en esta última versión ha batido todos los records de financiación, llegando al millón de dolares recaudados en tan solo 40 minutos. Ahí es nada.

En este momento ya se puede comprar por el público general por 250€ en España (Que mal le ha sentado el cambio de dolares a euros). El mio lo conseguí a través de la campaña de kickstarter, lo cual lo hace una versión exclusiva que incluye en la parte de atrás una serigrafía de “Kickstarter backer”.

Parte trasera Pebble Time

Desde hace ya unos cuantos meses parece que hay una fiebre por los wearables (llevables/ponibles. No hay una traducción digna para este palabro), que se ha desatado con la llegada del Apple Watch, aunque ya con los relojes que llevan incorporados Android Wear se la ha dado un buen empujón a todo el mercado.

Tanto el reloj de Apple, como todos los que llevan el sistema de Google, llevan una pantalla tactil del mismo tipo que los moviles, lo que hace que el consumo en estos aparatos sea excesivo, y en menos de un dia, tengas que ponerlo a cargar como si fuera tu movil. Y aquí es donde entran las ventajas del Pebble en juego: Este reloj lleva una pantalla e-paper (Que no es tinta electrónica ojo, sino una LCD de ultra-bajo consumo), y además no es tactil. ¿Que se consigue con ello? Que la autonomía del dispositivo se alargue enormemente hasta los 7 días según la gente de Pebble. En la versión inicial del reloj, la pantalla era en blanco y negro, pero en el Pebble Time, han cambiado a una pantalla en color, pero sin disminuir la autonomia, lo que es un gran paso adelante. Eso si, la resolución de la pantalla sigue siendo la misma para poder tener completa compatibilidad con las aplicaciones del Pebble original. Además todo el interface se mueve con 4 botones más que suficientes para realizar todas las acciones necesarias en el reloj, y que influyen a la hora de una autonomía enorme.

Pebbles

El nuevo Pebble Time tiene un cuerpo más delgado, y se siente más ligero que su predecesor, a parte de que su diseño parece menos de jueguete, aunque muchos lo sigan tachando de ello. Por otra parte, su software ha pegado un cambio radical, incluyendo multitud de animaciones entre pantallas, y sobre todo, la inclusión de lo que llaman “Timeline”. Este timeline, no es más que una agenda de eventos futuros (Que se ven pulsando el botón lateral inferior), y eventos pasados (Pulsando el botón lateral superior). A no ser que seas un obseso del control del tiempo, no le sacarás mucho jugo.

Sin embargo lo que si destaca es su forma de manejar las aplicaciones en el reloj. En la versión anterior, tenias la posibilidad de almacenar hasta 8 aplicaciones (Entre aplicaciones y watchfaces) y punto. En el nuevo Pebble puedes tener aplicaciones teoricamente infinitas, ya que las que más se usen, estarán constantemente en la cache del reloj, pero cuando ejecutes una que no lo esté se cargara en el mismo momento desde tu móvil. Tengo que decir que no tenía mucha fe en este sistema, pero al probarlo, simple y llanamente funciona de maravilla.

El cargador de este reloj, sigue siendo magnetico al igual que su predecesor, pero en este caso se encuentra debajo del propio reloj, y no en un lateral como el Pebble original, lo que hace que sea más propenso a poder crear docks que integren facilmente el cargador.

Como podéis ver en la siguiente imagen, mi Pebble original en su dock, no es que tenga una integración muy buena con el cargador.

Pebble Original en el dock

Si esto no es suficiente para que os entren ganas de comprar uno, deciros que Pebble ha dado la opción a la gente, de fabricar smartband, o dicho de otra manera, correas que hagan algo más que la simple función de sujetarlo a la muñeca. Gracias a su conector trasero de carga, se podran crear correas con bateria extra, pulsometro, GPS, o cualquier otra función que se os pueda ocurrir.

Como broche final, deciros que de este reloj no se puede esperar que tenga aplicaciones muy llamativas como Android Wear o Apple Watch, ya que está limitado mucho por su hardware y su interfaz, pero dado la cantidad de desarrolladores interesados en el, hay una cantidad de aplicaciones inmensa dentro de su store. Así que si esperais que haga maravillas el reloj, os equivocais de producto. Con el Pebble tendras todas las notificaciones de tu móvil en la muñeca sin ningún problema y otras opciones muy interesantes, pero no tendrás toda la potencia de un móvil, como parecen querer incluir todos los demás smartwatches, cosa que para mi por ahora, me es más que suficiente, ya que su utilidad real siempre ha sido el mostrar las notificaciones de forma rápida.

Por último, os dejo un pequeño vídeo de “análisis” que he realizado comparando el Pebble Time, con su antecesor, el Pebble original, para que podáis ver más de cerca todo lo que aquí os cuento.

Linux a presión

Hablando con unos familiares míos el otro día, salió el tema de comprarse un nuevo PC, y los requisitos que tenía que tener (Alguien ha gritado PRINGAO!!?? Pues ya estáis tardando en hacerlo) para que funcionase en condiciones. Por supuesto empezaron con lo de siempre: Solo lo quiero para navegar, ver el correo, y editar documentos. Ya empezamos… como si no nos conociéramos…

-¿No lo vais a usar para jugar no?
+Bueno, queríamos instalar SOLO el juego ultra-mega-la-rehostia.
-Lo que viene a ser que entonces no lo queréis SOLO para lo que me dijiste.
+Ya, pero es solo un juego, eso no importa.
-Ya claro, y yo quiero ir en avión, pero da igual que el avión no tenga alas, no es algo que me importe.
+…

Visto la situación, les solté un chorro de especificaciones mínimas, y cuando más o menos les dije lo que podía costar, se echaron las manos a la cabeza por supuesto. Lo de siempre, quieren una nave espacial, por el precio de un patinete.

Les propuse una solución más fácil y lo más económica que podría haber: Practicarle a su PC, una resucitación estándar de las mías. Por supuesto al oír que su PC podría ir bien, y que aunque no pudieran jugar, no les costaría un euro, empezaron a dar botes de alegría. Hasta que les dije que lo que tendría que instalar era un Linux.

Ya se armó la gorda de nuevo. ¿Alguien se acuerda el lío que tuve con mi luser cangrejo, y el portátil? (Fue la razón de porque ya me niego a instalar Windows sin pasta de por medio) Pues empezaron con lo mismo, que si Linux es difícil, que si no lo van a entender, que si no se puede hacer de todo… Misma verborrea de siempre cuando uno no quiere probar cosas nuevas, y que encima te está recomendando alguien que tiene idea de lo que habla.

Su decisión: Comprar un ordenador nuevo. ¡CON DOS COJONES! ¿Alguna vez he dicho que parece que la gente no me escucha? Pues lo repito por si acaso no os habéis enterado: LA GENTE NO ME ESCUCHA.

Todo esto viene, porque desde hace algún tiempo quería escribir sobre este tema: Linux

Llevo unos cuantos años ya como usuario de Linux (Más o menos desde 2001), usando distribuciones como Mandrake (Ya desaparecida, RIP), Red HatUbuntu, y ahora mismo Debian. Esto respecto a mi PC principal, porque en mi netbook que tiene la tira de años, estoy usando la distrubución Lubuntu, que es una derivada de Ubuntu, con un escritorio ligero y aplicaciones poco pesadas. Este último es el que uso para la resucitación estándar, y todos a los que se lo he instalado han acabado más contentos que nada (Excepto mi luser cangrejo al que intento adoctrinarle por las malas desde hace un tiempo).

Con Lubuntu, además se le puede dar el aspecto de Windows XP para que el usuario cabeza-cuadrada se relaje un poco, y le sea más fácil adaptarse (Ya ves tu, cambiarle cuatro iconos, el fondo de pantalla, y el estilo de las ventanas hacen que sean felices, pobrecillos…). El escritorio queda de esta forma

Lubuntu XP

Ponle esto a cualquier luser, y se pensará que tiene un windows genial. Os dejo el enlace al tutorial http://www.makeuseof.com/tag/make-lubuntu-look-like-windows-xp/ de como hacer esto, y el archivo necesario al que hacen referencia en el tutorial por si acaso el enlace de descarga falla: Lubuntu XP

Con todo esto lo único que pretendo es intentar concienciar a la gente, para que deje de pensar únicamente que un PC lleva siempre Windows, cuando en realidad, un PC no es más que una caja, con el que tu puedes hacer lo que te de la gana, e instalándole un Linux, veréis que no querréis volver jamás a Windows (A no ser que sea para jugar, aquí no queda mucha más opción, aunque día a día con Steam para Linux empieza a haber cada día más juegos disponibles) sabiendo que no hace falta un antivirus, que las actualizaciones son inmediatas y poco intrusivas, y que el sistema no se termina degradando tan fácilmente como para ser casi una tortuga.

