Vivir a través de una cámara

Después de una semana de vacaciones en la que no he parado de un lado para otro, me he dado cuenta de una cosa, que empieza a ser demasiado habitual en la gente.

Como ahora todo el mundo lleva un móvil con cámara, lo de hacer fotos es un gesto de lo más habitual para cualquier persona. Lo malo de esto es que es demasiado habitual.

Atardecer a través del movil

Cada vez que voy de vacaciones $LaQueIntentaSaberDeEsto se tira más de la mitad de las vacaciones haciendo fotos, y cuando llegamos a casa, tiene almacenadas entre móvil y cámara, unas 1500 fotos por semana.

Ahora seamos sinceros: De todas las fotos que hacéis estando de vacaciones ¿Cuantas volvéis a ver más de una vez? Estoy seguro de que la mayoría de veces la respuesta es 0. Y si es alguna más, es porque os habéis dedicado a subir fotos a alguna red social y presumir de vuestras vacaciones perfectas pasadas por filtros de postureogram buscando unos cuantos me gusta sin sentido. ¿En serio os merece la pena perder tanto tiempo para tirar fotos desde distintos ángulos a una pelusa que rueda en una esquina de la plaza de un pueblo de diez habitantes?

Este hábito que está cogiendo la gente no es para nada saludable, ya que terminas invirtiendo el tiempo de tus vacaciones en hacer fotos en vez de estar disfrutando realmente de tu tiempo. No digo que no se deba hacer fotos estando fuera, es bastante recomendable, sobre todo si se ve algo interesante, y merece la pena sacar el móvil para hacer una foto. Pero esto es sano, solo si es en momentos puntuales, y no pararse cada cinco segundos para tirar una foto a lo mismo, con distinto ángulo, y después empezar de nuevo el proceso con otra cosa.

Al final la gente no se da cuenta, pero lo que realmente importa de unas vacaciones son los recuerdos que tienes. Y los recuerdos que se tienen siendo así, no son los recuerdos de los sitios donde estuviste, sino el recuerdo de ti, haciendo fotos de los sitios donde estuviste. Al final lo único que recordaras, es que cada minuto no conseguías el enfoque adecuado ni el brillo suficiente, lo que lleva a que tu recuerdo del sitio donde estuviste, es de ti, haciendo fotos al sitio donde fuiste, no del propio sitio en si mismo.

Lo peor de esto, es que no solo se aplica cuando estás de viaje, sino prácticamente en cualquier situación. El llevar un móvil con cámara es tan cotidiano, que la gente vive su vida directamente a través de una cámara. Y lo que es peor, vive a través de una cámara, para poder mostrar su vida a través de las redes sociales para aumentar su ego.

Así que, por favor, si estáis en un sitio que realmente merezca la pena, tirad un par de fotos como mucho, y disfrutad del sitio sin tener que verlo a través de una pantalla, que además la gente que va con vosotros, también acaba harto de tener que esperar 10 minutos a que acabes de inmortalizar la mosca irrelevante que estas intentado fotografiar.

Ya llegó el Pebble time

Después de mucho esperar (gracias a los señores de correos y su gran habilidad para perder paquetes) por fin tengo en mi poder el nuevo Pebble Time, y hace tiempo que quería poder escribir sobre este tipo de relojes.

Pebble Time

Para el que no lo conozca es la segunda versión del smart-watch (Que mal me ha sonado esta palabra siempre…) Pebble, lanzado hace unos años en la plataforma de crowdfunding Kickstarter, y que en esta última versión ha batido todos los records de financiación, llegando al millón de dolares recaudados en tan solo 40 minutos. Ahí es nada.

En este momento ya se puede comprar por el público general por 250€ en España (Que mal le ha sentado el cambio de dolares a euros). El mio lo conseguí a través de la campaña de kickstarter, lo cual lo hace una versión exclusiva que incluye en la parte de atrás una serigrafía de “Kickstarter backer”.

Parte trasera Pebble Time

Desde hace ya unos cuantos meses parece que hay una fiebre por los wearables (llevables/ponibles. No hay una traducción digna para este palabro), que se ha desatado con la llegada del Apple Watch, aunque ya con los relojes que llevan incorporados Android Wear se la ha dado un buen empujón a todo el mercado.

Tanto el reloj de Apple, como todos los que llevan el sistema de Google, llevan una pantalla tactil del mismo tipo que los moviles, lo que hace que el consumo en estos aparatos sea excesivo, y en menos de un dia, tengas que ponerlo a cargar como si fuera tu movil. Y aquí es donde entran las ventajas del Pebble en juego: Este reloj lleva una pantalla e-paper (Que no es tinta electrónica ojo, sino una LCD de ultra-bajo consumo), y además no es tactil. ¿Que se consigue con ello? Que la autonomía del dispositivo se alargue enormemente hasta los 7 días según la gente de Pebble. En la versión inicial del reloj, la pantalla era en blanco y negro, pero en el Pebble Time, han cambiado a una pantalla en color, pero sin disminuir la autonomia, lo que es un gran paso adelante. Eso si, la resolución de la pantalla sigue siendo la misma para poder tener completa compatibilidad con las aplicaciones del Pebble original. Además todo el interface se mueve con 4 botones más que suficientes para realizar todas las acciones necesarias en el reloj, y que influyen a la hora de una autonomía enorme.

