Desinstalando… ¡¡NOOOOOOO!!

A veces hasta los los que sabemos de esto, podemos llegar a ser muy lusers. Seguro que más de un informático al leer esto se sentirá identificado sin ninguna duda.

Dado que hace unas semanas pasé a formar parte de la empresa con más trabajadores de España, decidí que era buen momento para hacer algo por mi cuenta. Y para ello he decidido aprender Python junto con Django y Mongodb, para sentar una buena base de lo que pretendo hacer.

Os pongo en situación: Uso un PC con Debian Wheezy como sistema operativo principal (Porque tengo otros tres sistemas operativos más instalados. Cosas que tenemos los frikis) funcionando a las mil maravillas, aunque al ser la versión estable y tener paquetes más antiguos, más de una vez me las he visto y deseado para poder correr todo en condiciones (La última fue el pegarme con el nuevo monitor que puse en mi PC para trabajar con dos escritorios a la vez. Resultado: Las X desconfiguradas y toda una tarde intentando averiguar como restaurarlas y obligar a mi PC a tragarse el monitor secundario). Debian por defecto lleva instalada la versión 2.7 de Python, que es la estable más antigua que hay. Sin embargo ya van por la versión 3, que tiene sus diferencias con la anterior, y claro, ya que me voy a poner a aprender todo el tinglado, mejor hacerlo con lo más actual. Así que decidí desinstalar la versión 2.7 de python, e instalar la versión 3.

En este punto tengo que destacar una cosa: Linux puede ser muy seguro, y altamente fiable, pero para bien y para mal (Si, un «y» y no un «ó»), también te deja hacer TODO lo que tu quieras sin quejarse demasiado, o si se queja puedes mandarle a freir espárragos y continuar con lo que querías. Windows a la mínima que intentas hacer algo que no le gusta «¡Ey donde vas! Ni se te ocurra hacer semejante cazurrada. No toques las cosas de no tocar». Por eso en parte me gustan tan poco las ventanitas…

A lo que iba. Al darle al aplicar los cambios en el gestor de paquetes todo parecía perfecto: Se instala python 3 y sus dependencias, desinstalando 2.7… y ahí es cuando me dio el infarto de corazón por no haber caído yo en la cuenta de cuales eran «exactamente» las consecuencias de lo que estaba haciendo. Al desinstalar python 2.7, el sistema también empezó a desinstalar tooooooodos los paquetes que tuvieran python 2.7 como dependencia, lo que viene a ser que empezó por desinstalarme gnome (El entorno gráfico que uso), seguido de librerías absolutamente esenciales para el sistema. Os podéis imaginar lo que esto conlleva: Tener un sistema operativo que se iba a quedar en bragas y en el que no podría hacer prácticamente nada, por no decir absolutamente nada.

Por supuesto mi reacción fue parar todo este proceso para ver si al menos podría rescatar parte del sistema, pero el proceso ya era imparable, por lo cual tomé medidas de emergencia: Botonazo al PC. Por supuesto en cuanto reinicie el PC, eso no tenia vuelta de hoja, me había cargado ya el entorno gráfico y cosas esenciales del sistema. Podía logarme en modo consola, pero poco más allá.

Ya os imagináis el cuerpo que se me quedó. Un sistema que había mimado tanto, con tantos apaños, ñapas y correcciones a tomar por saco en cuestión de segundos. Si no me quedé blanco fue de milagro. Lo bueno de las tragedias, es que yo siempre intento sacar partido de ellas, y esta no iba a ser menos. Lo primero que hice fue iniciar el Ubuntu que tengo instalado, y hacer copia de todos mis datos que tenia en la partición de Debian para tenerlos a buen recaudo (Cosa que me llevo un rato, 100GB no es moco de pavo). Una vez esto, y visto que mi pobre Debian Wheezy le tenia ya un poco oxidado con los paquetes antiguos, decidí que me pasaría a la versión de testing también llamada Jessie (Para los que no lo sepan, las versiones de Debian tienen nombres de juguetes de Toy Story), y que tiene paquetes bastante más actualizados, por lo que muchas cosas deberían funcionar mejor. Así que manos a la obra, instalé la versión estable que tenia antes, y le cambié los repositorios para que apuntaran a los de Jessie. Refrescar y aplicar actualizaciones llevo un rato muyyyyy largo, ya que era una actualización completa con todas las de la ley. Después una restauración de los 100GB de datos que tenía, y finiquitado. El resultado ha sido inmejorable. Los apaños que tuve que hacer para la versión anterior, no me hicieron falta ya que tenía solucionado esos fallos, y casi todo funciona como debería (Nunca un informático podrá decir que absolutamente todo funciona perfectamente).

Conclusión de todo esto: Hasta los que ya estamos un poco curtidos en estos temas, podemos hacer las cagadas más monumentales. Es más, nosotros somos los que podemos meter la pata más hasta el fondo sin querer ya que muchas veces actuamos por inercia y pasamos cosas por alto que pueden ser fatales. Todos tenemos nuestro puntito luser queramos o no.

Adiós ventanitas

Gracias a uno de mis familiares lusers, he tomado una decisión, que tendría que haber tomado hace mucho tiempo atrás.

Un día mi luser-cangrejo, me vino diciendo que el portátil de la luser-cangreja no funciona, le habían instalado Linux (Elementary OS para ser más específico) y no arrancaba. Visto el panorama, dejarle a un luser una versión de Linux tan relativamente poco estable no me pareció la mejor alternativa que pudieron darle.

Cuando lo tuve en mis manos, vi que las X (El entorno gráfico paentendernos) decidieron morir sin más explicaciones. Así que vi la oportunidad de poder aplicar la resucitación de portátiles estándar que suelo hacer en estos casos: Lubuntu al canto y va que se chuta. El portátil quedó impoluto, funcionando a las mil maravillas y con todo lo necesario instalado. Por supuesto no necesité más de 45 minutos. Ventajas de un Linux ligero. Lo devolví a su dueño, y a olvidarse de otra tarea más de pringao en mi historial.