Gente comprometida con el proyecto

Después de unos cuantos años trabajando como desarrollador, he llegado a una conclusión: Se puede identificar una cárnica (Empresa IT que nos vende al cliente al peso) a leguas de distancia. Estas cárnicas prácticamente tienen las mismas características, lo que hace que cuando se busca empleo sea muy fácil evitarlas.

Por mi experiencia, si te encuentras algunos de los tres rasgos siguientes en vuestra empresa, enhorabuena, estás en una cárnica con todas las de la ley.

Si en cualquier oferta de empleo que realizan, siempre se definen como empresa líder en el sector, entonces charcutería a la vista. La cosa es que, en serio, se creen que son lideres en algo, y por desgracia lo son: Son líderes en subcontratar gente a otras empresas y luego olvidarse de ellos excepto por la nómina. Si ves esto en cualquier oferta de Internet, y no quieres morir en el intento, evítalo como la peste.

Otra tontería que ahora les ha dado a estas cárnicas, es lo que se ha dado por llamar Dress Code estricto. Para los novatos en este tipo de empresas, lo que significa es ir vestido con traje obligatóriamente. Creo que nunca llegaré a entender la mentalidad de las empresas que obligan a esto. Te pondrán la excusa de que es para dar buena imagen al cliente, pero somos lo que somos: Informáticos, nuestra imagen es nuestro trabajo bien hecho. Está claro que esta mentalidad es típica de empresaurios que siguen viviendo en el pasado de la consultoría, y que se creen que una corbata hace milagros. Respecto a esto siempre he tenido una duda trascendental: Si cuando entras a trabajar en una tienda por ej. donde te requieren un uniforme, ellos te dan ese uniforme, pero… ¿Porque en una cárnica no te pagan ellos el traje? Al fin y al cabo es el uniforme que te exigen, así que no deberías ser tu el que tenga que gastarse el dinero en algo que ellos te exigen. La mayoría de informáticos nos pasamos ese Dress Code por donde nos da la gana, y nuestro uniforme suele ser el siguiente: Vaqueros, zapatillas deportivas y camiseta (Cuanto más friki sea la camiseta, mejor).

Estas maneras de reconocer una cárnica son muy fáciles, pero sin embargo hay una forma, que es mucho más sutil, pero todavía más peligrosa que las dos anteriores. Si en una entrevista de trabajo, o ya trabajando en una empresa os dicen la frase: necesitamos gente comprometida con el proyecto, entonces ¡ALERTA! ¡ALERTA! ¡MARRÓN INCOMING! Suena a frase típica de recursos pseudo-humanos, y por desgracia también suena muy inofensiva. Sin embargo es la frase más peligrosa que os pueden decir, porque su significado es muy distinto. Si os dicen que necesitan gente comprometida con el proyecto, lo que significa es que necesitan gente que no le importe echar horas extras gratis, cuando ellos digan, y porque ellos lo digan. Si algo se debe aprender de estas cárnicas es que no se les debe dar la mano, porque te cogen el brazo. Si os dicen de echar horas extras para terminar el proyecto, decidles directamente que no, al fin y al cabo, tu no te vas a llevar ningún incentivo por acabar el proyecto antes, la culpa del retraso no es tuya, porque con toda seguridad es un problema de planificación del proyecto, en el cual, tu no has tenido poder de decisión para definir los tiempos, y para rematar la faena, la gente no trabaja gratis. Por supuesto intentarán chantajearos con que vuestros compañeros se van a quedar y no estaría bien que tu te fueras a tu casa. Si mis compañeros son idiotas y no quieren ver que les están tomando el pelo, allá ellos. Y en el remoto caso de que esas horas sean remuneradas, no serian remuneradas con dinero, sino con días de vacaciones. Esto mejor no aceptarlo ni aunque tengas mucho estrés acumulado, porque el día que algo vaya mal, ¡¡Ahh se siente!! nadie sabe nada de esos días de vacaciones acumulados con horas extras, porque nadie lo ha anotado por ningún lado. Además ¿Que compromiso más grande con el proyecto hay, que ir a trabajar todos los días en el? Ese es el verdadero compromiso.

Una verdad sobre los desarrolladores, es que, las horas extras, son absolutamente inútiles. Nuestro trabajo requiere de un esfuerzo mental la mayor parte de las veces, que hace que después de una jornada laboral de 8 horas, hasta nos hayamos olvidado de donde vivimos. Así que, si se echan horas extras, son completamente inútiles, ya que el trabajo que podamos hacer en ellas, será una chapuza, y además, al día siguiente tendrás que rehacer ese trabajo que hiciste a ultima hora, ya que no funciona como debe. Lo que significa que estas gastando esas horas extras, y las primeras horas del día siguiente, en rehacer el trabajo, y la consecuencia es que se han perdido más horas, de las que se deberían haber ganado.

Espero que esto os haya servido de guía para poder identificar estas cárnicas con más facilidad, y evitarlas cuando busquéis trabajo, o si ya estáis en una, evitar que os mangoneen más de lo debido.

Si queréis un consejo, buscad trabajo en cliente final (Que no sea un estirado y donde no vayan todos trajeados de punta en blanco) y con contrato en el mismo cliente final. Si os sale bien, encontrareis probablemente un trabajo medianamente digno.

 

 

Las llamadas (gratis) por Internet

Mucho se está hablando estos días de las llamadas gratis por Internet, debido a su incorporación a guachap.whatsapp-logo

Estas llamadas no son nuevas ni mucho menos. Desde hace tiempo guachap va por detrás en todos los aspectos (sólo hay que ver la mega-chapuza que se han sacado de la manga con whatsapp web), y ahora intentan vendernos estas llamadas gratis a través de Internet como algo revolucionario, cuando desde hace tiempo, estas pueden hacerse con Viber, Skype, Hangouts (Esta con posible vídeo llamada múltiple), y muchas otras aplicaciones. Es más, hasta con el difunto msn messenger podían hacerse. Como podéis ver no han inventado la rueda ni mucho menos.

Lo malo de esto es que la gente cree que estas llamadas son gratis, y no podrían estar más equivocados, porque de hecho estas llamadas hasta le cuestan dinero a la persona a la que se llama.

Explicación breve de como funciona esto: Las llamadas, no son más que datos que se transmiten como tal, solo que son interpretados por los dispositivos como audio, y se reproducen como sonido bidireccional (De entrada y salida a la vez). Lo que quiere decir que tanto el dispositivo origen como el dispositivo de destino, están recibiendo datos a través de Internet cuando se hacen estas llamadas gratuitas.

Llegado a este punto, no se si ya os habéis dado cuenta a donde quiero llegar. No son gratis, porque estás consumiendo datos de tu tarifa de Internet, y ojo, que si tu estás llamando, no solo estas consumiendo de tus datos, sino que la persona a la que estás llamando también está consumiendo datos de su tarifa, ya que recibir datos también cuenta como tráfico consumido.

Esto puede ser muy bonito si las dos personas están a través de conexión Wifi, ya que estas conexiones suelen ir asociadas a tarifas planas donde no importa lo que consumas. Este es uno de los dos escenarios donde las llamadas VoIP (Voice Over IP, que es el término exacto con el que se definen a las llamadas por Internet) valen realmente la pena.

Ahora cambiemos el escenario: Tu estás a través de una conexión Wifi, pero la persona a la que llamas está en la calle usando su tarifa de datos contratada en el móvil. Tu estarás la mar de contento, porque ni gastas datos de tu tarifa, ni gastas dinero en una llamada, pero la persona a la que llamas, si que le está costando dinero, ya que está consumiendo datos de su tarifa contratada, lo que lleva a que tenga menos datos para cosas que el considere importantes. Y a la inversa igual, si alguien te llama a ti, y no estas mediante conexión Wifi, gastarás de tu tarifa de datos, mientras que si te hubieran llamado por el sistema tradicional, tu no estarías gastando nada. ¿A que ahora ya no suena tan bien las llamadas por Internet?

Desde mi punto de vista hay otro escenario donde realmente merece la pena usar las llamadas VoIP. Cuando estás en el extranjero, y puedes tener conexión Wifi, por ejemplo a través de las conexiones gratuitas que ofrecen los hoteles. Por desgracia el roaming no se ha eliminado como se estuvo intentando, así que las llamadas internacionales cuestan una pequeña fortuna. Es más, cuestan incluso aunque te llamen a ti, lo que ya si que no es nada agradable. Por lo cual en este escenario, merece la pena que si el destino está en otro país, consumir un poco de tarifa de datos de la persona a la que se llama, compense ese consumo de datos.

Estas llamadas no consumen un volumen de datos excesivo, pero sigue siendo consumo de datos, por lo que si abusamos de ellas, todo el volumen de datos que tengamos contratado se nos irá al traste rápidamente.