Pebbles

El nuevo Pebble Time tiene un cuerpo más delgado, y se siente más ligero que su predecesor, a parte de que su diseño parece menos de jueguete, aunque muchos lo sigan tachando de ello. Por otra parte, su software ha pegado un cambio radical, incluyendo multitud de animaciones entre pantallas, y sobre todo, la inclusión de lo que llaman “Timeline”. Este timeline, no es más que una agenda de eventos futuros (Que se ven pulsando el botón lateral inferior), y eventos pasados (Pulsando el botón lateral superior). A no ser que seas un obseso del control del tiempo, no le sacarás mucho jugo.

Sin embargo lo que si destaca es su forma de manejar las aplicaciones en el reloj. En la versión anterior, tenias la posibilidad de almacenar hasta 8 aplicaciones (Entre aplicaciones y watchfaces) y punto. En el nuevo Pebble puedes tener aplicaciones teoricamente infinitas, ya que las que más se usen, estarán constantemente en la cache del reloj, pero cuando ejecutes una que no lo esté se cargara en el mismo momento desde tu móvil. Tengo que decir que no tenía mucha fe en este sistema, pero al probarlo, simple y llanamente funciona de maravilla.

El cargador de este reloj, sigue siendo magnetico al igual que su predecesor, pero en este caso se encuentra debajo del propio reloj, y no en un lateral como el Pebble original, lo que hace que sea más propenso a poder crear docks que integren facilmente el cargador.

Como podéis ver en la siguiente imagen, mi Pebble original en su dock, no es que tenga una integración muy buena con el cargador.

Pebble Original en el dock

Si esto no es suficiente para que os entren ganas de comprar uno, deciros que Pebble ha dado la opción a la gente, de fabricar smartband, o dicho de otra manera, correas que hagan algo más que la simple función de sujetarlo a la muñeca. Gracias a su conector trasero de carga, se podran crear correas con bateria extra, pulsometro, GPS, o cualquier otra función que se os pueda ocurrir.

Como broche final, deciros que de este reloj no se puede esperar que tenga aplicaciones muy llamativas como Android Wear o Apple Watch, ya que está limitado mucho por su hardware y su interfaz, pero dado la cantidad de desarrolladores interesados en el, hay una cantidad de aplicaciones inmensa dentro de su store. Así que si esperais que haga maravillas el reloj, os equivocais de producto. Con el Pebble tendras todas las notificaciones de tu móvil en la muñeca sin ningún problema y otras opciones muy interesantes, pero no tendrás toda la potencia de un móvil, como parecen querer incluir todos los demás smartwatches, cosa que para mi por ahora, me es más que suficiente, ya que su utilidad real siempre ha sido el mostrar las notificaciones de forma rápida.

Por último, os dejo un pequeño vídeo de “análisis” que he realizado comparando el Pebble Time, con su antecesor, el Pebble original, para que podáis ver más de cerca todo lo que aquí os cuento.

Eso es cosa de frikis

Sí, probablemente si estas leyendo esto, en algún momento u otro de tu vida te han llamado friki. Ya sea porque te encanta todo lo relacionado con la tecnología, tengas un sable láser en tu casa, o las bolas de dragón (O todo a la vez), te habrán etiquetado como friki irremediablemente, más de una vez en tu vida.

Cosa de frikisSegun la RAE la definición de friki es

friki.

(Del ingl. freaky).

1. adj. coloq. Extravagante, raro o excéntrico.

2. com. coloq. Persona pintoresca y extravagante.

3. com. coloq. Persona que practica desmesurada y obsesivamente una afición.

Creo que puedo encajar en alguna definición de esas, pero me temo que esas personas que me llaman friki a mi, también lo suelen ser. “¡Menudo friki eres!” es una frase que normalmente suelen decirme, los que se pasan el fin de semana pegado a la tele viendo partidos de fútbol, con la camiseta de su equipo puesta, gritándole a la televisión que toquen más la bola, o berreando como desesperados cuando se marca un gol. Por no hablar de la tontería de salir a la calle como auténticos animales, metiéndose en fuentes porque un equipo ha ganado algún torneo y colapsando toda una ciudad.

Si estas personas no encajan en la tercera definición, que baje el monstruo del espagueti volador y lo vea. Son unos auténticos frikis del fútbol. Al decirles que son unos frikis del fútbol, suelen decir “pero eso es algo normal, no lo tuyo”. Ah no sabia yo que tuvieras el poder de decidir lo que es normal o no.

Lo malo de estos frikis, es que parece que no usan la cabeza, y os explico el por que. Para ellos, el ser de un equipo de fútbol es lo más normal, y si de repente alguien decide cambiar a otro, es un chaquetero despreciado por todo el mundo. Esto no tiene lógica ninguna. Para ello hagamos una analogía: Fútbol Vs Teléfonos móviles.