A los pocos días, mi luser-cagrejo me escribe y me dice, que el Linux este es una mierda, que se pierde con el, que no funciona y mil historias más. Por supuesto le respondí, que si no le dedica 5 minutos a ver como son las cosas, a estas alturas no sabría ni como se maneja un ratón. Y lo de que se queda bloqueado, ni por asomo me lo creía después de haber trasteado con el lo necesario para ver que iba como un tiro. ¿Su respuesta? Que quiere que le instale Windows porque le va mal.

Esto ya me empezó a oler mal. A base de adoctrinamiento por las malas y poniendo en evidencia una y otra vez, que lo que quería hacer, se podía hacer, y perfectamente, consigo ver sus intenciones iniciales: No quiero Linux porque es una mierda. Instálame Windows. 

Aaaaaaaaacabaramos. Visto que eres tan lerdo que no sabes aprender algo que es casi un calco de Windows, quieres volver a la mierda antigua PORQUE SI. Por supuesto siguió con lo de que se le queda pillado y que se lía blablabla… Más excusas para no querer aprender nada de nada como siempre.

En este momento se me encendió una luz, que yo sabía que andaba por ahí, pero que aun no sabía donde estaba su interruptor para encenderla de una vez por todas. Pero por fin lo había encontrado.

-¿Quieres Windows? Perfecto, tráeme el portátil, que yo te instalo win8.1 con un montón de cosas, y a ver cuanto te dura el PC sin querer suicidarse. Que no sea por no avisar…

En cuanto volví a tenerlo entre manos, ni me lo pensé. No quería ni ver donde «fallaba» ni nada por el estilo. Le enchufé una imagen de Windows 8.1 con un montón de cosas ya preinstaladas, y arreando. Al entregárselo, se lo dije bien claro: Esto va a explotar de aquí a menos y na. Por supuesto, le importó tanto como si una mota de polvo saliera volando por la ventana del salón, tarareando una canción de Camilo Sexto.

Dada la advertencia final, decidí revelar ya mis verdaderas intenciones: NO VOY A VOLVER A  INSTALAR WINDOWS SIN BILLETES DE POR MEDIO, JAMÁS.  ¿Su reacción? La misma que al decirle, que el PC implosionaría cuando menos se lo esperara.

Después de años haciendo de servicio técnico gratuito de mocosof, he llegado a mi límite. Si la gente quiere mierda gratuita que se la busque en otro sitio, aquí se han dejado de aceptar esos encargos. Si quieres algo bueno de verdad, bienvenido, yo te enseñaré el camino de la luz. Pero si quieres volver a las defecaciones mal olientes, quiero ver dinero de por medio. A partir de ahora si me tengo que ensuciar, lo haré con pasta por delante.

Por desgracia para mi, voy a tener que usar Windows a veces. La administración electrónica de España nos lo pone complicado a los que usamos Linux (Y decir complicado es un eufemismo). Y por desgracia, para tunear móviles, también la mayoría de veces hay que pasar por el aro queramos o no. Obviamente si me tengo que ensuciar las manos por mi mismo, no me queda más remedio, pero para los demás, se acabó.

Así que señoras y señores, El Que Sabe De Esto, se retira del mundo de las ventanitas, quitándose un peso de encima, que llevaba muchos años aguantando. Hasta nunca Windows.

Como montar un NAS casero

Hoy en día, el que sigue usando CDs, o DVDs para guardar su música, películas, fotos… es que no ha tocado un ordenador desde hace unos cuantos años. El almacenamiento en disco duro o memoria flash está tan extendido y es tan versatil, que el almacenamiento óptico se usa ya para los juegos de consola, y las películas que puedes comprar (Porque las descargables… dudo mucho que a estas alturas nadie las grabe en DVD).

Viendo el panorama, ya hace un tiempo decidí comprar un NAS. Este es un cacharrito con una utilidad muyyyy simple: Almacenar cosas y ponerlas visibles a través de la red. Es un aparato de tamaño reducido, al cual se le pueden conectar discos duros, y usarlos (si son varios, pueden usarse de forma conjunta para formar un solo disco duro) para almacenar cualquier tipo de información de forma masiva. A su vez, el NAS, suele llevar algún software adicional para poder usarse como servidor de contenidos, servidor de descargas, copias de seguridad y un largo etcétera de utilidades. El mio es de la marca Synology que funciona realmente bien, y su interfaz web es una pasada.

En mi caso el uso principal es el de servidor de contenido multimedia, y reproducir vía streaming todo lo que hay en el, sin necesidad de un aparato con disco duro donde tener que copiar la película/serie que quieras ver en ese momento.

Hace unos días, me pico el gusanillo de ver como podría montar un NAS casero propio con un PC que ya estuviera en desuso, y termine encontrado dos alternativas. Son dos sistemas operativos basados en FreeBSD, totalmente libres y gratuitos. FreeNAS fue la primera opción, y es muy potente, ya que puedes configurar tus discos duros de varias formas segun te convenga, y tiene un montón de funciones para compartirlo por Windows (Via CIFS/SMB más conocido como carpetas compartidas), Linux (Via NFS), FTP, y bastantes más servicios.

El otro sistema operativo que encontré es Nas4free, que no es más que la evolución de una versión antigua de FreeNAS, que ha actualizado al margen de esta, ya que las últimas versiones no terminaban de convencer, y un grupo decidió seguir el desarrollo por su cuenta. Las funciones son las mismas que en FreeNAS, pero el interfaz, los modos de configuración, y la forma de trabajar me parece más clara. La instalación es muy rápida (Te recomiendan que lo instales en un pendrive usb, ya que si lo instalas en un disco duro, luego ese mismo disco no podrás usarlo para compartir contenido. Además al ser ligero no hay ningún problema al correrlo desde un USB), y una vez instalado y configuradas las direcciones IP, solo deberéis entrar en la dirección que os aparezca en pantalla a través de un navegador, y tendréis todas las opciones que necesitáis.

Aquí solo pretendo enseñaros unas configuraciones interesantes para vuestro NAS, con varios discos duros, ya que al fin y al cabo, montar algo así con un solo disco duro, a mi sinceramente me parece una perdida de tiempo.