La conclusión de todo esto es bien sencilla: ¿Prefieres usar tu tarifa de datos para navegar, mandar mensajes, ver vídeos, etc… o poder hacer llamadas más baratas?

Mi elección está clara: Si ando con conexión móvil en vez de Wifi, no pienso aceptar ninguna llamada VoIP a no ser que sea de alguien que esté en el extranjero, ahorrándole así un poco de dinero a la persona que me llama.

 

 

Tutorial – NAS Casero Avanzado

En este tutorial, os enseñaré como montar configuraciones de discos avanzadas para vuestro NAS con NAS4FREE instalado. Antes de nada, si no habéis pasado por el primer tutorial, deberíais hacerlo YA, hasta el sitio donde se enlaza con este, ya que ahí se explica como instalar NAS4FREE en vuestro PC, y es de lo que partiré aquí: Tener NAS4FREE instalado y accesible desde algún PC

Aquí pretendo enseñaros, como montar configuraciones avanzadas de discos para poder usar varios, como si fuera uno solo, pero en distintas configuraciones, así que pongámonos al lío
.

En mi NAS tengo 4 discos de 3GB (Sí, ya se que eso no existe, pero estoy haciéndolo sobre una máquina virtual, así que me llega con eso), a parte del disco donde se ha instalado NAS4FREE (Acordaros de que NAS4FREE ocupa un disco entero, por lo cual es recomendable instalarlo sobre alguna unidad externa usb con poco espacio de almacenamiento, que tengáis siempre conectada al PC, e iniciar desde ese dispositivo el sistema, ya que sino, desperdiciareis un disco completo para una instalación de muy pocas megas). Para verlos nos vamos a la opción de menú Discos->Administración y ahí si no veis los discos duros de vuestra máquina, solo debéis pulsar en importar disco, aceptar la pantalla de confirmación, y os aparecerá automáticamente todo el listado.

nas1  nas2

Esta será el inicio para cada uno de los tipos de configuraciones que vamos a montar.

Stripe (Raid 0)

Este tipo de configuración lo que hace, es que 2 o mas discos, trabajen como uno solo, repartiendo la información entre todos los discos, con lo que se gana en rendimiento. Esta configuración sin embargo no tiene redundancia, por lo cual, si algun disco se estropea, os podeis olvidar del contenido de todos ellos directamente.

Para ello, lo primero es formatear los discos que quieren usarse para usarse en Stripe. Yo usaré los discos ada1 y ada2. Para formatearlos nos vamos a la opcion Discos->Formatear, seleccionamos el disco que queremos (ada1 en mi caso), y en Sistema de archivos, seleccionamos ZFS Storage Pool Device quedándoos una pantalla tal como esta:

nas3

 

Después pulsaremos en Formatear el disco, y una vez que acabe, repetimos el proceso con el disco ada2.

A continuacion nos vamos a la opcion de menú Discos->ZFS y dentro, seleccionamos la opcion Pools y despues Dispositivo Virtual. Aquí dentro pulsamos en el simbolo + de la derecha y nos dará una lista de los discos listos para poder realizar un dispositivo virtual. Ponemos un nombre (En mi caso, Virtual1) y seleccionamos los discos ada1 y ada2, seleccionamos Stripe en el campo Tipo y por ultimo pulsamos el botón Añadir, y cuando nos aparezca en la lista, pulsamos Aplicar Cambios y ya tendremos nuestro dispositivo virtual creado.


nas4nas5nas6

Una vez creado el dispositivo virtual, nos vamos dentro de la sección de Pools a la parte de Administración, y pulsamos en el simbolo + para añadir un nuevo Pool. Le damos un nombre al pool (Pool1 en mi caso), seleccionamos el dispositivo virtual creado anteriormente, y pulsamos en Añadir. Después pulsamos en Aplicar Cambios  y ya tenemos nuestro Pool montado y activo.

nas7 nas8

Ahora mismo nuestro Pool funciona como si fuera un disco duro único en el cual como se puede observar, tiene el tamaño de la suma de los dos discos usados, y podemos empezar a compartirlo a través de SMB/CIFS igual que se hace en la segunda parte del tutorial.

Al ser la primera vez que tratamos con el sistema ZFS, nos podemos encontrar también con Conjuntos de datos dentro de las opciones de ZFS. Estos conjuntos de datos, son carpetas que se crean dentro del pool creado, pero al cual podemos darle varias opciones. Para crear un Conjunto de datos nos vamos a Discos->ZFS y luego en Conjunto de datos. Pulsamos en el símbolo + y podremos añadir uno nuevo, donde le daremos un nombre, seleccionaremos el pool creado anteriormente, modificaremos los parámetros que creamos necesarios (Propietario,permisos, cuota,etc…) y pulsamos en Añadir. Después pulsamos Aplicar Cambios, y listo, ya tenemos nuestro conjunto de datos (Carpeta dentro de nuestro pool) con las opciones que nosotros hayamos querido, y que por supuesto podremos compartir vía SMB/CIFS, NFS o como mejor queramos.

Mirror (Raid 1)

Este tipo de configuración lo que hace, es que 2 discos, trabajen como uno solo, duplicando la información en los dos discos, con lo que si un disco duro de los dos se estropea, no perderemos ningun dato, ya que solo tendremos que sustituir el disco dañado, por otro de igual capacidad y superior, y hacer una restauracion de disco mediante NAS4FREE. Esta configuración Consigue que nuestros datos estén seguros, pero a cambio, perderemos capacidad de almacenamiento, ya que dos discos duros funcionaran con la capacidad del menor de ellos dos. Ej: Si tenemos un disco de 512GB y otro de 256GB, solo tendremos disponibles 256GB de cara al exterior, ya que al duplicarse la información entre los discos, tiene que haber capacidad suficiente para todo lo que le metamos. Por eso es recomendable poner dos discos de la misma capacidad siempre que hagamos una configuración de Mirror o RAID 1.

Para crear una configuración de espejo o Mirror, tendremos que tener formateados los discos que vamos a usar (ada1 y ada2 de nuevo) como ZFS, igual que como hicimos para la configuración en Stripe. Lo siguiente es crear un dispositivo virtual igual que en el anterior apartado, excepto que esta vez en la pantalla de crear el dispositivo virtual, seleccionaremos el tipo Espejo (Mirror)

nas10

 

Una vez creado el dispositivo virtual en modo espejo, podemos crear un pool igual que en el modo Stripe, seleccionando en la pantalla de creación en dispositivo virtual de espejo creado antes.

nas11nas12

 

Cuando tengamos creado el pool, veremos que tenemos disponible solamente 3GB, ya que es el tamaño de uno de los discos que usamos. Con esto podemos compartirlo ya con SMB/CIFS, NFS y otros protocolos igual que hicimos antes, o también crear conjuntos de datos. Esto ya es cosa vuestra.

Mirror+Stripe (Raid 10)

Esta configuración es realmente interesante, y altamente recomendable si se tienen 4 discos duros por lo menos (Tenemos que tener discos múltiplos de 2: 4,6,8,10…), ya que vamos a hacer dos configuraciones en mirror, y estas dos a su vez las configuraremos en stripe.

Para empezar crearemos dos dispositivos virtuales con configuración mirror: Uno llamado Virtual1 con los discos ada1 y ada2, y otros llamado Virtual2 con ada3 y ada4. Por supuesto todos los discos deben estar formateados con ZFS previamente. El resultado sería este:

nas13 nas14 nas15

 

Una vez creados nuestros dispositivos virtuales, debemos ir a crear nuestro pool (Recordad, Discos->ZFS, y luego Pools y Administración). Para ello en la pantalla de creación, le ponemos un nombre (Pool10 en mi caso), y seleccionamos los dos dispositivos virtuales creados anteriormente. El resultado sería este:

nas16nas17

 

Ya tenemos nuestro pool creado, y como podemos observar, tenemos disponibles 6GB para nosotros. Esto es lógico, ya que hemos juntado dos configuraciones mirror (Las cuales tiene 3GB cada una) a través de un stripe (Que suma las capacidades disponibles de los dispositivos) en el pool. Esta para mi la mejor configuración que se puede tener casi sin ninguna duda, ya que tienes más capacidad de almacenamiento, y se te pueden estropear dos discos duros a la vez (Siempre y cuando los dos no sean del mismo dispositivo virtual creado) y aun así no perder ningún tipo de dato.

Raidz1 (Raid 5)

Este tipo de configuración es más avanzada, aunque muy simple de crear. Se puede crear siempre y cuando tengamos mas de 3 discos. Su utilidad es que suma todos las capacidades de los discos, y tiene redundancia, lo cual hace que si se nos estropea un disco, podamos reemplazarlo. En esta configuración la suma de las capacidades no es exacta del todo a la suma de todos los disco, ya que se necesita parte de esta capacidad de almacenamiento, para crear la redundancia y hacerlo tolerante a fallos. Es recomendable esta configuración, siempre y cuando se tengan discos de bastante capacidad, y podamos permitirnos que un disco se nos estropee, pero a cambio tener un poco menos capacidad de la esperada al sumar todos los discos.