Una persona al que le gusta el fútbol, es de un equipo, y dentro de ese equipo, seguramente haya algún jugador que le gusta más que los demás. Eso para alguien a quien le apasionan los móviles, podría ser similar, a que te guste una marca de móviles, y dentro de esa marca, te guste algún modelo en concreto. Ahora… ¿Qué pasa si la marca de móviles que tanto te gusta, deja de fabricar móviles en condiciones y hay unas alternativas mucho mejores? Siguiendo la lógica de los futboleros, si te pasas a otra marca de móvil, serás un paria, un renegado, y tendrás que aguantar burlas durante toda tu vida. ¿A alguien le ha pasado esto por cambiar un Samsung por un Sony por ej.? Por supuesto que no, y dudo mucho que a nadie le vaya a pasar. Yo desde que tengo teléfono móvil, me encantaban los Nokia, eran duros de pelar, funcionaban de lujo, y estaban bien diseñados. Pero desde hace unos años, Nokia se fue al traste, se quedó atrás en la guerra de los smart-phones, y dudé segundo y medio en cambiarlo por un Android (HTC Desire) que funcionaba de maravilla. Creo que ya empezáis a ver por donde voy. Si un equipo de fútbol empieza a ir fatal, a perder todos los partidos, sus jugadores no saben ni correr, o incluso bajan a segunda división, está claro, que lo lógico, sería buscarse un equipo que juegue mejor, y que pueda cubrir tus expectativas. Pero noooo, si haces eso prepárate para que te lluevan hostias de toda la gente de tu alrededor por chaquetero. ¿EN SERIO? ¡En que puñetera cabeza entra que aún te guste un equipo que no sabe ni atarse los cordones de las botas, y te aburre y decepciona cada vez que ves un partido!

También nos echan en cara la cantidad de dinero que nos gastamos en nuestras aficiones, ya sean cómics, merchandising, gadgets o cualquier otra cosa, mientras que ellos año tras año se compran una camiseta que vale un pastizal, pagan una suscripción mensual para ver todos los partidos de la liga, y ya mejor ni hablar de lo que puede valer, ir al estadio en un partido importante.

Por eso mismo, discutir con esta gente que te llama friki, es como darse de cabezazos contra una pared, porque la única neurona que tienen, la usan para gritar, cuando están viendo a 22 tíos en pantalón corto pegar patadas a una pelota para meterla dentro de una red.

Por eso, cada vez que os llamen friki, la contestación debería ser: ¡Y a mucha honra! Aunque no tanto como tú. Y acabar ahí la conversación, que discutir contra una pared, solo hace que acabes con dolor de cabeza.

 

Linux a presión

Hablando con unos familiares míos el otro día, salió el tema de comprarse un nuevo PC, y los requisitos que tenía que tener (Alguien ha gritado PRINGAO!!?? Pues ya estáis tardando en hacerlo) para que funcionase en condiciones. Por supuesto empezaron con lo de siempre: Solo lo quiero para navegar, ver el correo, y editar documentos. Ya empezamos… como si no nos conociéramos…

-¿No lo vais a usar para jugar no?
+Bueno, queríamos instalar SOLO el juego ultra-mega-la-rehostia.
-Lo que viene a ser que entonces no lo queréis SOLO para lo que me dijiste.
+Ya, pero es solo un juego, eso no importa.
-Ya claro, y yo quiero ir en avión, pero da igual que el avión no tenga alas, no es algo que me importe.
+…

Visto la situación, les solté un chorro de especificaciones mínimas, y cuando más o menos les dije lo que podía costar, se echaron las manos a la cabeza por supuesto. Lo de siempre, quieren una nave espacial, por el precio de un patinete.

Les propuse una solución más fácil y lo más económica que podría haber: Practicarle a su PC, una resucitación estándar de las mías. Por supuesto al oír que su PC podría ir bien, y que aunque no pudieran jugar, no les costaría un euro, empezaron a dar botes de alegría. Hasta que les dije que lo que tendría que instalar era un Linux.

Ya se armó la gorda de nuevo. ¿Alguien se acuerda el lío que tuve con mi luser cangrejo, y el portátil? (Fue la razón de porque ya me niego a instalar Windows sin pasta de por medio) Pues empezaron con lo mismo, que si Linux es difícil, que si no lo van a entender, que si no se puede hacer de todo… Misma verborrea de siempre cuando uno no quiere probar cosas nuevas, y que encima te está recomendando alguien que tiene idea de lo que habla.

Su decisión: Comprar un ordenador nuevo. ¡CON DOS COJONES! ¿Alguna vez he dicho que parece que la gente no me escucha? Pues lo repito por si acaso no os habéis enterado: LA GENTE NO ME ESCUCHA.

Todo esto viene, porque desde hace algún tiempo quería escribir sobre este tema: Linux

Llevo unos cuantos años ya como usuario de Linux (Más o menos desde 2001), usando distribuciones como Mandrake (Ya desaparecida, RIP), Red HatUbuntu, y ahora mismo Debian. Esto respecto a mi PC principal, porque en mi netbook que tiene la tira de años, estoy usando la distrubución Lubuntu, que es una derivada de Ubuntu, con un escritorio ligero y aplicaciones poco pesadas. Este último es el que uso para la resucitación estándar, y todos a los que se lo he instalado han acabado más contentos que nada (Excepto mi luser cangrejo al que intento adoctrinarle por las malas desde hace un tiempo).