Al final si que he hecho un tutorial de como montarlo con NAS4FREE. Es una traducción literal del tutorial que os dejo abajo. Podéis encontrarlo aquí. En la última parte os muestro como montar las configuraciones de discos que pongo a continuación (Excepto el JBOD, que no tiene equivalente dentro del sistema ZFS).

Si solo vais a almacenar series y peliculas, probablemente si se os estropea no creo que se os vaya a venir el mundo abajo, por lo cual, la configuración que os vendría bien seria una configuración de RAID0 ó JBOD. Estas configuraciones hacen que se sumen las capacidades de todos los discos duros, y sin tolerancia a fallos. En resumen, si tenéis dos discos de 300 GB cada uno, al montarlos en JBOD ó en RAID0 conseguiréis un disco duro de 600GB. La diferencia es que en RAID0, aumenta el rendimiento, y con JBOD, puede haber opción a recuperar los datos (Con programas de recuperación de datos), si un disco duro decide morir. Os dejo unas imágenes de el funcionamiento de cada uno de ellos:

Configuración RAID0

Configuración RAID0

Configuración JBOD

Configuración JBOD

La otra configuración básica que os decía, es RAID1, la cual SI es tolerante a fallos, y si os falla alguno de los dos discos duros podréis recuperar toda la información sin ningún problema. Lo malo de esta configuración es que si tienes dos discos duros, el tamaño que verás desde fuera, sera el de menor tamaño de los dos (Si tienes un disco de 200 GB y otro de 350GB, solo tendrás disponible 200GB), ya que el método que se usa, es el de replicación de datos: Va a haber lo mismo en un disco duro que en el otro. Por eso esta configuración es muy recomendable si necesitas tener tus datos a salvo (Tales como documentos, fotos importantes, o cualquier otro archivo que os pudiera traer algún trastorno perder). Esta es la forma en la que funciona RAID1 visto de forma gráfica:

Configuración RAID1

Configuración RAID1

Existen también otras configuraciones más avanzadas, y que requieren de más de dos discos para funcionar, pero con estas 3 configuraciones debería ser más que suficiente para un usuario medio.

Desde Nas4Free o FreeNAS, se puede configurar los discos duros con ZFS, un sistema de archivos con algunos problemas menos que RAID, y que es altamente recomendable usar, y que tiene las mismas posibilidades de configuración que varios discos en RAID (En ZFS, la opción para RAID0 se llama stripe, y la opción de RAID1, se llama mirror. Por ahora no he visto que JBOD sea implementado en ZFS).

Dicho esto, creo que solo me queda dejaros un tutorial de como instalar nas4free paso a paso, para que podáis disfrutar de un almacenamiento en red en condiciones:

O si os resulta un poco pesado tanto leer, también os dejo un tutorial en vídeo:

Ahora que ya tengo traducidas la dos partes, no hay excusa para no tener tu propio NAS. Y si necesitas una configuración de varios discos, con el tutorial avanzado podrás hacer auténticos malabares con tus discos.

 

ACTUALIZACIÓN: Después de que me sugirieran que probara también Open Media Vault (Otros sistema para NAS pero basado en Debian), os puedo decir que este también es muy completo. Tiene todas las opciones que podrías esperar de un OS de NAS, pero sin embargo, al menos de serie, no trae algunos servicios instalados como un servidor DLNA o una aplicación para descargas, sino que hay que añadirlas a base de plugins. A parte de que este sistema operativo no usa el sistema de archivos ZFS que usa Nas4free o freenas, lo que hace que tengamos que usarlo con RAID, el cual como dijimos tiene algún pequeño fallo en configuraciones como RAID 5. Aun así es una buena opción, sobre todo si quieres algo más simple, ya que la configuración de los sistemas de almacenamiento si que me ha parecido un poco mas sencilla. En definitiva, otra opción más a tener en cuenta, aunque si tuviera que elegir de nuevo, me quedaría con nas4free.

¿Puedes enviarme todos los capítulos de la serie?

Si has llegado hasta aquí, probablemente te has visto en la situación de tener que pasarle a alguien todos los capítulos de esa serie que tanto te gusta. Y la forma más rápida que os viene a la cabeza, obviamente, es a través de Internet. La cosa es que si es una serie tiene chorrocientas temporadas, lo que te ocupe sea algo monstruoso (En mi caso, todo lo de Stargate SG1, Stargate Atlantis y Stargate Universe ya son 17 temporadas entre las 3), y lo de mandarlas a través de Internet sea algo impensable, ya que si tienes que subirlas a Dropbox, Google Drive, OneDrive, Mega, o cualquier otro servicio parecido, la cantidad de espacio que te dan gratuitamente suele ser irrisoria (Y lo de pagar no creo que te haga mucha gracia, como a la mayoría de la gente, a no ser que vayas a usarlo para algo más que pasarle unos cuantos capítulos a tus amigos).

Así que lo que termina pasando, es simplemente que tu amigo se viene a tu casa (o tu a la suya) con un disco duro extraible, para copiarse esa cantidad ingente de vídeos. Es una solución fácil y efectiva, pero con el problema de tener que quedar físicamente para hacer la copia.

BtSyncPero como decían en el anuncio, el frotar se va a acabar. Los amigos de Bittorrent (Para los que no lo conozcan, es el protocolo P2P por excelencia ahora mismo para compartir archivos) hace unos meses se sacaron de la manga una aplicación nueva llamada Bittorrent Sync o más comúnmente llamada BTSync.

 

A grandes rasgos es muy parecido a cualquier otro programa para sincronización de archivos. Tienes tu carpeta, en la cual, todos sus archivos se comparten entre los distintos dispositivos que tu quieras, y que puedes compartir con otras personas.

¿Entonces cual es la diferencia con estos otros servicios? La diferencia está en simplificar las cosas. Con BTSync olvídate de usuario y contraseña, no necesitas registrarte en ningún sitio en absoluto, básicamente porque no hay ningún servidor a donde subir tus archivos. Tu mismo eres el servidor de archivos que enviará todo lo necesario.