La configuración es la siguiente: Nos volvemos a ir a los dispositivos virtuales, teniendo todos los discos formateados en ZFS. Yo voy a usar mis 4 discos que tengo ahora mismo para crear mi Raidz1, por lo cual en la pantalla de creación de dispositivo virtual, le doy un nombre (Raid5 en mi caso), seleccionamos Raid-Z de paridad simple en tipo, y cogemos todos los discos que tengo disponibles para añadirlos.

nas18

 

Una vez creado nuestro dispositivo virtual, nos vamos a la creación de un pool, y seguimos los mismos pasos que para las configuraciones anteriores, excepto que esta vez solo tendremos disponible un dispositivo virtual para seleccionar. Le damos un nombre, seleccionamos el dispositivo (Virtual 5 en mi caso), y pulsamos Añadir. Pulsamos aplicar en la siguiente pantalla y listo, ya tenemos nuestro Raidz1 montado.

nas19 nas20

 

Podemos observar en las imágenes que solo tengamos disponibles 8,79GB. Como dije, este tipo de configuración utiliza parte de nuestra capacidad de almacenamiento para generar esa redundancia que haga el sistema tolerante a fallos, así que si vamos a usar esta configuración, deberíamos asegurarnos de usar discos de una buena capacidad.

Por supuesto una vez creado nuestro pool, podemos empezar a crear elementos compartidos y conjuntos de datos igual que en las otras configuraciones.


 

Una vez hayais creado vuestra configuración elegida, debereis seguir con la primera parte del tutorial, donde se configuran usuarios y grupos, para después pasar a la segunda parte del tutorial donde se crean carpetas compartidas en red.

Y hasta aquí llega el último tutorial para la creación de nuestro NAS casero. Espero que os haya sido de utilidad tanto como a mi, y que le deis toda la caña que podáis a vuestro nuevo equipo.

Tutorial – NAS Casero II

Y aquí tenéis la segunda parte del tutorial traducido que encontrareis en http://www.anotherwindowsblog.com/2012/10/installing-and-configuring-nas4free-on-a-windows-network.html/2

Creando directorios

Si tienes una gran cantidad de usuarios y por lo tanto una gran cantidad de carpetas a crear, puedes simplemente crear una carpeta principal HOME y para cada ubicación de la ruta del usuario, basta con utilizar la variable de $u al final de la ruta. Así, la ruta de acceso para cualquier usuario se verá así: /mnt/Storage/Home/%u /. La principal ventaja de utilizar este método se debe a no tener que crear una carpeta individual para cada usuario y también no tener que establecer los permisos para cada uno. Cuando un usuario se conecta y accede a la cuota de la carpeta de inicio, recibirá sólo el acceso a su propio directorio de carpetas. Cuando te loguees en el Administrador de archivos como se indica en el siguiente paso, por favor recuerde iniciar sesión con las credenciales de administrador y no con cualquiera de las cuentas de usuario que ha creado en los pasos anteriores.

El siguiente paso en el proceso es la de crear los directorios de carpetas para nuestros usuarios. Ten en cuenta que esto NO SON las propias compartidas, sino sólo las carpetas. Dirígete a Avanzado -> Administrador de archivos y logueate cuando veas el mensaje. Aquí ves una lista visual de la estructura de carpetas en nuestro NAS. No te preocupes por todos los demás. La única carpeta con la que vamos trabajar es ‘mnt’. Dentro, deberías ver una carpeta que corresponde al nombre del punto de montaje que has creado en el principio. En mi caso, es simplemente Storage. Entra dentro del punto de montaje. Hacia el lado derecho, en el menú desplegable, selecciona Directory en lugar de Files. En el campo de texto junto a este cuadro, escribe el nombre del directorio y haz clic en Create. En mi caso, voy a crear tres carpetas diferentes dentro de mi punto de montaje de almacenamiento. La primera carpeta es para Alice. El segundo es para Bob. La tercera carpeta se llama pública. No te preocupes acerca de los permisos, porque nos encargaremos de eso próximamente.

Directories

Asignando permisos a los directorios

Con los directorios creados, ahora tenemos que asignar los permisos reales en esas carpeta. Para que esto suceda, tenemos que utilizar la utilidad WinSCP. Pero antes de que podamos usarla para iniciar sesión en nuestro NAS, tenemos que activar esa función dentro del sistema operativo NAS4Free. Pásate por Servicios -> SSH. NAS4Free tiene muchas características, pero por defecto y por motivos de seguridad, la mayoría de ellos están desactivados. Para utilizar WinSCP, necesitamos habilitar el servicio SSH. Por lo tanto, haga clic en la casilla de verificación Habilitar en el lado derecho. También activa la opción “Specifies whether it is allowed to login as superuser (root) directly”.

SSH Enable

Ahora puedes abrir WinSCP. Bajo el nombre de host, escribe la dirección IP del servidor NAS. Bajo nombre de usuario, utiliza “root”. La contraseña debe ser nas4free a menos que lo hayas cambiado. Pulsa el botón Iniciar sesión.

WinSCP

Una vez conectado,sube de directorio hasta ‘mnt’ donde hemos creado nuestras tres carpetas en el paso anterior (esta es la lista de directorios del lado derecho). Aquí, tenemos que establecer individualmente los permisos de acceso para cada carpeta. Voy a empezar con Alice. Haz clic derecho sobre la carpeta y selecciona Properties en el menú. En el cuadro de propietario (Owner), deberia mostrarse como ‘root [0]’. Resalta este y elimínalo. En su lugar, pondremos a Alice como el dueño de esta carpeta. Por lo tanto, escribe el número de identificación del usuario de Alice en esta casilla. En Permisos, verás una gran cantidad de casillas que te permite establecer permisos individuales. En lugar de hacer malabares con estos, simplemente escribe 700 en el cuadro “octal” y pulsa Aceptar. Esto, básicamente, dice que sólo el propietario, el cual es Alice, debe tener acceso completo de lectura, escritura y ejecución en la carpeta y nadie más. Voy a hacer lo mismo para la carpeta de Bob pero claro, pondré Bob como propietario en lugar de Alice. Con la carpeta pública, las cosas son diferentes, ya que tenemos que dar nuestro acceso de grupo personalizado “Public” en lugar de un único usuario individual. El procedimiento es el mismo, pero esta vez escribe la identificación del grupo en el campo Grupo y no en propietario. Para los permisos, lo ponemos a 775 en el campo octal.

Aquí es lo que tengo al final:

Alice PermissionsBob's PermissionPublic Permission

Una vez que esté hecho, puedes salir de WinScep.

Creando nuestros compartidos

Muy bien, sólo hay una cosa más que tenemos que llevar a cabo para poner todo junto! Ahora necesitamos crear carpetas compartidas que se mapean a los tres directorios que se han creado (Alice, Bob y Público). Pásate por Servicios -> CIFS / SMB. Estas dos tecnologías se utilizan en un entorno Windows para permitir a los equipos comunicarse básicamente y compartir archivos entre sí. Si tienes equipos de Apple en la red, tendrás que activar el protocolo de archivos de Apple (AFP). Para habilitar el soporte CIFS / SMB en el NAS, sólo tienes que seleccionar la casilla de verificación (lado derecho) Habilitar. Puedes dejar casi todo lo demás en los valores predeterminados. Sólo asegúrate de que el tipo de autenticación se establece en usuario local y que el nombre de grupo de trabajo coincide con el que estás utilizando en tu red (que debe estar en WORKGROUP si no lo has cambaido).

CIFS Support

Con el servicio CIFS activado, podemos ahora por fin crear las carpeta compartidas para nuestros usuarios a utilizar. Cambia a la pestaña Acciones. Aquí vamos a crear tres carpetas compartidas con cada asignación a uno de los directorios que hemos creado antes. Haz clic en el signo más para agregar una carpeta compartida. Sólo tendrá que proporcionar tres piezas clave de información. Puedes dejar el resto de las opciones establecidas por defecto por ahora.

Primero tendrás que darle un nombre nombre a la carpeta compartida. Esto es lo que los usuarios verán cuando naveguen a través del NAS. Sorprendentemente, se quiere un comentario por lo cual escribe uno aquí. En el campo Ruta (Path) es el más importante, así que asegúrate absolutamente de hacerlo correctamente! El valor de ruta especifica a carpeta o directorio deben ser mapeada la carpeta compartida. En mi caso, voy a crear tres carpetas compartidas. Uno de Alice, Bob y otra para Publico. La primera carpeta compartida será, obviamente, mapeada a la carpeta privada de Alice, la segunda mapeada a la carpeta privada de Bob y la tercera, mapeada a la carpeta pública, respectivamente. Simplemente haz clic en el icono Examinar para buscar el directorio. Las carpetas deben estar ubicados dentro de tu punto de montaje.