Con Lubuntu, además se le puede dar el aspecto de Windows XP para que el usuario cabeza-cuadrada se relaje un poco, y le sea más fácil adaptarse (Ya ves tu, cambiarle cuatro iconos, el fondo de pantalla, y el estilo de las ventanas hacen que sean felices, pobrecillos…). El escritorio queda de esta forma

Lubuntu XP

Ponle esto a cualquier luser, y se pensará que tiene un windows genial. Os dejo el enlace al tutorial http://www.makeuseof.com/tag/make-lubuntu-look-like-windows-xp/ de como hacer esto, y el archivo necesario al que hacen referencia en el tutorial por si acaso el enlace de descarga falla: Lubuntu XP

Con todo esto lo único que pretendo es intentar concienciar a la gente, para que deje de pensar únicamente que un PC lleva siempre Windows, cuando en realidad, un PC no es más que una caja, con el que tu puedes hacer lo que te de la gana, e instalándole un Linux, veréis que no querréis volver jamás a Windows (A no ser que sea para jugar, aquí no queda mucha más opción, aunque día a día con Steam para Linux empieza a haber cada día más juegos disponibles) sabiendo que no hace falta un antivirus, que las actualizaciones son inmediatas y poco intrusivas, y que el sistema no se termina degradando tan fácilmente como para ser casi una tortuga.

La pereza del móvil

Hace ya unos meses cree un blog para $LaQueIntentaSaberDeEsto para que los días en la mayor empresa de España se le pasaran algo más amenos, y en un futuro pudiera tener una carta de presentación 2.0 (Eso que tanto gusta a los de recursos pseudo-humanos). Ya que estaba también, le dije que abriera algunos perfiles en redes sociales para darle un poco de bombo a lo que escribiese y que la gente fuera conociéndolo.

Lo malo de esto, es que $LaQueIntentaSaberDeEsto parece que no entiende lo que le digo del todo, ya que justamente lo está haciendo al revés: En vez de escribir mucho en el blog y publicarlo por redes sociales, se dedica a publicar multitud de cosas en redes sociales, pero a escribir nada en el blog, con la consecuencia de que el wordpress lleva cogiendo polvo desde hace meses sin ninguna entrada nueva, mientras que en postureogram, no hace más que colgar fotos día si y día también sin relación alguna con el blog.

Y… ¿Qué tiene que ver todo esto con el título del post? Os preguntareis. Viene a que el problema de todo esto, es el maldito móvil. Está tan enganchada a él, que lo de encender el PC y ponerse a escribir algo, es como si tuviera que hacer tres iron man seguidos, y justo después escalar el Everest marcha atrás, con los ojos vendados y cantando el lalala.

Lo malo es que no es solo a ella a la que se le ha soldado con adamantium el móvil a la mano, la gran mayoría de gente está igual. Esto no sería malo si se usase con un poco más de cabeza, peeeeeero, la gente, en general, no usa la cabeza (Esto es un hecho). Se han convertido en simples zombies de Internet. Y esto viniendo de alguien que se pasa muuuuuchas horas pegado a una pantalla por su trabajo y por afición, ya es mucho decir.

iZombie

El scroll infinito del postureogram viendo fotos, pulsando en me gusta (Nunca he entendido lo del me gusta ¿Pagan por la cantidad de me gusta recibidos? Como programador entiendo el sentido, recopilar datos de personas en plan Gran Hermano para luego bombardearle con publicidad hasta la saturación, pero como usuario, los me gusta sirven para… yo que se!) sin sentido alguno, es exactamente como ponerse delante de la tele con programas del corazón y vaciar la cabeza de cualquier pensamiento que puedas tener, hasta que estés enganchado.

Por eso mismo ahora usar cualquier otro aparato que no sea el adorado móvil está descartado, lo que implica que si necesitas hacer algo con el PC, no lo harás porque te da pereza no poder hacerlo con el móvil. Vale, que si, que se puede escribir un post en wordpress desde el móvil con la aplicación, pero intenta tu darle un poco de formato al post desde un móvil para que tenga sentido, y luego me cuentas cuantas neuronas has perdido por el camino, antes de desistir en tu empeño. La cosa es que antes, como no había móviles-más-inteligentes-que-tu no te quedaba más remedio que ponerte delante de un PC, y ya estando ahí, la pereza se reducía para poder crear algo más elaborado. Pero como todo, los tiempos cambian.

¿Qué consecuencia tiene esta pereza móvil? Que al final el contenido que se genera, es un contenido insulso, temporal, que una vez visto, nunca jamás te acordarás de ello, y que como intentes buscarlo de nuevo, te costará más que levantarte un día de invierno de debajo de la manta; mientras que si escribes un post con contenido organizado, con sentido, la gente podrá volver a el para ver la información mucho más rápido, por no decir que, con un blog puedes llegar prácticamente al 100% de la gente que use Internet, mientras que con las redes sociales, no podrías tener el mismo alcance, ya que (aunque parezca que no es así ahora mismo) no todo el mundo usa las redes sociales.

Así que queridos iZombies ¡SOLTAD DE UNA PUÑETERA VEZ EL MÓVIL! ¡Que lo usáis ya hasta para bañaros! Dadle un poco más a las neuronas, y en vez de consumir ciber-cotilleos cread algo con un poco de más de sustancia que un Me gusta y un comentario de “xD”.

Gente comprometida con el proyecto

Después de unos cuantos años trabajando como desarrollador, he llegado a una conclusión: Se puede identificar una cárnica (Empresa IT que nos vende al cliente al peso) a leguas de distancia. Estas cárnicas prácticamente tienen las mismas características, lo que hace que cuando se busca empleo sea muy fácil evitarlas.