Este es el proceso para poder usar BTSync:

  • Por supuesto, lo primero es bajarse la aplicación e instalarla. Desde http://www.bittorrent.com/sync tenéis para prácticamente cualquier plataforma. Si es desde Linux, solo con descomprimir y ejecutar, podréis acceder al panel de control vía web poniendo la dirección http://localhost:8888
  • Si quieres compartir una carpeta tuya a alguien, lo primero que tendrás que hacer, sera agregar esa carpeta, como una carpeta compartida para BTSync
  • Una vez este compartida, esta generará una clave alfanumérica, la cual será necesaria para poder compartir esta carpeta con otras personas, u otros dispositivos.
  • La otra persona deberá agregar una carpeta en su propio dispositivo donde se va a guardar el contenido, y usar esta clave alfanumérica como «enlace» a la carpeta de la primera persona.
  • Ahora es cuando surge la magia. Sin servidores centrales de ningún tipo, btsync buscará esta carpeta compartida en Internet, y se empezará a sincronizar con la original.

Cuantas más personas estén conectadas a una carpeta compartida, más rápido se distribuirán los archivos, ya que si la segunda persona, tiene por ejemplo ya 1/3 del total, esta segunda persona irá mandando automáticamente a la tercera persona lo que ya ha descargado, mientras que la primera su vez, sigue mandando lo restante a los dos.

Supongo que si habéis llegado hasta aquí, habréis visto uno de los grandes inconvenientes de todo esto. La velocidad de descarga, esta limitada en principio por la velocidad de subida de la persona original, y cuando más gente empieza a tener archivos compartidos, el limite es la suma de la velocidad de subida de todos los participantes. El otro inconveniente es, que al no haber un servidor central, si se apagan los dispositivos, la sincronización se para hasta que estén de nuevo online.

Ahora seguro que alguien se preguntará ¿Para que tanto follón si podría poner un servidor FTP en mi casa y dejarme de tonterías? Es una pregunta muy válida, ya que teóricamente el efecto seria parecido, aunque no el mismo. El primer problema es instalar el servidor FTP, ya que muchas personas no tendrían los conocimientos suficientes para hacerlo, por muy fácil que te lo ponga el instalador. Y el segundo inconveniente, es que si quieres compartir esos archivos con más personas, se crearía un cuello de botella alrededor de la conexión de subida del que tiene los ficheros originalmente, y se tendría que dividir la velocidad entre las distintas conexiones. En BTSync esto es mucho mejor, ya que si entra un tercer jugador en escena, no solo el que tiene los ficheros originalmente enviará los datos a ese tercer dispositivo, sino que la segunda persona con la que se había compartido, automáticamente entrará en juego utilizando su conexión también para enviar lo necesario, y dando más velocidad a la sincronización. Y si ya es en una conexión de área local con Gigabit ethernet, mejor ya ni decir la velocidad con la que pasarán los archivos entre los distintos dispositivos.

Como podéis ver, no he nombrado en ningún sitio, el tener que registrarse en alguna página, ni siquiera un límite de espacio. Esto es porque el espacio que tienes, es el que tenga tu dispositivo. Si tu PC tiene 1TB de capacidad, esa será la capacidad para tener archivos compartidos. Si con esto no te llega para compartir tu serie favorita, más vale que vuelvas al método del disco extraible, y visita a casa de tu amigo.

El proceso de la clave alfanumérica generada es un poco lioso (En la última versión, ya se puede compartir mediante enlaces, lo cual hace el proceso aun más sencillo si cabe), pero con un poco de paciencia y tiempo, se le coge el punto, y se vuelve un proceso sencillo, y al final casi terminas olvidándote de Dropbox o cualquier otro servicio parecido. Además tiene aplicación para dispositivos móviles, lo cual lo hace perfecto, para hacer una copia de seguridad en tu PC de las fotos que lleves en el móvil, solo sincronizando tu carpeta de imágenes hechas con el móvil, con una carpeta del PC de tu casa. A esto añádele que puedes tener varias carpetas compartidas, en distintos sitios de tu dispositivo, y no solo las que cuelgan de cierto directorio.

Desde mi punto de vista, todo son ventajas, ya que el tener archivos en un servidor de terceros, nunca ha terminado de gustarme (Por eso terminé comprándome un NAS con 6TB de capacidad) y BTSync me da exactamente la funcionalidad necesaria.

Si aun no lo habéis probado, dadle una oportunidad, porque es muyyyy útil, y cada día se usa más, tanto, que desde bittorrent anuncian que desde que está en pie la aplicación, se han movido 50 PetaBytes de datos a través de BTSync, a día de hoy. Ahí es na…

 

ACTUALIZACIÓN: Con la nueva versión 2.0, han puesto un limite de 10 carpetas a los usuarios gratuitos, lo que hace que la funcionalidad de esta aplicación se vea reducida drasticamente, ya que la version pro cuesta alrededor de 40 dolares anuales. Cosa sin mucho sentido, ya que Bittorrent Sync no es un servicio (No dan espacio de almacenamiento en la nube como otros) sino una aplicación, y sinceramente, que me alquilen una aplicación es algo que no pienso pagar. Los de bittorrent acaban de pegarse un tiro en el pie si siguen con esta política, sobre todo porque están surgiendo alternativas open-source tales como Syncthing gratuitas, lo cual hace que cualquiera pueda ver como funciona internamente. Lo dicho, si la política no cambia, seré el primero en cambiar de aplicación.

¿Qué compro, un PC o un tablet?

Tablet-vs-PC

Últimamente cada vez que empieza de nuevo el colegio, me preguntan ¿Que compro, un PC o un tablet? El nuevo curso es la excusa perfecta (Excusa, porque casi le viene mejor a los padres que a los niños) para hacer actualización de tus equipos informáticos de casa.

Esta duda surge básicamente, porque ahora la gente tiende a pensar que con un smartphone se puede hacer de todo, y al fin y al cabo ¿Qué es un tablet sino un smartphone con más pantalla? Por eso se tiende a pensar que un tablet puede ser la solución idónea para hacer todo tipo de tareas. Lo malo es que, un tablet y un pc, poco tienen que ver hoy en día.