Alice's ShareBob's SharePublic Share

Conectado a las carpetas compartidas

Finalmente hemos completado todos los procedimientos para tener nuestras carpetas compartidas en marcha y funcionando con los permisos correctos! Ahora es el momento de la recta final. Aquí, vamos a conectar a nuestro NAS como usuario Alice en tu máquina de Windows 7. Si todo va bien, deberías ser capaz de navegar libremente por la carpeta pública y tu carpeta privada además de agregar datos a ellos. Sin embargo, a ella se le debe negar el acceso a la carpeta privada de Bob.

Así que, si todo va bien, Alice debe ver el servidor NAS4Free listado en su red (si no es así, por favor recuerda habilitar el servicio CIFS / SMB):

Network

Cuando se hace clic en ese servidor en la lista de redes, se presentará una petición de credenciales. Aquí, el usuario escribe su nombre de usuario y contraseña que se ha configurado para ellos dentro NAS4Free (los usuarios podrían no ver este mensaje si el nombre de usuario y la contraseña para su cuenta NAS4Free es lo mismo que su cuenta de equipo local):

Credential Prompt

Una vez que las credenciales han sido validados, Alice debe ahora ser capaz de navegar por los recursos compartidos de red en nuestro NAS como se ve aquí:

Browse Shares

Observa a continuación cómo Alice puede crear archivos y carpetas tanto en su carpeta privada y la publica que tiene compartida:

Access Granted

Esto es lo que sucede cuando Alice intenta acceder a la carpeta privada de Bob. Como era de esperar, se le niega el acceso porque hicimos a Bob el “dueño” de la carpeta y se hizo de manera que sólo el propietario puede tener acceso a la carpeta:

Access Denied

OK, así que todo funciona como se esperaba! La última cosa que necesitamos hacer es ayudar a Alice mapear esas carpetas de red para que ella tenga un acceso más fácil a ellas a partir de ahora. Todo lo que tiene que hacer es simplemente hacer clic en la carpeta que quiere asignar a una unidad y seleccionar la opción adecuada en el menú (mapear a unidad de red). En la ventana que aparece, el usuario sólo tiene que especificar una letra de unidad a asignar. Además, asegúrate de que está seleccionada la opción “Conectar de nuevo al inicio de sesión”. Esto hace que la asignación de unidad sea permanente. En la mayoría de los casos, si el nombre de cuenta de usuario y contraseña en NAS4Free es la misma que la cuenta de usuario local en el equipo, al usuario puede que no se le pidan las credenciales. Sin embargo, si las credenciales son diferentes, especifica la casilla de verificación “Conectar usando diferentes credenciales” para decirle a Windows que no debe usar la cuenta de usuario local para la autenticación y utilizar en su lugar el del NAS en su lugar.

Map Drive

Una vez hecho esto, Alice ahora puede acceder a sus carpetas compartidas en el NAS como si fueran discos duros de su equipo local! Mientras el servidor NAS está en marcha, los usuarios siempre serán capaces de leer y escribir datos en sus carpetas compartidas.

Mapped

Queda algo más?!

Bueno amigos, si habeis llegado hasta aquí, entonces felicidades, ya que habeis llegado hasta el final del tutorial! Al principio, prometí que para el final tendrias un NAS completamente funcional y carpetas compartidas creadas con diferentes permisos de acceso. Creo que he logrado ese objetivo. Sin embargo, hay mucho más cosas que puedes hacer con NAS4Free que lo que he mostrado aquí. Este “breve” tutorial es sólo lo básico, lo creas o no. Una vez que hayas captado los conceptos de lo que estaba tratando de hacer aquí, entonces estarás listo para pasar a un nivel superior de aprendizaje. Esto incluye cómo proporcionar una mejor seguridad para asegurar los datos en tu NAS junto con la aplicación de un tipo de característica de redundancia tales como RAID 1 o RAID 5.

El modelo simple que se muestra aquí, aunque es muy básico, todavía puede ser flexible. Por ejemplo, a partir de ahora, sólo tengo que gestionar nuevos usuarios, carpetas y configuración de permisos. Si un usuario nuevo, Sally, viene entonces todo lo que tendría que hacer es repetir los pasos para crear su cuenta de usuario, añadiendo a ella los grupos adecuados, dándole acceso a su propia carpeta privada y, finalmente, el mapeado de las unidades de red en su computadora para facilitar el acceso.


 

Hasta aquí llega el tutorial traducido literalmente. La verdad es que es muy completo, pero en mi opinión, demasiado sencillo, ya que os deja una máquina con una configuración de disco duro básica.

En el tutorial del NAS Casero avanzando os enseño a configurar varios discos duros en modo Stripe (Raid 0), Mirror (Raid 1), una configuración de RAID 10 pero con ZFS (Mirror+Stripe) que es muy muy recomendable si se tienen al menos 4 discos duros, y también una configuración avanzada (Pero que es muy simple de realizar) que seria el equivalente a RAID 5

 

 

< Paso Anterior

Tutorial – NAS Casero I

Ya se que dije que no iba a hacer un tutorial sobre como montar un NAS casero, pero parece que hay bastante gente interesada, así que voy a traducir el tutorial que os puse en ingles y que está en http://www.anotherwindowsblog.com/2012/10/installing-and-configuring-nas4free-on-a-windows-network.html y en http://www.anotherwindowsblog.com/2012/10/installing-and-configuring-nas4free-on-a-windows-network.html/2 y espero poder añadirle un par de cosas más que me parezcan interesantes.

Lo que necesitas

  • Un PC dedicado exclusivamente a ello– Este PC será tu servidor NAS.  No necesitas que tenga una tarjeta grafica alucinante ni toneladas de memoria RAM. Si se enciende y arranca, vas bien encaminado., NAS4Free tiene una lista de hardware soportado que puedes encontrar aquí.  My consejo es que si puedes arrancar el sistema operativo, no te preocupes mucho más por si el hardware es o no compatible. NAS4Free necesita al menos 512 MB de RAM para funcionar. Este se reinicia si solo tiene 256MB.
  • NAS4Free – Freenas es tecnicamente el sistema operativo de los que eligen los que montar un NAS. Sin embargo he visto que este sistema tiene fallos tontos la primera vez que lo probé.  Luego me enteré de que FreeNAS está ahora programado por  un grupo diferente de usuarios, por lo tanto ya no es lo mismo. NAS4Free es una versión que se construye con la base de FreeNAS serie 7. Por mi experiencia, NAS4Free funciona por arte de magia y es por eso que lo estoy usando como sistema operativo de elección para mi NAS. Puedes descargar de forma gratuita NAS4Free aquí.
  • PC para gestionar tu NAS– Este es el equipo que se utiliza día a día. Lo utilizaremos para hacer la mayoría de las tareas de configuración una vez que tengamos NAS4Free en marcha y funcionando.
  • WinSCP – Esta herramienta nos permite conectarnos por FTP a nuestro NAS para realizar la configuración y el mantenimiento. Puede descargar la herramienta gratuita desde aquí.
  • Disco/s duro/s – Obviamente necesitas discos duros vacíos para usar con el NAS para almacenar tus datos. Si estás empezando, no dudes en comenzar con un solo disco para tener una idea de cómo funciona NAS4Free. Una vez que te desenvuelvas con soluta con NAS4Free, puedes agregar fácilmente los discos duros adicionales en el futuro para el espacio de almacenamiento adicional. En este tutorial, estoy asumiendo que tienes sólo un disco duro físico instalado en el NAS.
  • Una red local – Necesitas una red de datos en casa, para trabajar con los datos de tu NAS.
  • Un PC cliente– Esto es sólo un ordenador normal conectado a la red doméstica para probar con NAS4Free. Puede utilizar tu propio ordenador de gestión o montar máquina virtual.

Los resultados…

Durante el tutorial iré mostrando aquí los pasos de forma bastante simple. Al final, voy a tener una NAS completamente funcional en mi red. Tengo dos usuarios con nombre Alice y Bob que necesitan almacenar sus datos en mi servidor de archivos. Cada usuario tiene su propia carpeta privada donde sólo ellos son capaces de acceder a él y nadie más. Sin embargo, también necesitan una carpeta pública en general para compartir archivos entre sí cuando la ocasión lo requiere. Tanto Alice y Bob deberían poder leer y escribir en esta carpeta pública. Tanto en la computadora de Alice y la de Bob, se asignarán dos unidades de red correspondientes a las dos carpetas que acabo de decir, para que puedan tener acceso a ellos cuando enciendan su ordenador mientras están en la red doméstica.