Por mi experiencia, si te encuentras algunos de los tres rasgos siguientes en vuestra empresa, enhorabuena, estás en una cárnica con todas las de la ley.

Si en cualquier oferta de empleo que realizan, siempre se definen como empresa líder en el sector, entonces charcutería a la vista. La cosa es que, en serio, se creen que son lideres en algo, y por desgracia lo son: Son líderes en subcontratar gente a otras empresas y luego olvidarse de ellos excepto por la nómina. Si ves esto en cualquier oferta de Internet, y no quieres morir en el intento, evítalo como la peste.

Otra tontería que ahora les ha dado a estas cárnicas, es lo que se ha dado por llamar Dress Code estricto. Para los novatos en este tipo de empresas, lo que significa es ir vestido con traje obligatóriamente. Creo que nunca llegaré a entender la mentalidad de las empresas que obligan a esto. Te pondrán la excusa de que es para dar buena imagen al cliente, pero somos lo que somos: Informáticos, nuestra imagen es nuestro trabajo bien hecho. Está claro que esta mentalidad es típica de empresaurios que siguen viviendo en el pasado de la consultoría, y que se creen que una corbata hace milagros. Respecto a esto siempre he tenido una duda trascendental: Si cuando entras a trabajar en una tienda por ej. donde te requieren un uniforme, ellos te dan ese uniforme, pero… ¿Porque en una cárnica no te pagan ellos el traje? Al fin y al cabo es el uniforme que te exigen, así que no deberías ser tu el que tenga que gastarse el dinero en algo que ellos te exigen. La mayoría de informáticos nos pasamos ese Dress Code por donde nos da la gana, y nuestro uniforme suele ser el siguiente: Vaqueros, zapatillas deportivas y camiseta (Cuanto más friki sea la camiseta, mejor).

Estas maneras de reconocer una cárnica son muy fáciles, pero sin embargo hay una forma, que es mucho más sutil, pero todavía más peligrosa que las dos anteriores. Si en una entrevista de trabajo, o ya trabajando en una empresa os dicen la frase: necesitamos gente comprometida con el proyecto, entonces ¡ALERTA! ¡ALERTA! ¡MARRÓN INCOMING! Suena a frase típica de recursos pseudo-humanos, y por desgracia también suena muy inofensiva. Sin embargo es la frase más peligrosa que os pueden decir, porque su significado es muy distinto. Si os dicen que necesitan gente comprometida con el proyecto, lo que significa es que necesitan gente que no le importe echar horas extras gratis, cuando ellos digan, y porque ellos lo digan. Si algo se debe aprender de estas cárnicas es que no se les debe dar la mano, porque te cogen el brazo. Si os dicen de echar horas extras para terminar el proyecto, decidles directamente que no, al fin y al cabo, tu no te vas a llevar ningún incentivo por acabar el proyecto antes, la culpa del retraso no es tuya, porque con toda seguridad es un problema de planificación del proyecto, en el cual, tu no has tenido poder de decisión para definir los tiempos, y para rematar la faena, la gente no trabaja gratis. Por supuesto intentarán chantajearos con que vuestros compañeros se van a quedar y no estaría bien que tu te fueras a tu casa. Si mis compañeros son idiotas y no quieren ver que les están tomando el pelo, allá ellos. Y en el remoto caso de que esas horas sean remuneradas, no serian remuneradas con dinero, sino con días de vacaciones. Esto mejor no aceptarlo ni aunque tengas mucho estrés acumulado, porque el día que algo vaya mal, ¡¡Ahh se siente!! nadie sabe nada de esos días de vacaciones acumulados con horas extras, porque nadie lo ha anotado por ningún lado. Además ¿Que compromiso más grande con el proyecto hay, que ir a trabajar todos los días en el? Ese es el verdadero compromiso.

Una verdad sobre los desarrolladores, es que, las horas extras, son absolutamente inútiles. Nuestro trabajo requiere de un esfuerzo mental la mayor parte de las veces, que hace que después de una jornada laboral de 8 horas, hasta nos hayamos olvidado de donde vivimos. Así que, si se echan horas extras, son completamente inútiles, ya que el trabajo que podamos hacer en ellas, será una chapuza, y además, al día siguiente tendrás que rehacer ese trabajo que hiciste a ultima hora, ya que no funciona como debe. Lo que significa que estas gastando esas horas extras, y las primeras horas del día siguiente, en rehacer el trabajo, y la consecuencia es que se han perdido más horas, de las que se deberían haber ganado.

Espero que esto os haya servido de guía para poder identificar estas cárnicas con más facilidad, y evitarlas cuando busquéis trabajo, o si ya estáis en una, evitar que os mangoneen más de lo debido.

Si queréis un consejo, buscad trabajo en cliente final (Que no sea un estirado y donde no vayan todos trajeados de punta en blanco) y con contrato en el mismo cliente final. Si os sale bien, encontrareis probablemente un trabajo medianamente digno.

 

 

Las aplicaciones nunca son gratis

En el mundo Android hay la sensación de que todo es gratis, y lo que no es gratis, debería serlo. Sólo hace falta entrar en el Play Store y ver la cantidad de aplicaciones gratuitas que hay para descargar. Por eso cuando ven una aplicación que cuesta dinero, el botón de atrás, se pulsa casi sin tener que tocarlo.