Aquí tenéis una lista de pros a favor de cada uno:

Tablet:

  • Prácticamente es una extensión de tu móvil.
  • Si lleva el mismo sistema operativo que tu smartphone, probablemente tengas los datos sincronizados entre los dos dispositivos.
  • Fácil de transportar.
  • Una buena forma de leer libros si no tienes un e-reader.

PC:

  • Puedes elegir que sistema operativo ponerle (En la mayoría de los casos).
  • Si es un PC de sobremesa, podrás tenerlo al día solamente con ir sustituyendo componentes. En un portátil también se puede, pero no es tan sencillo.
  • Los juegos en PC pueden llegar a ser asombrosos.
  • Versatilidad para poder hacer cualquier cosa que necesites.

Os podría también una lista de los contras de cada uno, pero intentaré que lo veáis por vosotros mismos mientras os explico cual es mi respuesta cuando me consultan que deberían comprar.

Para mi la respuesta es bastante fácil: Un PC

Si te haces esa pregunta, y el objetivo es para usarlo como equipo principal, simplemente no puede haber duda, tiene que ser un PC, sí o sí. Intenta escribir cualquier documento, o rellenar una hoja de cálculo con fórmulas incluidas desde un tablet. Y eso solo respecto a la hora de ofimática, porque si hablamos de edición de fotos, vídeo, o incluso programar, el que siga teniendo dudas es que está ciego.

Un tablet es casi exclusivamente para consumir contenido, pero a la hora de generar tú, el contenido… ufff solo de pensar en escribir documentación desde un tablet con su teclado táctil, me da un infarto cerebral. Muchas veces me cuesta escribir un correo desde un tablet como para tener que escribir cualquier documentación.

Así que si realmente queréis comprarle a vuestros hijos un aparato con el que realmente pueda ser eficiente a la hora de estudiar, o hacer trabajos, no os lo penséis siquiera -> PC

El tablet puede ser un buen complemento para cuando necesitas mostrar contenido, leer el periódico online, un libro, o incluso algún juego chorra, pero nunca podrá sustituir a un ordenador en lo que a versatilidad se refiere. Y si la portabilidad es un problema, porque también puede necesitarse para llevarlo por ejemplo a la universidad, lo mejor es optar por un portátil, que aunque te pueda durar menos años que un sobremesa, ya que no puedes mejorar componentes a la ligera (Imagínate que necesitas una pantalla un poco más grande ¿Como consigues eso con un portátil? He ahí lo que te tienes que plantear), siempre podrás tener toda la potencia vayas a donde vayas.

Dentro de un tiempo puede que las futuras generaciones no sepan ni manejar un ratón, ya que están creciendo con las pantallas táctiles hasta en la sopa, y lo de ponerse con un teclado a escribir les cuesta una barbaridad, la cosa es que antes o después tendrán que darse cuenta por ellos mismos, que con un móvil/tablet no se puede hacer todo, tan bien como con un buen PC.

Por supuesto esto no solo se aplica para vuestros hijos, tener un PC en vuestra casa es una enorme ventaja para toda la familia, dado que puede, que no solo se necesite para estudiar, sino también para trabajar, o incluso ocio, con lo que tendréis a vuestra disposición un elemento altamente versátil.

Para acabar, una recomendación: Si compráis el PC, «solo para estudiar», no os lo penséis dos veces, olvidaos de lo que lleve preinstalado y metedle una buena dosis de pingüino y os evitareis que el ordenador se os degrade a la velocidad del rayo. Además no hay tantos juegos disponibles para el (Aunque steam está empezando a despegar en esta plataforma), que puedan distraer si realmente se necesita exclusivamente para el estudio. En serio, si lo hacéis, no os arrepentiréis, la gente que lo prueba sin haberlo visto en su vida, queda siempre encantada cuando se lo instalo, así que dadle una oportunidad.

La Tarjeta Gráfica Asada

Hace ya un tiempo me tocó hacer de pringao técnico informático (otra vez), pero en esta ocasión hasta cobré un par de billetitos de 20 por el apaño, que me hicieron el fin de semana más llevadero.

El problema era que el susodicho portátil, se encendía, pero al poco, la pantalla, empezaba con unas lineas grises extrañas y después se apagaba dando un error de memoria justo antes. Más claro imposible que el problema estaba en la tarjeta gráfica. Por supuesto mi primera idea era buscar otra para reemplazarla, pero resulta que era un modelo un poco extraño con un slot MXM-II, y una nueva valía un autentico pastón. Así que navegando un poco, vi como podría hacerse un apaño.

Lo primero que pensé al ver la solución fue «ya, claaaaaaro, seguuuuuuro». La solución era hornear la tarjeta gráfica (Si, como suena). Yo no tenia nada que perder, si no funcionaba, el portátil se quedaría igual, y sino me llevaba dinerito fresco.

Así que seguí estos pasos:

  1. Quitar toda la pasta térmica que tuviese la tarjeta gráfica
  2. Pre-calentar a 200 grados el horno
  3. Poner la tarjeta gráfica en un trozo de papel de aluminio con forma de cenicero, y esta ponerla encima de la bandeja del horno. Resultado:Tarjeta gráfica
  4. Meter en el horno durante 5 minutos.
  5. Apagar el horno, y dejar la tarjeta otros 5 minutos más
  6. Sacar con cuidado la tarjeta sin moverla demasiado, y dejar que se enfríe durante 2 o 3 horas
  7. Colocar la tarjeta en su sitio y probar.

Por supuesto yo tenia esperanza nula de que esto funcionase. Ya me diréis vosotros si el meter un cacharro en el horno iba a hacer que funcionase. Pero mi cara al meter la tarjeta en el portátil y encenderlo fue esta

No jodas, en serio?

El ataque de risa que me dio al ver que el ordenador se encendía perfectamente fue épico. Acababa de hornear una tarjeta gráfica y había arreglado un PC. Si me lo llegan a decir dos semanas antes, me habría escojonado vivo con el chiste.