Instalación de NAS4Free

  1. Graba la ISO de NAS4Free en un CD o DVD, o crea un pendrive usb autoarrancable con el..
  2. Enchufa un teclado y un monitor a tu PC que vayas a usar como NAS. El raton no es realmente necesiario, ya que no hay interface grafico cuando installas NAS4FRee inicialmente.
  3. Por en CD o el USB en tu PC NAS y arranca desde el. Puedes cambiar el orden de arranque de los dispositivos desde la pantalla de tu BIOS.

Lo bueno de NAS4Free es que lo arrancas y carga muy rápidamente ya que el sistema operativo es muy ligero. Puede que entres en el menu de arranque de NAS4Free. Deja que el temporizador ejecute automáticamente o presione el número 1 en su teclado. Esto indica a NAS4Free para iniciar en el modo de instalación por defecto. Aquí es donde hay que cruzar  los dedos y rezar para que todo salga bien, porque aquí es donde NAS4Free probará e inspeccionar el hardware del equipo. NAS4Free carga automáticamente un controlador de dispositivo compatible para su hardware detectado. Si has llegado a la pantalla en la que una vez más presentará una opción de menú y ves que NAS4Free se ha asignado una dirección IP, entonces felicidades porque NAS4Free se ha cargado por completo! Si no, entonces tendrás que investigar el problema y volver a intentarlo.

Initial BootBoot MenuLive Loaded

Aunque puedes ejecutar el sistema operativo NAS4Free desde un LiveCD (que es lo que tienes en este momento), yo recomendaría usted para instalar el sistema operativo en realidad en su disco duro directamente. Confía en mí, esto ahorra mucho dolor de cabeza en el largo plazo. Aunque NAS4Free necesita muy poco mantenimiento una vez que tome la iniciativa, todavía habrá momentos en los que es necesario reiniciar el servidor o si el sistema se bloquea. Al instalar el sistema operativo en el disco duro, puede guardar la información de red en los reinicios futuros sin que tienes que volver a configurar las cosas. Para iniciar la instalación, pulse el número 9 en el teclado y luego la tecla Enter.

En la pantalla inicial, seleccione la opción 3 y pulsa Aceptar. En la siguiente pantalla de advertencia, lee lo que soliciten y pulse OK de nuevo. Esto es, básicamente, que le dice que NAS4Free se instalará en la primera partición y creará automáticamente otra partición para que usted utilice como partición “datos”. En versiones anteriores de FreeNAS, creo que fue imposible utilizar el disco duro que ha instalado el sistema operativo en una unidad de datos también. Esto lleva a muchos usuarios a instalar el sistema operativo en una unidad flash USB en lugar. A continuación, selecciona la fuente desde donde instalar. Si ha arrancado NAS4Free desde un CD, ésta será su fuente. A continuación, escoja la unidad para instalar NAS4Free. Esto debe estar en su primer disco duro. A continuación, puedes elegir qué tan grande una partición para instalar el sistema operativo en. El mínimo necesario es de 380MB. Finalmente, se llega a elegir si desea o no crear una partición de intercambio. Este espacio de partición se utiliza para ayudar a impulsar los sistemas con bajas cantidades de memoria. Yo elegí no crear esta partición. Una vez instalado el sistema operativo, obtendrás un mensaje de advertencia de cómo utilizar tu disco duro cuando después utilices la utilidad de gestión GUI. Básicamente te está advirtiendo que no formatees la unidad!

Installation OptionsWarningInstall SourceInstall DestinationInstall SizeSwapInstalled

Ahora que el sistema operativo se ha instalado en el disco duro, prueba quitando el CD de instalación y reiniciar el equipo. Si todo va bien, deberías en una pantalla de configuración de la consola!

Configurando una IP estática

Técnicamente  no tienes que realizar esta parte del procedimiento. Es sólo que siempre se ha designado que para cualquier tipo de servidor, debe siempre tener asignada una dirección IP estática en vez de conseguir uno de un servidor DHCP. Con NAS4Free embargo, me doy cuenta de que siempre me asignó la misma dirección IP a cada reinicio.

Al igual que con cualquier servidor o equipo de una red donde los usuarios confían en ella para ciertos servicios, es imperativo que nosotros asignemos al servidor una dirección IP estática en lugar de la que pueda conseguir de su router. Sin embargo, a partir de mis pruebas con NAS4Free, me di cuenta de que siempre asigna mi caja NAS con la misma dirección IP de 192.168.1.250. Para ir sobre seguro, voy a asignarle una IP estática en su lugar. Para eso pulsamos el número 2 en nuestro teclado.

– En primer lugar, nos preguntará si queremos usar DHCP. Mi respuesta es no.

– En la pantalla siguiente, voy a asignar a mi NAS una dirección IP estática de 192.168.1.240. Evidentemente, debes utilizar una dirección IP que se encuentre en el rango de tu propio rango de direcciones IP de red local.

– En la pantalla de subred, me quedo con el valor por defecto de una notación / 24.

– Para la dirección de puerta de enlace, voy a dejarlo en blanco aquí porque mi caja NAS no necesita ningún acceso externo a Internet. Por lo general, la dirección de puerta de enlace es la dirección IP de su router. Sin embargo, un usuario comentó que sus máquinas no pudo encontrar el servidor NAS en la red hasta que se emitió una dirección de puerta de enlace predeterminada. Dado que no hay daño en la especificación de uno, no dudes en seguir adelante y hacer eso aquí.

– En la pantalla de DNS, voy a dejarlo en blanco también. Una vez más, estoy en una red doméstica y, por tanto, no se requiere un servidor DNS para mis máquinas para encontrar la caja de la NAS. No dudes en meter una dirección aquí. Por lo general, este será o bien la dirección IP del router o un servidor DNS específico de tu elección.

– La pantalla de configuración de IPv6, simplemente me la salté.

Por último, NAS4Free configurará el adaptador de red con las opciones que elegí y me deja saber que mi servidor ahora puede ser gestionado a través de la dirección IP estática. Para asegurarse de que se queda guardada, reinicia el servidor y comprueba si eñ NAS está configurado con la dirección IP estática.

DHCPStatic IPSubnetGatewayDNSIP6IP Address

Hora de empezar con lo bueno!

Has llegado tan lejos como yo? Bien, porque las cosas están a punto de cambiar! En cuanto a tu NAS es todo por el momento, todo está configurado y la próxima vez que necesites tocar el PC de nuevo es cuando necesites agregar discos duros adicionales! La segunda mitad de este tutorial se ocupa de conseguir que nuestro disco duro esté listo, agregar usuarios y grupos, la creación de directorios y el reparto de carpetas. Justo ahora, deberíamos tratar de iniciar una conexión con el NAS desde nuestro equipo de gestión. Simplemente arranca un navegador web y escriba la dirección IP de la caja del NAS en la barra de direcciones. Si llegas a la pantalla de login NAS4Free, a continuación, puedes quitarde forma segura el teclado y el monitor conectado al NAS. El servidor ahora se considera como un ordenador remoto. Si has estado siguiendo mis instrucciones hasta aquí, te aconsejo que prestes atención a algunas de las otras funciones y ajustes que te encuentras en NAS4Free. Recuerda, que hay demasiadas cosas en la lista aquí y así que definitivamente no vamos a entrar en cada ajuste en detalle. Si algo te parece interesante, asegúrate de recordarlo para ver si puedes aplicarlo al NAS en el futuro.

Login Prompt

Configurando nuestro disco

En este punto, si quieres tener una configuración de disco avanzada, con dos o más discos duros, deberias pasarte por el tutorial avanzado para crear alguna de las configuraciones que más se adapte a tus necesidades de las que se proponen. Pero si solo tienes un disco duro para poder almacenar datos, sigue con este apartado. Si has hecho ya la configuración avanzada del disco, sáltate este punto y vete directamente a Añadiendo Grupos y Usuarios.

Lo primero es lo primero, tenemos que preparar nuestro disco duro para su uso. En el indicador de inicio de sesión, escribe el nombre de usuario y la contraseña para una instalación predeterminada de NAS4Free que es admin y nas4free, respectivamente.

Si sólo está realizando una prueba de NAS4Free, puede dejar la contraseña por defecto como es. Sin embargo, deberías cambiar la contraseña por defecto una vez que tienes la certeza de que vas a utilizar NAS4Free para bien en la red. Puedes cambiar la contraseña en Sistema -> General y hacer clic en la pestaña Contraseña.

Para preparar nuestro disco, entra en Disco -> Administración. Por defecto, no debería haber ninguna entrada aquí. Haga clic en el signo más azul que se encuentra en el extremo derecho. En mi demo, sólo tengo un disco duro físico instalado que será el que voy a importar aquí. Los campos que no están en negrita no están obligados a ser rellenados. Por lo tanto, sólo seleccione un disco y pulse el botón Agregar.