El otro día, una persona que contactó conmigo por Internet, me pregunto que si podría ayudarle con una aplicación que quería hacer. Le contesté que podría darle clases de programación, que al fin y al cabo, también doy clases particulares. La excusa que me puso, es que le costaría mucho tiempo aprender, y que no se le daban bien esas cosas, así que me pregunto que si costaría mucho hacerla. Me contó lo que tenia en mente, y al decirle que no llevaría menos de dos meses, que como poco le cobrarían 3000 euros, y eso solo si al final no tiraba de ningún servicio web, que entonces se podría casi duplicar, creo que se acojonó y me dijo que no sabía que pudiera costar tanto tiempo y dinero. Claro amigo, una aplicación complicada que tiene trabajo para dos meses de un ingeniero, vale lo mismo que dos cafés.

Esta parece ser la realidad que impera hoy día: Lo que no puedes tocar, no debería costar dinero alguno.

Y me temo que esto en España, está demasiado extendido. La gente se gasta una pasta en móviles de gama alta como si le sobrase el dinero, pero cuando tienen que pagar menos de un euro por una aplicación… ¡Menuda estafa, yo no voy a pagar un euro por una aplicación! Y lo peor de todo, es que esto, no es solo de la gente que no se dedica a la informática, sino que muchos de nuestro gremio, piensan igual, aun a sabiendas de todo el trabajo que hay. Cuando tienen que pagar por una aplicación que van a usar a todas horas, primero van a Internet, a ver si pueden encontrarla pirata, y si no la encuentran, no la bajan.

A ver, pensemos un poco, si necesitas pintar la casa, y no tienes ni idea de pintar, lo que primero que se te pasa es llamar a un pintor. Y en ese momento se da por hecho, que el pintor te cobrará por el trabajo, y no hay ningún problema con ello, porque al fin y al cabo es un trabajo. Pero luego el resultado es que simplemente tus paredes tendrán color, no será algo que realmente vayas a poder tocar y usar, simplemente es un color. Y aun así le pagarás al pintor por su trabajo.

Pues lo mismo se aplica a los programadores. Hacemos un trabajo, y cobramos por ello. Es más, en el Play Store la mayoría de las aplicaciones de pago tienen precios ridículos, muchas ni siquiera llegan a un euro. Así que ¿Porque demonios no pagarlo? Sobre todo si es algo útil que vas a usar en todo momento.

La única alternativa para los desarrolladores, es incluir publicidad en sus aplicaciones, y así ganar dinero por otros métodos. Pero claro, si te bajas una aplicación con publicidad ya estarás quejándote, porque menuda pesadilla el tener que aguantar esos anuncios. ¿No quieres pagar? Pues entonces tendrás que comerte la publicidad, no hay otra ¿O es que acaso en la televisión que no es de pago te indigna que haya anuncios? Pues eso.

Yo en su día pagué la aplicación Locale a casi 10 euros. Y lo pagué con gusto, porque era una aplicación, que me automatizaba todo el proceso de cambiar volúmenes, conectar y desconectar datos, y otras tareas que hacía a diario. Una aplicación que merece la pena, que luego sustituí por Tasker, que vale todavía más la pena, y por la cual, por supuesto, pagué lo que correspondía. No tuve ningún problema en pagarlo, porque sabía que era un dinero bien invertido, y que el producto me sería útil las 24 horas del día.

Es la misma situación que los que se niegan a pagar por Whatsapp, porque debería ser gratis. Amigos míos, por Whatsapp no se debería pagar por multitud de razones, pero no por el hecho de que tendría que ser gratis. Whatsapp es una chapuza con todas las de la ley, no es la primera vez que lo digo, y yo no pago por chapuzas. Sin embargo, si fuera un buen producto, estaría encantado, porque un servicio que me ahorra dinero cada día, es algo que merece la pena. Yo uso alternativas gratuitas como Telegram o Hangouts, pero si fueran de pago no me importaría, ya que si que me parecen buenos productos. Pero el no pagar algo por la simple razón de que la gente cree que tiene que ser gratis, lo siento pero eso es de hombres prehistóricos.

Si realmente tienes esta mentalidad, piensa en si te indignarías porque en un bar, pides un café, y encima tuvieran la cara dura de cobrártelo ¿Que panda de ladrones no?.

Así que la próxima vez que queráis una aplicación de pago, y penséis que tu no vas a pagar por algo así, piensa en esto: ¿Querrías que te pagasen por el trabajo que haces tu? Ahí lo dejo.

Los mini móviles

Nokia 8210No se si alguien se acuerda del Nokia 8210. Es una pequeña joya que yo todavía guardo, y que me funciona muy bien en caso de emergencia. Este móvil (al menos para mí) llego a ser realmente el máximo exponente de como hacer bien las cosas ocupando un espacio ridículo. Además es uno de los teléfonos que realmente dio un impulso a las carcasas intercambiables, con lo que llegó a tener un éxito enorme.

Durante años lo llevé en el bolsillo sin que me diera cuenta, y es el responsable de que no necesite ni bolsos, ni bandoleras, ni nada por el estilo para poder llevar mis cosas, ya que siempre puedo llevar en los bolsillos todo lo que necesito.