La cosa es que investigando luego un poco más, esto tenia su razón de ser. A este proceso se le llama reballing y es un método, para que las soldaduras que están mal hechas, o defectuosas, se fundan, y vuelvan a estar como deberían. Lo malo, es que tiene un tiempo de vida limitado a unos meses, ya que al hacer este proceso casero, no es tan efectivo como debería, pero si que le da una segunda oportunidad a tu aparato. Con el tiempo se degrada, y hay que rehacer otra vez el proceso, pero esto no se puede hacer de forma infinita, dado que las soldaduras se terminan degradando tanto, que se hace ineficaz, con la consecuente muerte del aparato de forma irremediable.

Lo bueno, es que yo me llevé mis 40 euros, mi luser se llevo un portátil funcionando que ya daba por perdido, y además aprendí que algunas cosas, por absurdas que parezcan, pueden ser tan efectivas como el cambiar un componente por otro.

¿Qué tal tu día en el trabajo?

Ufff menudo día, hemos actualizado las librerías del framework MVC en el proyecto, y ahora todos los actions, tienen incompatibilidades con las nuevas funciones de mapping, y tenemos que refactorizar todas y cada una de ellas a mano.

Tranquilo si no has entendido nada de lo anterior, la mayoría de la gente no lo hace. Esta seria una posible respuesta de un desarrollador a la pregunta «¿Qué tal tu día en el trabajo?» 

O también una posible respuesta si le preguntas a un administrador de sistemas: El imbécil del administrador de base de datos, le dimos permiso para acceder al servidor de domino, y se ha fundido todas las políticas existentes, y lo que es peor, como tenemos becario, los backups incrementales no se han hecho correctamente y ahora nos tenemos que picar todas las políticas a pelo.

Si has estado en alguna situación donde hayas oído algo parecido, enhorabuena, tienes a un posible pringao cerca de ti que pueda arreglar tus destrozos informáticos. Lo malo, es que no podrás preguntarle que tal el día en el curro, porque normalmente hacemos trabajo a un nivel que no es fácil de explicar. Siempre podemos intentar generalizar en términos sencillos, pero la mayoría de las veces no podemos ya que son cosas relativamente técnicas.

Por eso siempre que nos hacen esta pregunta, damos una de estas respuestas:

  1. No conseguía que me saliese una cosa.
  2. Se ha roto el ordenador principal.
  3. Internet se cayó durante medio día.
  4. No funcionaba nada.
  5. <Inserte aquí cualquier explicación simple de cagada de lusers>

 

Y vosotros, ¿Que explicaciones dais para cuando os preguntan que tal os ha ido el dia? Necesito excusas originales y entendibles, que las mías las tengo ya muy trilladas.

 

Los proyectos de desarrollo de software

Hay una verdad inmutable respecto a los programadores en España: TODOS han pasado en algún momento por alguna cárnica. Esto es así, y no se puede discutir. Para la desgracia de los que nos dedicamos al desarrollo de software, tenemos que meter cabeza en el mercado laboral de alguna forma, y estas cárnicas son el destino lógico. Recién salido de la universidad, con ganas de comerte el mundo, y con muchas historias sobre las grandes compañías españolas «lideres en el sector» (Esta frase la encontrareis en el 99% de ofertas por Internet que busquen programadores, y son estas ofertas de las que no hay que fiarse), esperando que sean como Google o Apple. Para estos pobres incautos que piensan así, la respuesta es la misma a como cobrar a los familiares por el servicio técnico.

Este post viene a causa del siguiente vídeo que vi hace poco en youtube:

Nunca me había sentido tan identificado con un vídeo, en lo que a un proyecto de informática se refiere. Tus superiores no suelen tener ni puñetera idea de programación, solo saben bajarse los pantalones ante el cliente (Que nunca sabe lo que quiere, o lo que quiere, es tan absolutamente absurdo, que no valdría la pena gastar ni un solo segundo con ellos), y hacer reverencias con la excusa de conseguir el proyecto y pillar cacho. Luego pasa lo que pasa, que los que realmente desarrollan el proyecto terminamos echando horas extras por culpa de unos inútiles que no saben programar, y por supuesto, se acabe bien o mal el proyecto, nosotros no veremos ni un duro de más. El que no se desmotive con esto, simplemente es que aún no ha tenido una buena dosis de realidad.

Por eso hoy quería contaros las peores experiencias que he tenido en este mundillo al que me dedico: El desarrollo de software.

El peor de todos mis trabajos, sin ninguna duda, fue cuando estuve trabajando para la cárnica líder del sector por excelencia, con nombre de diosa Hindú (Ahí os dejo eso para que investiguéis a cual me refiero). En esta cárnica, me daban trabajo para todo el día, que literalmente, terminaba en 5 minutos, y luego nada de nada, a mirar las moscas pasar, porque si preguntaba por algo más que hacer, simplemente me decían que me esperase que estaban «muy liados» (Típica excusa del que se tira leyendo el marca todo el día). Pero ojo, que esto no era lo peor, sino que llegó una época en la que «teóricamente» el proyecto iba con retraso, y se nos obligó sí o sí, a echar una hora extra más al día. Por supuesto sin darnos trabajo más que para 5 minutos al día. Y os preguntareis ¿Entonces por que necesitaban horas extras? Simple y llanamente, para fingir que se estaba haciendo un «esfuerzo». Como podéis imaginar, duré el tiempo justo que tardé en encontrar otro empleo, y por supuesto, con la convicción de no volver a esa cárnica jamás.

En otro trabajo tuve un momento muy parecido al del vídeo. Estábamos desarrollando una aplicación, sobre una arquitectura nueva que también se estaba desarrollando al mismo tiempo (No me preguntéis quien fue el cerebrito que pensó esto, porque seria para darle un premio al más patán del año). Lo que pasó es lo que tenia que pasar, al estar la arquitectura en bragas, saliendo fallos de base por todos lados, y la prisa por tener el proyecto terminado en un tiempo irreal, simplemente hubo una reunión dos días antes del plazo de entrega. En esta reunión vino uno de los gerentes de la empresa en la que estábamos, para poder ver como quedaría el resultado final. Un compañero mío, que se encargaba de la arquitectura, y parte del desarrollo intentó decirlo claramente: Esto se va a la mierda, es IMPOSIBLE acabar esto en dos días. Se necesitarían por lo menos 4 meses para tenerlo terminado. Por supuesto llevaba toda la razón del mundo, el proyecto ya no había por donde cogerlo. Pero por supuesto el gerente soltó las típicas frases de jefecillo que no tiene ni puta idea: A ver, la boda se terminará haciendo, al final siempre termina saliendo todo bien, y las bodas acaban felizmente. Nos quedamos todos con cara de gilipollas, ya que este personaje, no tenia ni idea de como estaban las cosas ni parecía hacernos caso. ¿A que no os imagináis el resultado? Al final el cliente vio el percal, y mandó el proyecto a perdidas sin ni siquiera pestañear, y no pagando lo siguiente que había en el proyecto. Así que denuncia va, denuncia viene, la empresa no volvió al cliente jamás perdiendo un montón de dinero.