Import Disk

En la siguiente pantalla, observa que los cambios no se han guardado. De hecho, tenemos que hacer clic en el botón “Aplicar cambios” para confirmar el cambio. Así es como funciona NAS4Free. Por lo tanto, para el resto del tutorial, no voy a repetir esta parte así que por favor recuerda que hay que pulsar el botón Aplicar cambios si corresponde!

Apply Changes

Una vez que nuestro disco se ha importado y está en línea, es hora de montarlo. Normalmente, tendríamos que realizar un formateo del disco, sino fuera porque hemos elegido para instalar el SO NAS4Free directamente en el disco duro, ya que esto se hizo esto antes! Por lo tanto, no formatees el disco. Si tiene otros discos duros en blanco, entonces tendrás que formatearlos primero antes de montarlos. Puede hacerlo entrando a Discos -> Formato. A continuación, selecciona el disco y elige formatear con el sistema de archivos UFS. Porque yo sólo tengo un disco en este tutorial, puedo ir directamente a montarlo en la parte de discos -> Punto de montaje. Click en el signo + azul.

Aquí tenemos que configurar un punto de montaje para nuestro disco. Piensa en un punto de montaje como el lugar de partida para almacenar nuestros directorios de carpetas. Los usuarios de la red no verán este punto de montaje, sino sólo los directorios creados dentro de ella. Aquí están los ajustes que he configurado. Asegúrate de que en el campo Número de partición escriba el número 2. Partición 1, es el que está instalado NAS4Free y que tenemos que dejar intacto. Para el nombre del punto de montaje, puedes usar lo que quieras. Bajo restricciones de acceso, puedes dejar completamente esa parte sin hacer caso.

Mount Point

Añadiendo usuarios y grupos

Una vez que nuestro disco tiene un punto de montaje, entonces podemos comenzar a crear nuestros usuarios y grupos. Básicamente, se debe crear una cuenta de usuario en NAS4Free para todos los usuarios de la red. Así que en mi ejemplo, voy a crear dos: una para Alice y otra para Bob. Esto nos permite conceder permisos de acceso en las carpetas compartidas. Sin embargo, no tiene sentido conceder acceso a los usuarios individuales en la misma carpeta, que en nuestro caso es la carpeta pública. Por lo tanto, creamos grupos y hacemos a los usuarios parte de ese grupo. A continuación, concedemos permisos de acceso a la carpeta que utilicen esos grupos. Esto funciona de manera muy similar a Microsoft Windows.

Primero creamos nuestro grupo. Entra en Acceso -> Usuarios y grupos. Cambia a la pestaña Grupos y haga clic en el símbolo +. Sólo necesitas dar al grupo un nombre y una descripción. Este grupo se utiliza para conceder a los usuarios en mi acceso a la red a la carpeta pública, voy a llamar a este grupo público. Por favor, anota el número ID de grupo, porque vamos a necesitar esta información más adelante en el tutorial.

Group Creation

Ahora cambiamos a la pestaña Usuarios. Una vez más, haga clic en el signo + azul para empezar a crear usuarios. Crearé a Alice aquí pero Bob se creará de manera similar. En este caso, asegúrate de establecer el grupo principal del usuario ‘nogroup’ y en el campo Grupo adicional, el grupo que acabamos de crear anteriormente. En mi caso, será ‘Público’. Una vez más, anota el número de identificación del usuario.

User Creation

 

Siguiente Paso >

Como montar un NAS casero

Hoy en día, el que sigue usando CDs, o DVDs para guardar su música, películas, fotos… es que no ha tocado un ordenador desde hace unos cuantos años. El almacenamiento en disco duro o memoria flash está tan extendido y es tan versatil, que el almacenamiento óptico se usa ya para los juegos de consola, y las películas que puedes comprar (Porque las descargables… dudo mucho que a estas alturas nadie las grabe en DVD).

Viendo el panorama, ya hace un tiempo decidí comprar un NAS. Este es un cacharrito con una utilidad muyyyy simple: Almacenar cosas y ponerlas visibles a través de la red. Es un aparato de tamaño reducido, al cual se le pueden conectar discos duros, y usarlos (si son varios, pueden usarse de forma conjunta para formar un solo disco duro) para almacenar cualquier tipo de información de forma masiva. A su vez, el NAS, suele llevar algún software adicional para poder usarse como servidor de contenidos, servidor de descargas, copias de seguridad y un largo etcétera de utilidades. El mio es de la marca Synology que funciona realmente bien, y su interfaz web es una pasada.

En mi caso el uso principal es el de servidor de contenido multimedia, y reproducir vía streaming todo lo que hay en el, sin necesidad de un aparato con disco duro donde tener que copiar la película/serie que quieras ver en ese momento.

Hace unos días, me pico el gusanillo de ver como podría montar un NAS casero propio con un PC que ya estuviera en desuso, y termine encontrado dos alternativas. Son dos sistemas operativos basados en FreeBSD, totalmente libres y gratuitos. FreeNAS fue la primera opción, y es muy potente, ya que puedes configurar tus discos duros de varias formas segun te convenga, y tiene un montón de funciones para compartirlo por Windows (Via CIFS/SMB más conocido como carpetas compartidas), Linux (Via NFS), FTP, y bastantes más servicios.

El otro sistema operativo que encontré es Nas4free, que no es más que la evolución de una versión antigua de FreeNAS, que ha actualizado al margen de esta, ya que las últimas versiones no terminaban de convencer, y un grupo decidió seguir el desarrollo por su cuenta. Las funciones son las mismas que en FreeNAS, pero el interfaz, los modos de configuración, y la forma de trabajar me parece más clara. La instalación es muy rápida (Te recomiendan que lo instales en un pendrive usb, ya que si lo instalas en un disco duro, luego ese mismo disco no podrás usarlo para compartir contenido. Además al ser ligero no hay ningún problema al correrlo desde un USB), y una vez instalado y configuradas las direcciones IP, solo deberéis entrar en la dirección que os aparezca en pantalla a través de un navegador, y tendréis todas las opciones que necesitáis.

Aquí solo pretendo enseñaros unas configuraciones interesantes para vuestro NAS, con varios discos duros, ya que al fin y al cabo, montar algo así con un solo disco duro, a mi sinceramente me parece una perdida de tiempo.

Al final si que he hecho un tutorial de como montarlo con NAS4FREE. Es una traducción literal del tutorial que os dejo abajo. Podéis encontrarlo aquí. En la última parte os muestro como montar las configuraciones de discos que pongo a continuación (Excepto el JBOD, que no tiene equivalente dentro del sistema ZFS).

Si solo vais a almacenar series y peliculas, probablemente si se os estropea no creo que se os vaya a venir el mundo abajo, por lo cual, la configuración que os vendría bien seria una configuración de RAID0 ó JBOD. Estas configuraciones hacen que se sumen las capacidades de todos los discos duros, y sin tolerancia a fallos. En resumen, si tenéis dos discos de 300 GB cada uno, al montarlos en JBOD ó en RAID0 conseguiréis un disco duro de 600GB. La diferencia es que en RAID0, aumenta el rendimiento, y con JBOD, puede haber opción a recuperar los datos (Con programas de recuperación de datos), si un disco duro decide morir. Os dejo unas imágenes de el funcionamiento de cada uno de ellos:

Configuración RAID0

Configuración RAID0

Configuración JBOD

Configuración JBOD

La otra configuración básica que os decía, es RAID1, la cual SI es tolerante a fallos, y si os falla alguno de los dos discos duros podréis recuperar toda la información sin ningún problema. Lo malo de esta configuración es que si tienes dos discos duros, el tamaño que verás desde fuera, sera el de menor tamaño de los dos (Si tienes un disco de 200 GB y otro de 350GB, solo tendrás disponible 200GB), ya que el método que se usa, es el de replicación de datos: Va a haber lo mismo en un disco duro que en el otro. Por eso esta configuración es muy recomendable si necesitas tener tus datos a salvo (Tales como documentos, fotos importantes, o cualquier otro archivo que os pudiera traer algún trastorno perder). Esta es la forma en la que funciona RAID1 visto de forma gráfica:

Configuración RAID1

Configuración RAID1

Existen también otras configuraciones más avanzadas, y que requieren de más de dos discos para funcionar, pero con estas 3 configuraciones debería ser más que suficiente para un usuario medio.

Desde Nas4Free o FreeNAS, se puede configurar los discos duros con ZFS, un sistema de archivos con algunos problemas menos que RAID, y que es altamente recomendable usar, y que tiene las mismas posibilidades de configuración que varios discos en RAID (En ZFS, la opción para RAID0 se llama stripe, y la opción de RAID1, se llama mirror. Por ahora no he visto que JBOD sea implementado en ZFS).