Y ¿A que viene todo esto? Viene a que la gente que aún quiere tener un dispositivo móvil de un tamaño reducido lo pasamos difícil para encontrar algo que se adecue a nuestros gustos. Ahora prácticamente ningún teléfono móvil de alta gama tiene menos de 5 pulgadas. Y estos móviles ya sobresalen de la mayoría de los bolsillos de cualquier persona, por lo cual no es demasiado seguro, por decirlo de alguna forma.

Ahora mismo (Abril del 2015) solo hay dos opciones realmente interesantes en el mercado para gente que tiene la misma opinión que yo: El Xperia Z3 Compact, y el Z1 Compact (El que yo tengo, y que es la versión anterior al Z3).

Z1 Compact Vs. Z3 Compact

La diferencia es mínima entre estos dos terminales. El Z3 Compact tiene un poco más de pantalla que el Z1 Compact, aunque manteniendo el tamaño del terminal. Esto se consigue aprovechando mejor los bordes del dispositivo. A parte también lleva un procesador de una generación posterior, mejor batería, mejores acabados etc… Pero en lo que es relativo al tamaño son idénticos. He tenido los dos en la mano, y aunque se notan las diferencias, en la práctica el uso es el mismo.

Estos son los móviles de gama alta con un tamaño más reducido, porque luego están los denominados móviles “mini”. Estos terminales no son más que móviles con pantalla más reducida que su hermano mayor de mismo nombre, pero con características reducidas en todos los aspectos, convirtiéndolos así en un gama media, o incluso gama baja, lo que hace que muchos de nosotros los descartemos automáticamente.

Pero lo más ridículo que esta pasando de un tiempo a esta parte, es que los móviles mini que están saliendo al mercado es que ¡Ya son de 5 pulgadas para arriba! Ejemplo de esto es el LG G3s con las 5 pulgadas antes mencionadas.

¿¡Es que nos hemos vuelto locos o que!? Llamar mini a un móvil de 5 pulgadas, tiene tanto sentido como llamar mini a este vaso (Aunque si buscamos la historia tiene un poco más de sentido su nombre, aunque no mucho).Mini

Por mí parte, empece en Android con un móvil de 3.7 pulgadas, que se me hacia realmente cómodo. Después pasé a uno de 4 pulgadas, que seguía siendo cómodo, y ahora estoy en uno de 4.3 que todavía me resulta fácil manejar, y hasta podría pensarme el pasar a uno de 4.6 siempre que tuviera el mismo tamaño que el que tengo actualmente. Pero uno de 5… Todos los terminales de 5 pulgadas que han pasado por mis manos me han resultado bastante incómodos de manejar a una mano, y eso que mis manos son del tamaño de barcos, y ni aun así consigo hacerme con ellos. Se que dicen que en cuanto pruebas uno de ese tamaño, ya no quieres volver a algo más pequeño. Pero es que si quiero algo más grande, es cuando estoy en casa tranquilo, y para eso ya tengo un tablet de 10 pulgadas, o mejor aún, un PC con dos monitores de 23 pulgadas cada uno.

Así que me parece que cada día estoy más solo en esta batalla contra los móviles grandes, porque dentro de nada necesitaremos una maleta para llevar nuestro móvil de un lado a otro.

Las llamadas (gratis) por Internet

Mucho se está hablando estos días de las llamadas gratis por Internet, debido a su incorporación a guachap.whatsapp-logo

Estas llamadas no son nuevas ni mucho menos. Desde hace tiempo guachap va por detrás en todos los aspectos (sólo hay que ver la mega-chapuza que se han sacado de la manga con whatsapp web), y ahora intentan vendernos estas llamadas gratis a través de Internet como algo revolucionario, cuando desde hace tiempo, estas pueden hacerse con Viber, Skype, Hangouts (Esta con posible vídeo llamada múltiple), y muchas otras aplicaciones. Es más, hasta con el difunto msn messenger podían hacerse. Como podéis ver no han inventado la rueda ni mucho menos.

Lo malo de esto es que la gente cree que estas llamadas son gratis, y no podrían estar más equivocados, porque de hecho estas llamadas hasta le cuestan dinero a la persona a la que se llama.

Explicación breve de como funciona esto: Las llamadas, no son más que datos que se transmiten como tal, solo que son interpretados por los dispositivos como audio, y se reproducen como sonido bidireccional (De entrada y salida a la vez). Lo que quiere decir que tanto el dispositivo origen como el dispositivo de destino, están recibiendo datos a través de Internet cuando se hacen estas llamadas gratuitas.

Llegado a este punto, no se si ya os habéis dado cuenta a donde quiero llegar. No son gratis, porque estás consumiendo datos de tu tarifa de Internet, y ojo, que si tu estás llamando, no solo estas consumiendo de tus datos, sino que la persona a la que estás llamando también está consumiendo datos de su tarifa, ya que recibir datos también cuenta como tráfico consumido.

Esto puede ser muy bonito si las dos personas están a través de conexión Wifi, ya que estas conexiones suelen ir asociadas a tarifas planas donde no importa lo que consumas. Este es uno de los dos escenarios donde las llamadas VoIP (Voice Over IP, que es el término exacto con el que se definen a las llamadas por Internet) valen realmente la pena.