El último caso del que os voy a hablar, puede que resulte algo técnico, pero para los que tengan un poco de idea de JAVA, verán porque salí de la empresa escopetado. Había que hacer una ampliación para una web de una conocida marca de coches que tiene por símbolo un aspa de avión, que era de alquiler de los mismos. Esta web tenia tantos años, que ya nadie sabía ni cuales habían sido los desarrolladores originales. Empezamos a ver como estaba todo montado, y a la hora de verlo, para entendernos, es como si os encontrarais con las cuevas las de Altamira. Los JSPs eran todo código java, no había ni un solo servlet por ningún lado, y lo mejor de todo, es que el código de los JSPs ¡¡Estaba metido dentro de una base de datos!! Si, como lo oís, código JAVA que se ejecuta en un jsp, almacenado en base de datos. Mi solución a esto fue muyyyy sencilla: Olvidarnos de lo que había, y rehacer la web desde cero. Por supuesto, el jefe de proyecto y el gestor de la cuenta, como en el vídeo de arriba, me dijeron que no me precipitara, que alguna solución habría. La solución fue meter el nuevo código también en base de datos, con dos cojones. Por suerte salí de ese proyecto (Y de la empresa) por iniciativa propia antes de que llegara el tsunami enmarronador, y no supe en que acabó la chapuza que querían hacer.

día de hoy, estoy en una empresa pequeña (Muy pequeña), donde se valora mi trabajo, mi jefe curra tanto como yo, y tiene tanta idea como yo o más, a nivel de programación. Si hay que decirle a un cliente que algo no es posible, se le dice, y se le hace entenderlo (A veces incluso por las malas). Se que encontrar algo así es un autentico chollo, que espero que me dure, porque el día que no pueda seguir donde estoy, no vuelvo a otra cárnica ni loco, antes empiezo a hacer realidad un par de ideas que tengo por mi cuenta, y que llevo dándole vueltas desde hace meses.

Y vosotros, ¿Cual ha sido vuestro proyecto más chapucero/desastroso en el que hayáis estado involucrados?

Gadgeto-adicto

Como buen friki que soy, cualquier cacharrito electrónico siempre me ha llamado la atención desde pequeño. Por lo visto con 3 años, era ponerme en el asiento del conductor de un coche, y yo estaba encantado, por supuesto por esa epoca un coche era lo mas cercano a algo electrónico que había en mi familia a parte de la tele, así que yo era feliz. Lo que pasa es que con los años uno se hace mayor, y con ello mas exigente.

Después de eso, lo siguiente fue un Spectrum ZX+2 con sus cintas para juegos, y su típico ruidito de cargando (Aun me acuerdo del load «» + enter), para después pasar a la primera gameboy, y de ahí ir subiendo gradualmente hasta hoy.

Casio con mando a distanciaLa primera vez que me compré un cacharro realmente friki, fue cuando tenia 12 o 13 años aproximadamente. Me dejé todos mis ahorros de varios años en el trasto mas chulo que habia visto en mi vida. Un reloj con mando a distancia. Probablemente muchos aun lo recordéis, era el Casio CMD-40, y el chico que tenia uno en esos años, simplemente era el amo y señor de la clase. Si, como muchos imagináis, lo use sin compasión cuando los profesores nos ponían algún vídeo en clase, y las risas eran mayúsculas viendo como un profesor, ya entrado en años, intentaba ver porque demonios la tele se cambiaba sola. Todo un show digno de ver.

Si realmente os acordáis de este reloj, habréis oído el rumor de que era capaz de abrir coches ¿Verdad? Bien, pues NO ERA UN RUMOR. Aquí, el que escribe y canta, pudo abrir el Renault 19 de su tío, con su genial relojito. Por supuesto este mando a distancia iba por infrarrojos (Método de cierre por mando que ya ningún coche usa), y dado que el reloj era capaz de copiar cualquier señal de infrarrojos, y almacenarla en su memoria, para después emitirla como si fuera la señal real, tenia que poder abrir el coche.

Este reloj aun lo tengo guardado a buen recaudo porque es una autentica joya para cualquier friki que se precie. Hasta hace relativamente poco, dejé de usar reloj, ya que llevando móvil, era una tontería usarlo. Ahora mismo llevo un Pebble, que para el que no lo sepa, es probablemente hasta la fecha, el smartwatch mas vendido, y que puede resultar muy útil, sobretodo porque la batería dura una semana, y es relativamente barato.

Este sin duda fue el gadget/cacharro mas friki que tuve en mi infancia, junto a el autentico tamagochi, y mi primer reproductor mp3 Samsung Yepp con tarjetas de memoria Smartmedia de 32 megas que tuve, cuando la palabra mp3 para la gente, era como hablarle en esperanto.

Esto respecto a gadgets, porque respecto a juguetes, tener pistolas Lock On, simple y llanamente, fue el sumum de mi infancia friki. Me juego el cuello a que nadie ha oído hablar de esto, porque para la época era algo bastante caro, y no se publicitó mucho. Era un laser tag casero, pero que sin duda solo por su forma de visualizar las vidas que te quedaban, se podía ser el niño mas feliz del mundo. Imaginaos que lleváis una cinta atada a la cabeza, que llevaba un visor como el de los saiyan (Si,habéis leído bien), que era de verdad y donde se veían las vidas. Que baje Dios y lo vea, si todo niño no ha deseado alguna vez tener uno de esos durante su infancia. Era simple y llanamente el mejor juguete que he tenido en mi vida. Eso si,el pack con las dos pistolas, y los dos visores, comía pilas que daba gusto. Pero mis padres lo pagaban encantados con total de verme todo el día con el visor de Vegeta puesto.