Dicho esto, creo que solo me queda dejaros un tutorial de como instalar nas4free paso a paso, para que podáis disfrutar de un almacenamiento en red en condiciones:

O si os resulta un poco pesado tanto leer, también os dejo un tutorial en vídeo:

Ahora que ya tengo traducidas la dos partes, no hay excusa para no tener tu propio NAS. Y si necesitas una configuración de varios discos, con el tutorial avanzado podrás hacer auténticos malabares con tus discos.

 

ACTUALIZACIÓN: Después de que me sugirieran que probara también Open Media Vault (Otros sistema para NAS pero basado en Debian), os puedo decir que este también es muy completo. Tiene todas las opciones que podrías esperar de un OS de NAS, pero sin embargo, al menos de serie, no trae algunos servicios instalados como un servidor DLNA o una aplicación para descargas, sino que hay que añadirlas a base de plugins. A parte de que este sistema operativo no usa el sistema de archivos ZFS que usa Nas4free o freenas, lo que hace que tengamos que usarlo con RAID, el cual como dijimos tiene algún pequeño fallo en configuraciones como RAID 5. Aun así es una buena opción, sobre todo si quieres algo más simple, ya que la configuración de los sistemas de almacenamiento si que me ha parecido un poco mas sencilla. En definitiva, otra opción más a tener en cuenta, aunque si tuviera que elegir de nuevo, me quedaría con nas4free.

¿Puedes enviarme todos los capítulos de la serie?

Si has llegado hasta aquí, probablemente te has visto en la situación de tener que pasarle a alguien todos los capítulos de esa serie que tanto te gusta. Y la forma más rápida que os viene a la cabeza, obviamente, es a través de Internet. La cosa es que si es una serie tiene chorrocientas temporadas, lo que te ocupe sea algo monstruoso (En mi caso, todo lo de Stargate SG1, Stargate Atlantis y Stargate Universe ya son 17 temporadas entre las 3), y lo de mandarlas a través de Internet sea algo impensable, ya que si tienes que subirlas a Dropbox, Google Drive, OneDrive, Mega, o cualquier otro servicio parecido, la cantidad de espacio que te dan gratuitamente suele ser irrisoria (Y lo de pagar no creo que te haga mucha gracia, como a la mayoría de la gente, a no ser que vayas a usarlo para algo más que pasarle unos cuantos capítulos a tus amigos).

Así que lo que termina pasando, es simplemente que tu amigo se viene a tu casa (o tu a la suya) con un disco duro extraible, para copiarse esa cantidad ingente de vídeos. Es una solución fácil y efectiva, pero con el problema de tener que quedar físicamente para hacer la copia.

BtSyncPero como decían en el anuncio, el frotar se va a acabar. Los amigos de Bittorrent (Para los que no lo conozcan, es el protocolo P2P por excelencia ahora mismo para compartir archivos) hace unos meses se sacaron de la manga una aplicación nueva llamada Bittorrent Sync o más comúnmente llamada BTSync.

 

A grandes rasgos es muy parecido a cualquier otro programa para sincronización de archivos. Tienes tu carpeta, en la cual, todos sus archivos se comparten entre los distintos dispositivos que tu quieras, y que puedes compartir con otras personas.

¿Entonces cual es la diferencia con estos otros servicios? La diferencia está en simplificar las cosas. Con BTSync olvídate de usuario y contraseña, no necesitas registrarte en ningún sitio en absoluto, básicamente porque no hay ningún servidor a donde subir tus archivos. Tu mismo eres el servidor de archivos que enviará todo lo necesario.

Este es el proceso para poder usar BTSync:

  • Por supuesto, lo primero es bajarse la aplicación e instalarla. Desde http://www.bittorrent.com/sync tenéis para prácticamente cualquier plataforma. Si es desde Linux, solo con descomprimir y ejecutar, podréis acceder al panel de control vía web poniendo la dirección http://localhost:8888
  • Si quieres compartir una carpeta tuya a alguien, lo primero que tendrás que hacer, sera agregar esa carpeta, como una carpeta compartida para BTSync
  • Una vez este compartida, esta generará una clave alfanumérica, la cual será necesaria para poder compartir esta carpeta con otras personas, u otros dispositivos.
  • La otra persona deberá agregar una carpeta en su propio dispositivo donde se va a guardar el contenido, y usar esta clave alfanumérica como “enlace” a la carpeta de la primera persona.
  • Ahora es cuando surge la magia. Sin servidores centrales de ningún tipo, btsync buscará esta carpeta compartida en Internet, y se empezará a sincronizar con la original.

Cuantas más personas estén conectadas a una carpeta compartida, más rápido se distribuirán los archivos, ya que si la segunda persona, tiene por ejemplo ya 1/3 del total, esta segunda persona irá mandando automáticamente a la tercera persona lo que ya ha descargado, mientras que la primera su vez, sigue mandando lo restante a los dos.

Supongo que si habéis llegado hasta aquí, habréis visto uno de los grandes inconvenientes de todo esto. La velocidad de descarga, esta limitada en principio por la velocidad de subida de la persona original, y cuando más gente empieza a tener archivos compartidos, el limite es la suma de la velocidad de subida de todos los participantes. El otro inconveniente es, que al no haber un servidor central, si se apagan los dispositivos, la sincronización se para hasta que estén de nuevo online.

Ahora seguro que alguien se preguntará ¿Para que tanto follón si podría poner un servidor FTP en mi casa y dejarme de tonterías? Es una pregunta muy válida, ya que teóricamente el efecto seria parecido, aunque no el mismo. El primer problema es instalar el servidor FTP, ya que muchas personas no tendrían los conocimientos suficientes para hacerlo, por muy fácil que te lo ponga el instalador. Y el segundo inconveniente, es que si quieres compartir esos archivos con más personas, se crearía un cuello de botella alrededor de la conexión de subida del que tiene los ficheros originalmente, y se tendría que dividir la velocidad entre las distintas conexiones. En BTSync esto es mucho mejor, ya que si entra un tercer jugador en escena, no solo el que tiene los ficheros originalmente enviará los datos a ese tercer dispositivo, sino que la segunda persona con la que se había compartido, automáticamente entrará en juego utilizando su conexión también para enviar lo necesario, y dando más velocidad a la sincronización. Y si ya es en una conexión de área local con Gigabit ethernet, mejor ya ni decir la velocidad con la que pasarán los archivos entre los distintos dispositivos.

Como podéis ver, no he nombrado en ningún sitio, el tener que registrarse en alguna página, ni siquiera un límite de espacio. Esto es porque el espacio que tienes, es el que tenga tu dispositivo. Si tu PC tiene 1TB de capacidad, esa será la capacidad para tener archivos compartidos. Si con esto no te llega para compartir tu serie favorita, más vale que vuelvas al método del disco extraible, y visita a casa de tu amigo.

El proceso de la clave alfanumérica generada es un poco lioso (En la última versión, ya se puede compartir mediante enlaces, lo cual hace el proceso aun más sencillo si cabe), pero con un poco de paciencia y tiempo, se le coge el punto, y se vuelve un proceso sencillo, y al final casi terminas olvidándote de Dropbox o cualquier otro servicio parecido. Además tiene aplicación para dispositivos móviles, lo cual lo hace perfecto, para hacer una copia de seguridad en tu PC de las fotos que lleves en el móvil, solo sincronizando tu carpeta de imágenes hechas con el móvil, con una carpeta del PC de tu casa. A esto añádele que puedes tener varias carpetas compartidas, en distintos sitios de tu dispositivo, y no solo las que cuelgan de cierto directorio.

Desde mi punto de vista, todo son ventajas, ya que el tener archivos en un servidor de terceros, nunca ha terminado de gustarme (Por eso terminé comprándome un NAS con 6TB de capacidad) y BTSync me da exactamente la funcionalidad necesaria.

Si aun no lo habéis probado, dadle una oportunidad, porque es muyyyy útil, y cada día se usa más, tanto, que desde bittorrent anuncian que desde que está en pie la aplicación, se han movido 50 PetaBytes de datos a través de BTSync, a día de hoy. Ahí es na…

 

ACTUALIZACIÓN: Con la nueva versión 2.0, han puesto un limite de 10 carpetas a los usuarios gratuitos, lo que hace que la funcionalidad de esta aplicación se vea reducida drasticamente, ya que la version pro cuesta alrededor de 40 dolares anuales. Cosa sin mucho sentido, ya que Bittorrent Sync no es un servicio (No dan espacio de almacenamiento en la nube como otros) sino una aplicación, y sinceramente, que me alquilen una aplicación es algo que no pienso pagar. Los de bittorrent acaban de pegarse un tiro en el pie si siguen con esta política, sobre todo porque están surgiendo alternativas open-source tales como Syncthing gratuitas, lo cual hace que cualquiera pueda ver como funciona internamente. Lo dicho, si la política no cambia, seré el primero en cambiar de aplicación.