Ahora cambiemos el escenario: Tu estás a través de una conexión Wifi, pero la persona a la que llamas está en la calle usando su tarifa de datos contratada en el móvil. Tu estarás la mar de contento, porque ni gastas datos de tu tarifa, ni gastas dinero en una llamada, pero la persona a la que llamas, si que le está costando dinero, ya que está consumiendo datos de su tarifa contratada, lo que lleva a que tenga menos datos para cosas que el considere importantes. Y a la inversa igual, si alguien te llama a ti, y no estas mediante conexión Wifi, gastarás de tu tarifa de datos, mientras que si te hubieran llamado por el sistema tradicional, tu no estarías gastando nada. ¿A que ahora ya no suena tan bien las llamadas por Internet?

Desde mi punto de vista hay otro escenario donde realmente merece la pena usar las llamadas VoIP. Cuando estás en el extranjero, y puedes tener conexión Wifi, por ejemplo a través de las conexiones gratuitas que ofrecen los hoteles. Por desgracia el roaming no se ha eliminado como se estuvo intentando, así que las llamadas internacionales cuestan una pequeña fortuna. Es más, cuestan incluso aunque te llamen a ti, lo que ya si que no es nada agradable. Por lo cual en este escenario, merece la pena que si el destino está en otro país, consumir un poco de tarifa de datos de la persona a la que se llama, compense ese consumo de datos.

Estas llamadas no consumen un volumen de datos excesivo, pero sigue siendo consumo de datos, por lo que si abusamos de ellas, todo el volumen de datos que tengamos contratado se nos irá al traste rápidamente.

La conclusión de todo esto es bien sencilla: ¿Prefieres usar tu tarifa de datos para navegar, mandar mensajes, ver vídeos, etc… o poder hacer llamadas más baratas?

Mi elección está clara: Si ando con conexión móvil en vez de Wifi, no pienso aceptar ninguna llamada VoIP a no ser que sea de alguien que esté en el extranjero, ahorrándole así un poco de dinero a la persona que me llama.

 

 

El miedo a la tecnología nueva

Nunca entenderé la frase “es que tengo miedo a cargarme algo”. Ya se que la gente es patosa por naturaleza, y una manazas, pero no intentar aprender algo por el hecho de estropearlo tiene un delito enorme.

Aunque después de mucho tiempo he observado que la gente no es realmente patosa, es que simplemente es vaga de cojones. 

Si no sabes algo tienes dos opciones muyyyyy simples:

  1. Aprendes como hacerlo, que Mr. Google tiene la solución a muchos problemas, y te lo suele poner todo en bandeja.
  2. Lo llevas a un especialista que se dedique a ello, y lo más importante: pagas el servicio, que tu NO quieres hacer/aprender.

Lo malo de esto es que hay una tercera opción que no debería existir: Llevárselo a un conocido que puede tener algo de idea, y que te lo mire por la patilla.

El día que se me estropeo el lavavajillas, vino un técnico a casa, y al revisarlo me dijo que había una fuga en el motor y que habría que cambiarlo, pero que saldría casi mas caro que cambiarlo entero. Después de esto decidí cambiar el maldito cacharro estropeado. La cosa es que este señor, me cobro 30 euros por venir. Y se los pagué sin objeción alguna. ¿Por que? Os estaréis preguntando, ya que venir a casa, decirme que tengo que cambiar el electrodoméstico, y cobrarme 30 euros es un robo. Pues no señor, estáis equivocados. No me quejé básicamente porque yo no tengo ni idea de esto, y sinceramente no se donde podía estar el error sin tener que desmontar el maldito cacharro, y el tecnico SI sabía que le pasaba, y su tiempo y experiencia en esto, no es gratis.

Una vez leí que no te pagan por el trabajo que haces, sino por lo que sabes hacer. Por eso básicamente algunos trabajos están mejor remunerados que otros. No es lo mismo, adquirir el conocimiento de repartir propaganda en la calle, que aprender a diseñar un circuito electrónico. A lo mejor el tiempo que lleva hacer estos trabajos es el mismo, pero adquirir esos conocimientos tiene costes (No solo económicos, sino de esfuerzo también) distintos.

Por eso cuando me decido por llamar a un profesional para que revise algo, comprendo que la propia revisión también lleve un precio a pagar. La cosa es que si no quieres hacerlo tu, no tengas la caradura de ir buscando a algún semi-conocido que te lo haga gratis, y paga el servicio técnico.

Volviendo al tema principal, el miedo a no tocar nada, es simplemente vaguería de aprender. Importar los contactos de tu tarjeta SIM a la cuenta de Gmail, no conlleva ningún riesgo, y los pasos son muy simples, pero si te buscas al pringao para esto, es simple y llanamente que no has querido abrir google, poner “como importar contactos en gmail desde tarjeta sim” y pulsar en el primer resultado. La excusa de que no lo hago por si me cargo algo, es irrelevante y mezquina, mientras no seas tan lerdo de no pulsar en ningún sitio que ponga ELIMINAR, BORRAR o FORMATEAR no pasará nada catastrófico (Lógica pura y dura por otro lado). Y esto es solo un ejemplo de la pereza de la gente del día a día.

Así que queridos manazas: Tocad la tecnología, y aprended cosas, aunque sean básicas, que hasta los que sabemos de esto, en algún momento hemos tenido que aprender a hacerlas.