Pistolas Lock-ON

Pistolas Lock-ON

Ahora que ya tengo mis ingresos propios desde hace años, mis friki-adquisiciones adquirieron un ritmo muy superior, pero no son tan dignos de nombrar como los anteriores, los cuales guardo todavía con muchísimo cariño, y que a estas alturas aun funciona perfectamente.

Y vosotros, ¿Cual ha sido el gadget/aparato que mas ilusión os hizo? Dejad vuestros comentarios, a ver si entre todos conseguimos hacer una recopilación digna de estar en una vitrina.

 

¿Como resucito mi viejo PC o mi netbook?

¿Cuantos os habéis preguntado esto, después de ver esa torre mugrienta de vuestro ordenador de hace 10 años? O simplemente os ha venido alguien preguntando por que su portátil con 256MB de memoria RAM de cuando empezó la universidad, ahora va lento y se cuelga cada vez que intenta abrir el caralibro.

Mas de una vez he tenido que coger antiguos PCs, para alguien que quería tener un ordenador en el pueblo para lo justo y necesario. O simplemente un portátil de hace siglos del cual, ya no se podría encontrar mas memoria RAM a un precio asequible, o tarjetas gráficas que van por el mismo camino.

El caso más claro de esto, son los netbooks. ¿Alguien se acuerda de lo que es un netbook? Esos pequeños portátiles con capacidad limitada, que te los vendían como si fuera lo mejor para navegar por Internet por un precio muy asequible, pero con la llegada de los tablets, simple y llanamente, han desaparecido. Por supuesto todavía hay gente que los tiene en casa, con el sistema operativo tan degradado, que son incapaces casi ni de arrancarlos. Los netbooks empezaron vendiéndose con Win XP, y luego pasaron a venderse con Win 7 starter, los cuales pasado un tiempo de uso, simplemente funcionan peor que fatal, y se terminan dejando en el olvido a favor de los smartphones o tablet. Pero claro está, antes o después, te da cosa tener el cacharrito ahí parado sin usarse, y nunca te viene mal un sitio para acceder a Internet con un teclado de verdad. Y aquí es donde entra el amigo pringao-informático.

Tux, la mascota de Linux

Cuando necesites resucitar un PC con más años que tu mascota la solución es facil: Linux

Para los que usen el ordenador para ver únicamente el caralibro, Linux es un sistema operativo libre, gratuito, muy seguro, y con una variedad de versiones casi infinitas.

La solución que la gente querría sería volver a reinstalar el windows que venia con el PC antiguo y dejarlo como el primer día. Pero eso es una opción muy mala. Primero porque van a retirar el soporte a Win XP dentro de nada. Lo que significa que ya no se actualizará más, y pueden encontrarse agujeros de seguridad, que ya no se resuelvan, con lo que ello conlleva. Segundo, esa versión ha quedado obsoleta ya desde hace ni se sabe, y no soporta ya la mayoría de aplicaciones actuales, o simplemente el navegador que usa, parece una tortuga a la hora de abrir una página con los pocos recursos de un ordenador tan antiguo.

Hay algunas distribuciones (Versiones para entendernos) de Linux específicamente diseñadas para ocupar poco, y comer pocos recursos del PC, que es justamente lo que necesitamos para estos casos. Para poder instalarlo en los netbooks, vamos a necesitar bajarnos una imagen iso de la distribución linux que elijamos y un pendrive autoarrancable (Dado que los netbooks no suelen tener lector de CDs/DVDs). Si no sabes como se hace un pendrive autoarrancable aquí te dejo un enlace de como hacerlo. Simplemente tendremos que arrancar nuestro PC desde este pendrive (Cambiando el orden de arranque en la bios para que coga el usb como primer dispositivo) y seguir los pasos de instalación. Más fácil no puede ser. Ademas muchas de las distribuciones linux, tienen una opción llamada live por la cual puedes probar el sistema antes de instalarlo y ver si te gusta el entorno.

Os dejo un listado de las distintas distribuciones que vienen bien para resucitar los PCs antiguos:

  • Ubuntu: La distribución mas conocida de Linux a día de hoy. No es muy recomendable para equipos antiguos ya que esta diseñado para ser un Sistema operativo de escritorio actual, pero si está bien para saber que es esto de Linux. Descarga
  • Lubuntu: Una distribución basada en ubuntu, que lleva el escrito LXDE, que a parte de ser muy ligero y moverse bien en casi cualquier ordenador, tiene bastante parecido con Windows, lo que a mi parecer, le hace el candidato perfecto para instalar en los viejos PCs. De hecho cada vez que tengo que revivir uno, es la distribución de Linux que yo uso (Y ya han sido varias veces con buenos resultados en todos los casos). Aquí la descarga
  • Mint: Para muchos la distribución perfecta para equipos antiguos. Yo las veces que la he instalado no he tenido buenas experiencias, pero es cuestión de darle una oportunidad. Descarga
  • Xubuntu: También basada en Ubuntu, pero con un escritorio un poco distinto, XFCE, del que podrías esperar para los que no están acostumbrados a Linux. Descarga

 

Existen infinidad de distribuciones ligeras, pero estas me han parecido las que mejor uso pueden tener a la hora de resucitar un viejo ordenador.

Por supuesto Linux no solo sirve para viejos PCs, sino que es casi con toda probabilidad, el sistema operativo mas estable y seguro. Podéis instalaros Ubuntu junto con windows para ir conociendo este mundo, y veáis que podéis hacer todo (o casi casi todo) lo que harías normalmente sin ningún problema, y con muchísimos menos problemas. Y si luego os veis con ganas de meteros con algo mas complejo, probad Debian, que es la que uso yo actualmente, en la que está basada Ubuntu, y la que a mi parecer es la mejor distribución para un ordenador actual.